Connect with us

Noticias

Arranca la nueva era de Holan en la UC: los que ganan y los que pierden con el retorno del DT argentino

Published

on

Universidad Católica anunció su nuevo entrenador. El conjunto cruzado informó del regreso a las estribaciones de Ariel Holan, entrenador que estará a cargo de reemplazar a Cristian Paulucci, quien dejó el club por malos resultados. La llegada del técnico campeón del Torneo Nacional 2020 con los Cruzados seguramente modificará el esquema de juego del equipo marginal. Mientras que algunos jugadores ganarán terreno, otros lo perderán.

El trasandino es conocido por su exigencia. Es un DT que siempre busca que sus pupilos saquen su mejor versión. Y por eso sus jugadores tendrán que acostumbrarse a su ritmo, uno que seguramente sacará el nivel más alto de sus objetivos. Pero no habrá lugar para todos.

Uno de los que se beneficiará de su llegada será Ignacio Saavedra, que fue suplente en la última etapa de Paulucci en el banquillo. El centrocampista había sido titular y clave en los cuatro títulos que ganó el club desde 2019, jugando la mayoría de los partidos de esas temporadas como titular.

Sin embargo, desde que El Flaco tomó el mando, pocas veces se vio a Saavedra en la cancha. La razón fue claramente una decisión técnica del estratega, que optó por no contar con Nacho desde el inicio en varios de los partidos de 2022, pese a su importante papel en el pasado.

Con Holan la situación podría cambiar. El mediocampista fue uno de los más destacados en el primer ciclo del entrenador en San Carlos de Apoquindo. De hecho, lució uno de sus niveles más altos en un empate cruzado que tuvo pocos puntos bajos durante el 2020. Aunque su desempeño decayó con el anterior estratega, Seguramente para el nuevo DT recuperar a Saavedra será uno de los objetivos.

En tanto, quien podría complicar su presencia en el equipo estrella es Sebastián Pérez. A pesar de que siempre responde el arco del equipo de Precordilleras, sus errores en sus pases le podrían costar su posición con el argentino, quien no perdona el mal toque en su equipo.

El arquero tendrá una dura tarea, mientras que Nicolás Peranic, su principal rival en el puesto, tiene una oportunidad. El ex Deportes Melipilla tendrá opciones de meterse en el once inicial, si su juego con los pies convence al estratega del elenco cruzado.

En el centro del campo, Diego Buonanotte asume que tendrá la tarea más difícil. Bajo el ciclo anterior de Holan, el exjugador de River Plate, en muchas ocasiones, no fue convocado. Nunca logró convencer a Holan.

Una vez que el actual entrenador de la UC abandonó el banquillo de la precordillera, Buonanotte se descargó. “Ariel era más cerrado en su estructura, en su sistema y en su forma. Quería dos extremos rápidos, que corrieran hacia el espacio, que tal vez no fueran tan técnicos, pero que tuvieran velocidad.”, dijo en entrevista con La Tercera. “Cuando me tocó a mí entrar, Ariel quiso que hiciera lo mismo que Lezcano. Y yo le dije: ‘Ariel, yo no puedo hacer lo mismo que Gato, porque no tengo la velocidad ni la potencia que tiene él’. Tengo otras características para jugar de lateral derecho, pero Ariel tenía su forma y lo entendí, porque para eso está el entrenador y respeto sus decisiones.añadió el Enano.

En la UC, seguramente, empezarán de cero. Holan armará un equipo que se ajuste a su exigente esquema, por lo que los jugadores deberán mostrar un rendimiento superior al mostrado en la primera parte de la temporada. En el piedemonte no quieren perder más tiempo ni seguir perdiendo terreno en los torneos que están disputando.

#Arranca #nueva #era #Holan #los #ganan #los #pierden #con #retorno #del #argentino
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Noticias

Avinash Paliwal, experto en Sudeste Asiático: “La junta en Myanmar no se muere por el respaldo o el reconocimiento diplomático de Occidente”

Published

on

En la mañana del 1 de febrero de 2021, el Parlamento de Myanmar tuvo que refrendar los resultados de las elecciones nacionales celebradas en noviembre de 2020 y formar el nuevo gobierno. La Liga Nacional por la Democracia, encabezada por la Premio Nobel de la Paz de 1991 Aung San Suu Kyi, había ganado estas elecciones con el 83% de los escaños disponibles.

Sin embargo, el Ejército de Myanmar, conocido como Tatmadaw, dio un golpe de Estado ese día, acusando al líder civil de corrupción y fraude electoral. Junto a ella, muchos de sus allegados en su gobierno anterior terminaron en la cárcel, lo que obligó a muchos a exiliarse. Los meses que siguieron estallaron en protestas contra la junta militar que tomó el poder, encabezada hasta el día de hoy por el general Min Aung Hlaing. Los soldados comenzaron a disparar contra los manifestantes en las calles y miles de personas fueron encarceladas.

A partir de entonces, una resistencia armada comenzó a organizarse dentro del país, dando paso a una guerra entre el Tatmadaw y las fuerzas rebeldes a favor de la democracia. Un gobierno en el exilio, el Gobierno de Unidad Nacional, apoya a estas fuerzas y denuncia una serie de violaciones de derechos humanos perpetradas por los militares en el poder.

Avinash Paliwal tiene un doctorado en Ciencias Políticas y Estudios Internacionales, y es Director Adjunto del Instituto SOAS del Sur de Asia, en la Universidad de Londres. En entrevista con Terceroel experto detalla la situación, dos años después del golpe, en la antigua Birmania.

¿Qué está pasando ahora mismo en la guerra civil de Myanmar? Algunos líderes del bando rebelde afirman que controlan la mitad del territorio.

Es una situación muy ligada: de momento no hay un “lado dominante”, es una especie de “tablas” en ese sentido. De todos modos, la junta militar controla la mayoría de las ciudades más pobladas, los cayos, y eso es importante, porque podría controlar las 3/4 partes del territorio y aún así no gobernar. La mayoría de las ciudades están bajo el control de la junta, e incluso cuando el campo es mucho más disidente.

Hay mucho apoyo popular a la resistencia, y se han vuelto muy fuertes militarmente, en comparación con cómo era la situación hace dos años, cuando se produjo el golpe. El Ejército está teniendo problemas: ha habido muchas deserciones, muchas bajas, y están utilizando sobre todo la Fuerza Aérea, más para bombardear lugares que para controlarlos efectivamente con soldados. Eso demuestra que están tratando de usar el poder asimétrico para complicar las cosas, para hacer retroceder la resistencia.

En cualquier caso, no podemos decir que la junta, el Tatmadaw, esté cerca de colapsar. Todavía tienen mucha “liquidez”, en cierto modo, y déjame explicarte: la junta tiene el control de los sectores donde se lleva a cabo el narcotráfico, por lo que mucho del dinero de la droga termina en las arcas del Ejército. Entonces tienen el dinero que necesitan para comprar armas y municiones, que al final usan contra la resistencia.

Manifestantes por la liberación de Aung San Suu Kyi en Yangon, Myanmar. Foto: AP

¿Existe la posibilidad de que la situación cambie y la junta deje el poder en el mediano plazo?

Es muy difícil en este momento, la forma en que vemos las cosas. La junta está planeando elecciones este 2023, para “legitimarse”, y hay muchos boicots civiles a esta elección. No hay políticos ni partidos serios que se postulen en esta elección, y lo hemos visto antes: no es nada nuevo. Hablar de un “regreso” de la democracia a Myanmar es algo que está lejos de suceder. Será una guerra larga.

¿Cuál ha sido la situación de los derechos humanos en los últimos dos años?

Horrible, absolutamente horrible. El tipo de abusos que sufre el pueblo de Myanmar a manos de la junta no tiene precedentes. Están matando niños, están dejando muchos cadáveres en los pueblos, hay masacres indiscriminadas. Es algo muy, muy difícil, una situación crítica, en lo que a derechos humanos se refiere.

Siempre en la historia de la antigua Birmania, el Tatmadaw ha tenido una gran parte del poder, incluso durante el gobierno civil. ¿Cómo sucede eso?

El Ejército siempre ha sido políticamente reactivo, desde que Myanmar obtuvo su independencia de los británicos en 1948. Fue un país que sufrió mucho durante la Segunda Guerra Mundial, durante la ocupación japonesa, y tres años después del final de la guerra logró su independencia. , y gran parte del auge nacionalista que se dio en ese momento tuvo que ver con el Ejército.

Por supuesto, este no es el primer golpe que ha ocurrido en Myanmar: hubo uno en 1962, 1988, y hubo una nueva Constitución que salió en 2008, después de las protestas de la “Revolución Azafrán” en 2007. Pero incluso esa Constitución dio Poderes y cargos clave para el Ejército: aseguró el 25% de los escaños parlamentarios para los oficiales militares, y para hacer una reforma constitucional se necesitaba el 75% más un voto. Incluso cuando había civiles en el gobierno, los militares tenían poder.

Manifestantes durante el primer aniversario del golpe militar, en Ayadaw, Myanmar. Foto: AFP

Entonces, la idea de que los militares estén separados de la política es algo que no sucede en Myanmar.

No, en absoluto. Eso es lo que representa el Gobierno de Unidad Nacional, lo que une a la resistencia y lo que los mantiene en el asiento de Myanmar en las Naciones Unidas. El Gobierno de Unidad Nacional está compuesto por parlamentarios del partido de Aung San Suu Kyi y otros partidos. Eso es lo que buscan estos partidos, pero no tienen los apoyos suficientes para sacar del poder a la junta.

Más sobre Golpe

Y tampoco reciben ningún apoyo militar del exterior, y ese es otro problema. El Ejército ha recibido mucho apoyo militar de aliados como Rusia y China, incluso un poco de Pakistán, pero la resistencia no tiene apoyo internacional: ni de India, ni de Tailandia, ni de ningún otro país de Asia. Ningún país se detiene, desde el dominio militar, en ese sentido.

La junta militar vería un movimiento en esa dirección como una acción hostil.

Absolutamente, y eso ha sucedido en las últimas décadas, en los años 80 y 90, y no era algo que la junta apreciara. Además, estaría plantando cara al gran aliado de Birmania, que es Pekín. Así que hoy, ni India ni ningún país asiático quiere armar la resistencia, porque eso terminaría obligando a la junta a buscar más apoyo ruso y chino, lo cual no está en sus intereses estratégicos.

La Consejera de Estado Aung San Suu Kyi dando un discurso en 2017 en Naypydaw, Myanmar. Foto: Reuters

¿Existe la posibilidad de que Aung San Suu Kyi sea liberada a mediano plazo?

Hay alguna posibilidad en el futuro, pero ahora mismo no han dado ninguna señal en ese sentido. Eso es algo que tenemos que analizar: si la junta comienza a debilitarse militarmente en los próximos años, es posible que la liberen, porque probablemente la usarán como moneda de cambio, tanto con la resistencia como con el mundo fuera de Myanmar.

¿Qué representa Aung San Suu Kyi para la democracia en Myanmar? ¿Por qué está encarcelada? ¿Se ve a sí mismo como un objetivo tan importante para la junta?

Porque, sencillamente, es la líder política más popular de Myanmar. Y en realidad, seamos muy claros al respecto: en el sentido de que ella no era particularmente democrática en ciertos temas, y la forma en que trató el tema de las minorías étnicas, especialmente los rohingya. Hubo cierto uso del populismo religioso y nacionalista, de su parte, para obtener tanto poder. Y eso es algo peligroso de hacer.

En cualquier caso, no hay líder civil que tenga tanto poder como Aung San Suu Kyi, por lo que era un problema para la junta. No hay mayor liderazgo que ella en la Liga por la Democracia, su partido.

¿Qué apoyo internacional tiene la junta? ¿Ha sufrido, de alguna manera, con el estatus de “estado paria” durante los últimos dos años?

A nivel internacional cuentan con bastante apoyo de China e India, han estado en conversaciones con los países de la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático), por lo que no están tan aislados como en gobiernos militares anteriores. Y en este momento, la ASEAN está dividida en dos, en cierto sentido: Indonesia ejerce cierta presión, Tailandia y Camboya no quieren hacerlo, por lo que la situación está dividida.

Y la directiva sabe que puede jugar “un país contra otro”, por lo que por ahora no buscan una relación estratégica con ningún país.

Ahora, la junta no se muere por el apoyo diplomático o el reconocimiento de Occidente, de Europa o del Reino Unido o de los Estados Unidos. No necesitan el apoyo de estos países. Y también pueden eludir las sanciones occidentales, gracias al apoyo de China a la junta. Por otro lado, Rusia es uno de los principales patrocinadores de la guerra civil. La mayoría de las armas que llegan a Myanmar son rusas.

¿Cuáles han sido las consecuencias del golpe para la ASEAN y los países de la región? ¿Cómo han reaccionado estos países?

Desde ASEAN todo se ve con una gran sensación de impotencia. ASEAN ha estado tratando de usar herramientas diplomáticas para solucionar esto, pero no han tenido éxito. No todos los países de la región tienen la misma “agenda democrática”, por lo que la situación está dividida.

Las condenas internacionales a los juicios de la junta contra Aung San Suu Kyi se renovaron la semana pasada, y apenas este martes, los países occidentales agregaron nuevas sanciones a Myanmar. ¿Cuánto influyen realmente estos hechos?

Bueno, esas convicciones han existido durante todo este tiempo. Y continuarán, pero no harán mucha diferencia para la junta. Están peleando una guerra en este momento, y ni siquiera se están molestando en ganarla, se están asegurando de no perderla. Y eso es. Este no es un régimen al que le importa lo que piense la gente, o cualquier condena de la Unión Europea o Australia, realmente no les importa.

#Avinash #Paliwal #experto #Sudeste #Asiático #junta #Myanmar #muere #por #respaldo #reconocimiento #diplomático #Occidente
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Estados Unidos acusa a cuatro hombres más por conspiración en asesinato de Presidente de Haití

Published

on

El Departamento de Justicia informó el martes que Estados Unidos presentó cargos penales contra otros cuatro hombres en relación con el asesinato del presidente haitiano. Jovenel Moisés.

El asesinato de Moise en julio de 2021 dejó un vacío político en la nación caribeña y envalentonó a poderosas bandas que actúan como autoridades de facto en algunas partes del país.

Las fuerzas de seguridad estadounidenses arrestaron a tres sospechosos clave en los meses posteriores al asesinato.

Los hombres acusados ​​el martes serán procesados ​​en el Distrito Sur de Florida luego de ser arrestados en Haití. según ha informado el Departamento de Justicia de Estados Unidos en un comunicado.

Los nuevos acusados ​​incluyen James Solages y Joseph Vincent, de doble nacionalidad haitiano-estadounidense, y el colombiano Germán Alejandro Rivera García, informó la institución.

Los tres hombres fueron acusados ​​de conspirar para cometer asesinato o secuestro fuera de los Estados Unidos y enfrentarán cadena perpetua si son declarados culpables, agregó.

Un cuarto hombre, el ciudadano haitiano-estadounidense Christian Sanónfue acusado de conspirar para contrabandear bienes fuera de los Estados Unidos y causar que no se presentara la información de exportación, según el departamento.

En su caso, enfrenta 20 años de prisión si es declarado culpable, agregó.

los cuatro hombres comparecerá por primera vez el miércoles ante un juez de primera instancia de Miami, dependiendo de la institución.

Siete personas se encuentran actualmente bajo custodia estadounidense en relación con el asesinato, según el Departamento.

#Estados #Unidos #acusa #cuatro #hombres #más #por #conspiración #asesinato #Presidente #Haití
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Cobresal no podrá jugar en su estadio la Copa Sudamericana.

Published

on

Malas noticias recibió Cobresal de la Conmebol. El equipo de la nota no podrá jugar la fase previa de este torneo, contra Palestina, en su estadio. ¿La razón? No cumple con el formato de iluminación solicitado por el órgano de gobierno.

“Los resultados de una inspección que se realizó en nuestro recinto deportivo la semana pasada determinaron que No se cumple el lux exigido por la Conmebol (650 lux), por lo que el equipo se ve obligado a cambiar de estadio para jugar el partido”, informó el gerente general de los mineros, Juan Silva.

“Es una noticia lamentable, porque esperábamos que el informe que nos llegó ayer (lunes) nos permitiera jugar en nuestra ciudad y mantener nuestra localidad”, agregó el directivo. El mismo que anunció que, a pesar de que el partido debe jugarse el 9 de marzo, Buscan un nuevo coloso para recibir a los tricolores e intentar avanzar en el torneo continental.

“Algunas de las opciones que baraja la dirigencia del club y que cuentan con la certificación para realizar el partido, son el estadio Monumental y El Teniente de Rancagua”, adelantó Silva y en la web de la entidad se puede ver que lo resolverán esta semana.

Pero para que el problema no continúe en el futuro, Cobresal solicitará ayuda económica a la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) para realizar los trabajos necesarios para cumplir con los estándares internacionales, los mismos que -según ellos- muy pocos gigantes se encuentran en el país.

“Desde el año pasado, hemos tenido reuniones con dos empresas calificadas para evaluar nuestra casa y haremos una inversión más que importante, por lo que hacemos un llamado a las empresas contratistas de la zona a trabajar en conjunto y mantener nuestra localidad”, reveló el directivo.

Cobresal jugará la tercera fecha del Campeonato Nacional con Deportes Copiapó, el domingo a las 20:30 horas, y tratará de recuperarse de la derrota por 2-1 que sufrió ante Huachipato.

#Cobresal #podrá #jugar #estadio #Copa #Sudamericana
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.