Connect with us

Noticias

Columna de Nicolás Vergara: Teillier, el “estratega”

Published

on

En nuestro programa en Radio Duna dije que alguna vez había planteado que me gustaría ser el fundador y, por cierto, el presidente del Fan Club del hoy fallecido Guillermo Teillier .

Cuando me preguntaron el porqué de esa “aspiración”, hablé de su habilidad para convertir cualquier contingencia por negativa que fuera en una oportunidad política de proporciones, pero cuando me apuraron no recordé ninguna en especial. A estas alturas para eso tengo que buscar mis apuntes y eso no es tarea fácil. Un rato más tarde leí la crónica de Juan Andres Quezada en La Tercera y encontré una de aquellas frases:

“El triunfo del Rechazo es una derrota electoral, con visos de derrota política, pero no es una derrota estratégica”

¡¡Que ejercicio de dialéctica!!, o ¿quizás una confirmación de algo que no vimos? ¿Nos quiso decir Teillier que la derrota en el plebiscito era entonces una “victoria estratégica” (lo contrario de derrota)? ¿Es decir ser derrotados en octubre y rechazada la nueva constitución octubrista era parte del “Plan”?

No conozco la respuesta y me inclino a pensar que no era más que un ejercicio de dialéctica, pero sí refleja de cuerpo entero a Guillermo Teillier, capaz de hacer una carbonada sin ingredientes.

Recordando a Teillier no puedo separar su figura política reciente de su pasado militar, sí militar. En el PC los hubo y Teillier fue uno de los más importantes cuadros de la estructura castrense, y los militares, sean de izquierda o de derecha, se parecen mucho. El rostro siempre adusto y las frases cortantes de Don Guillermo a mi, al menos, me lo recordaba permanentemente.

No quiero reiterar, ni menos minimizar, que ese pasado militar está acompañado de una dosis de sangre y que nos habla de que para Teillier y el PC, todas las armas de lucha eran válidas, no sé si para la recuperación de la tan anhelada democracia o simplemente para la conquista del poder, pero a estas alturas eso es lo de menos.

La verdadera habilidad de Teillier fue lograr con un éxito arrollador sobre ponderar al PC en la política chilena, pero sobre todo en la Izquierda, aquella que se ubica más allá del llamado “socialismo democrático”. El PC hoy es en esa izquierda la fuerza más influyente y eso no es producto de la casualidad ni menos del azar, es el fruto del trabajo de Guillermo Teillier para poner al PC en la senda política “tradicional”.

¿Cómo lo logro? Muy simple, trabajando, leyendo y, sobre todo, haciendo “concesiones estratégicas”, que luego cobró con intereses, reajustes y costas.

En una reunión alguien me dijo que no había novedad alguna en el nombramiento de Nicolás Cataldo en el Ministerio de Educación, ya que: “los comunistas desde Bachelet II” que controlaban esa cartera. Es que para muchos toda la izquierda es “comunista” y esa constatación no admite prueba en contrario. “Todos son Comunistas” y esa suerte de mimetización es parte del éxito de Teillier y su generación, por eso los sobre ponderamos.

Medio en broma medio en serio un amigo comunista me dijo que la diferencia entre un dirigente del Frente Amplio y uno del PC, era que unos se vestían mejor que los otros, eso mismos eran más jóvenes que los otros, pero los otros leían mucho más, sabían más de política y, por sobre todo, estaban dispuestos a trabajar de sol a sol por la causa.

Adivine usted cual es cual, y si coincidimos en la respuesta también coincidiremos que Teillier era mucho más viejo que sus pares frenteamplistas, se vestía mucho más sobriamente que todos ellos, pero, sobre todo, había leído mucho más, entendió mejor la política y estaba disponible para lo que fuera desde muy temprano en la mañana.

#Columna #Nicolás #Vergara #Teillier #estratega
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Estuardo Ortiz: “Estamos mirando muy de cerca los cambios en Argentina”

Published

on

En julio próximo, Jetsmart cumplirá siete años. Pero la aerolínea low cost lanzada en Chile en 2017 es hoy bastante distinta a esa. Partió con tres aviones y ahora tiene 35. Pasó zozobras como todos en la industria aeronáutica con la pandemia, pero logró dejarlas atrás. Y ahora, incluso, tiene como accionista minoritario a American Airlines, que se suma al fundador de la firma, el fondo de capital privado Indigo Partners, que preside el estadounidense William Franke, y que es dueño de otras líneas de bajo costo como Frontier en EE.UU., Wizz Air en Hungría y Volaris en México. Jetsmart inició sus operaciones con un capital de $1.072 millones (US$1,6 millones) y en la actualidad alcanza a $192.595 millones (US$210 millones). Opera en Chile, Perú, Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y, a partir de marzo, en Colombia y Ecuador.

Ha sido un crecimiento frenético, que su presidente ejecutivo (CEO), Estuardo Ortiz (53, guatemalteco), representa con un ejemplo: “En julio de 2022 reiniciamos nuestro crecimiento de flota: en ese momento teníamos 17 aeronaves. La semana entrante recibiremos nuestra aeronave número 36. En 20 meses, hemos más que duplicado la flota y estamos volando 80 rutas”. Aunque no dice cuándo pondrán en servicio otro jet, sí cuenta de una orden a firme con Airbus por 90 aviones más con entregas de aquí al 2029, para terminar con 125 jets ese año. “Vemos que podemos llegar a la meta de 100 aviones en 2028″, augura.

Además, los años 2022, 2023 y ahora 2024 han sido de fuerte expansión en pasajeros. “Si comparamos 2023 versus 2022, Jetsmart tuvo un crecimiento del 52% en pasajeros y más de 2,5 veces el tamaño que teníamos antes de la pandemia”, detalla Ortiz.

Así como otras compañías, Jetsmart aprovechó la oportunidad de mercado que se abrió por el hecho de que 12 aerolíneas cerraran a consecuencia de la crisis sanitaria, lo que les permitió entrar a nuevos mercados como Perú en junio 2022 y en Colombia, en marzo pasado. “Colombia es el paso más importante en términos de tamaño de mercado. El enfoque de este año es darle escala, porque piensa que el mercado doméstico de Colombia es más grande que el mercado doméstico de Argentina, más Chile y más Perú juntos. Es otra liga y una oportunidad muy importante, porque en Colombia en abril del año pasado dejaron de operar las dos líneas aéreas low cost, Viva y Ultra”, explica. En ese país contarán con dos bases de operaciones: una en la terminal Puente Aéreo de Bogotá, vecino a El Dorado -”una terminal muy simple, ideal para tráfico doméstico, que maneja 1,5 millones de pasajeros cuando históricamente manejaba 10 millones”, señala Ortiz- y a partir de junio, en Medellín.

En Chile, también cuentan con dos bases de operaciones, una en Santiago y otra en Concepción. Aquí sirven 30 rutas, 13 domésticas y 25 internacionales. Sus últimas novedades fueron la apertura como destinos de Curitiba en Brasil, Mendoza y la primera ruta internacional desde Concepción a Buenos Aires, ambas hacia Argentina.

Sobre la nación transandina, Ortiz afirma que tienen un ojo puesto en lo que ocurre con el gobierno de Milei: “Estamos mirando muy de cerca los cambios que se están dando en Argentina, que son muy importantes”.

¿Qué están mirando específicamente en Argentina?

-Es que en la economía estamos viendo un cambio tremendo, tanto en lo inflacionario, que ya ha bajado mucho en enero, febrero y marzo, y se espera que en abril y mayo sea de un dígito. Jamás hubiéramos pensado que se diera un cambio tan rápido, con superávit fiscal, un tipo de cambio mucho más estable y con menos diferencia entre el mercado oficial y el de la calle, así que el ajuste económico que está haciendo Argentina pinta bien. Duro, sin duda, el cambio, pero en la dirección correcta.

¿Y en lo que afecta a su propia industria?

-Quizás lo más interesante es el cambio específico en el sector aerocomercial de Argentina, donde el gobierno ha expresado claramente que los subsidios a las empresas estatales no van a continuar, y ese es un tema importante, porque Aerolíneas Argentinas recibió históricamente subsidios grandes por muchos años. Pero más allá de eso, regulatoriamente están rehaciendo el Código Aeronáutico, porque el código y la política aerocomercial argentina han sido históricamente muy proteccionistas. Y el nuevo código pinta que va a modernizar por completo la visión argentina.

¿Han notado ustedes en particular ese cambio?

-Muestra de que vemos este proceso positivo es que desde hacía mucho tiempo que queríamos operar Aeroparque-Montevideo, que es una ruta emblemática entre capitales que tienen muchísima relación comercial, industrial e incluso personal. Es una ruta que solía tener 12 vuelos diarios y hoy tenía tres. Sin embargo, no se nos había otorgado el permiso de operación. Y me da mucho gusto decir que ya lanzamos la ruta a la venta y vamos a empezar a operar dos veces al día a partir de mayo, lo que es una muestra muy simbólica de este cambio. Es algo que es difícil de saber cómo va a evolucionar este año 2024, pero creo que va por el camino positivo.

Al ser una sociedad cerrada, Jetsmart no informa sus resultados financieros, por tanto, para conocer cómo les va, sólo es posible recurrir a las cifras oficiales de tráfico. En Chile, según las estadísticas de la Junta Aeronáutica Civil, Jetsmart aumentó sus pasajeros de vuelos domésticos un 18,4% en enero, a 267.896, y un 11,9% en febrero, a 226.412; y en vuelos internacionales, un 73,7%, a 150.088 en enero, y un 74,5%, a 141.070 en febrero. Su participación de mercado promedio fue del 14,4% en nacional y un 14% en internacional.

¿Hoy están ganando dinero?

-Sí, claro. No revelamos datos, porque tenemos dos accionistas muy celosos. Pero, sin duda, este es el año en que mejor nos ha ido. Empezó muy fuerte, rompimos récord de pasajeros el primer trimestre: 50% de crecimiento contra el año pasado. Tenemos muy buena perspectiva para el 2024, la región sudamericana sigue en proceso de expansión.

Pero el problema es que la expansión no ha ido a la par con el servicio. Según un estudio del Sernac de Chile de febrero, Jetsmart subió un 66% el número de reclamos, principalmente por cancelación o postergación de vuelos, representando el 38% del total de las aerolíneas. Más aún, fue la aerolínea que menos acogió las quejas, con sólo el 50% de las recibidas. “Estamos muy enfocados y comprometidos con el servicio al cliente, y cuando surgen situaciones, con corregirlas y mejorarlas”, asegura al respecto Ortiz.

¿Pero se han tomado medidas? Porque en el verano los reclamos se dispararon.

-Sí, sabemos que 2023 fue un año difícil en cuanto a ajustar una creciente operación pospandemia y, debido a diversos factores, nuestros niveles de servicio se vieron afectados, lo que nos deja el desafío de mejorar, y tenemos objetivos grandes en cuanto a superar esos niveles para 2024. En lo concreto, hemos revisado nuestros procesos para buscar espacios de optimización en la operación y en la atención al cliente y ya vemos resultados. En el primer trimestre de 2024, disminuimos la tasa de reclamos en 25% respecto a igual periodo de 2023. En puntualidad, registramos tasas sobre el 80% en febrero, marzo y lo que va de abril, no sólo en Chile sino en la región. Además, hemos fortalecido nuestro Centro de Protección al Pasajero para brindar una mayor cobertura y seguimiento, y hemos revisado a nivel de operaciones dónde se encuentran los nudos para poder mejorar dichos procesos, incluyendo mayor disponibilidad de aeronaves para atender la programación diaria.

Pese a los buenos números en pasajeros, el fin del año pasado no terminó del todo bien para la compañía de Indigo y American. Han debido enfrentar dificultades con la flota. Todos sus aviones son Airbus de un pasillo y alcance regional, modelos A320 neo y A321 neo. Y sus motores son Pratt & Whitney. El año pasado, el fabricante detectó una falla por desprendimiento en estos jets Airbus, lo que lo obligó a solicitar la inspección de entre 600 y 700 motores en el mundo de este tipo, proceso que afectaría a Jetsmart.

“Sabemos lo que está pasando y hemos incorporado estos supuestos en nuestra planificación. Así que hemos estado ajustando la flota para asegurarnos de que sigamos creciendo”, señala Ortiz. Por tanto, la firma deberá realizar mantenciones anticipadas a sus aviones, las que incorporarán a su flujo de operaciones.

Además, a la obligación de revisar los motores de sus aviones se sumó la pérdida de nueve rutas Santiago-Lima en una licitación pública, que, pese a sus reclamos judiciales, fue confirmada. Entre Santiago y Lima hay 84 frecuencias y sólo 21 caducan, que son las que se licitan. En octubre se licitaron 13 de ellas y Jetsmart no logró ninguna, con lo que quedó con sólo cinco. Con la subasta, Latam Airlines sumó 10 frecuencias a las 46 que ya tenía y Sky pasó de 20 a 23.

Aunque la derrota dolió, en la compañía dicen que no tuvieron una gran afectación directa de corto plazo en su operación, pues continúan con los dos vuelos diarios que tenían antes. “Seguimos operando la ruta como operador peruano”, explica el CEO. Entonces, si antes de la licitación tenían 14 frecuencias, quedaron con sólo cinco desde el lado chileno. Pero desde el lado peruano tienen 23.

El reclamo de Jetsmart, en todo caso, es de principios. “La asignación de un derecho de ruta de explotación de tráfico es del Estado, por lo tanto, el Estado debe asignárselo a un operador para explotar ese uso de forma eficiente, lo que quiere decir: que lo use y de forma limitada en el tiempo. Pero hay operadores en el país que tienen derechos de tráfico de forma vitalicia. En ningún país de Sudamérica existe esta distinción entre frecuencia definida e indefinida ni tampoco que las que no son indefinidas se van a poner a la venta a la aerolínea que venga con el mayor precio, sin incluir criterios de libre competencia”, plantea Ortiz. En tal sentido, releva que el ministro de Transportes, Juan Carlos Muñoz, se haya manifestado incómodo frente a mantener estos derechos indefinidos y que haya abierto un proceso de consulta pública para abrir la discusión sobre los derechos de tráfico.

#Estuardo #Ortiz #Estamos #mirando #muy #cerca #los #cambios #Argentina
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Los detalles de la alianza con Codelco que SQM informó de modo reservado a la CMF

Published

on

En un oficio del 9 de enero de 2024, SQM describió detalles sobre su alianza con Codelco que no estaban en el memorándum de entendimiento que suscribió con la estatal y que difundió públicamente en diciembre. El documento tiene ocho páginas y está firmado por Rodrigo Ochagavía, socio de Claro & Cía., estudio que asesora legalmente a SQM en la negociación. El destinatario era la Comisión para el Mercado Financiero (CMF). Pero el objetivo era otro: ratificar que bastaba que la alianza fuese aprobada por el directorio y no requería votarse en una junta de accionistas, con un quórum de dos tercios de las acciones. La CMF confirmó esa interpretación, a la que se opone con fuerza la china Tianqi y que abrió un conflicto con SQM. Pero para presentar el caso ante la CMF, SQM debió entregar detalles del esquema de la alianza.

SQM parte recordando que es una sociedad anónima abierta y que SQM Salar, que hoy opera el Salar de Atacama, es una sociedad anónima cerrada, 100% filial de SQM.

En el esquema del negocio, será SQM Salar la que se fusionará con Minera Tarar, una filial 100% de Codelco. La operación, describe Ochagavía, será una fusión “por incorporación de Minera Tarar en SQM Salar, la que probablemente tendría lugar antes del 1 de enero de 2025, pero con efecto a partir de esa fecha”. Antes, SQM Salar se transformará en una sociedad por acciones.

Los estatutos de la nueva empresa, denominada Sociedad Operativa por las partes, tendrá dos períodos, como sí se había comunicado en diciembre: el primero, desde la fecha en que tenga efecto la fusión y hasta el 31 de diciembre de 2030, y la segunda, desde el 1 de enero de 2031 al 31 de diciembre de 2031, “pero considerando un período de transición durante el primer semestre de 2031″, dice el texto.

En la primera etapa, el capital de la empresa fusionada tendrá dos series de acciones. La serie A tendrá 50.000.001 acciones y serán propiedad de Codelco. La serie B estará compuesta por 49.999.999 acciones y estarán en manos de SQM.

El 1 de julio de 2031, describe SQM, habrá dos opciones: las series de acciones A y B se canjearán por acciones ordinarias en una relación 1 a 1; o bien simplemente vencerá el plazo de las preferencias y restricciones estatutarias de las acciones, “pasando a ser, en la práctica y sin necesidad de canje alguno, acciones ordinarias”. Agrega SQM: “A partir de esa fecha todas las acciones de la Sociedad Operativa tendrán los mismos derechos políticos y económicos”.

Hasta 2030, el directorio tendrá seis integrantes: tres serán designados por Codelco y tres por SQM, a través de la serie B. El presidente será elegido de entre los directores de la serie A, de Codelco, y el vicepresidente, de la serie B. Ninguno de ellos tendrá voto dirimente. Pero a continuación viene la clave del control de SQM de la alianza hasta diciembre de 2030.

“En caso de empate en las materias sometidas a la decisión del directorio de la sociedad operativa, dirimirá la mayoría de los directores elegidos por la Serie B (SQM), sin perjuicio que en el pacto de accionistas a suscribirse entre SQM y Codelco se establecerá que ciertas materias requerirán acuerdo de los accionistas de la Sociedad Operativa y que otras requerirán de a lo menos cuatro directores de la Sociedad Operativa con derecho a voto”, dice la presentación, que acompaña un gráfico con la estructura de la operación.

En el primer período, además, y salvo las materias que requieran una mayoría superior, las decisiones serán adoptadas por la mayoría absoluta de las acciones con derecho a voto, pero en el pacto se establecerá que ciertas decisiones requerirán una modificación del pacto y otras, la aprobación de dos tercios de las acciones. “Para calcular los quórums y mayorías se establecerá en los estatutos de la Sociedad Operativa un derecho preferente en favor de la Serie B (SQM) para ser titular de la mayoría absoluta de los votos de juntas de accionistas”.

Por ello, concluye la minera en la que participa Pampa Calichera, “SQM como titular de la totalidad de las acciones Serie B de la Sociedad Operativa tendrá derecho a más del 50% del capital con derecho a voto”. Así, la firma será una filial de SQM, según la Ley de Sociedades Anónimas.

Faenas en el Salar de Atacama para la producción de litio.

En el segundo período, el directorio tendrá siete directores, lo que significa que, si no ha habido ventas o diluciones, cuatro serán designados por Codelco y tres por Codelco. El presidente será nominado por la estatal, y el vicepresidente, por SQM. Tampoco habrá voto dirimente. Las decisiones se adoptarán por mayoría de los directores, pero el pacto de accionistas -hoy bajo negociación-establecerá materias que requerirán la aprobación de dos tercios de las acciones, lo que otorga derecho de veto a SQM.

La presentación de SQM buscaba conseguir un blindaje de la CMF que la empresa consiguió. Aquello, sin embargo, no convence a Tianqi, dueño del 22% de SQM, que exige que la alianza sea votada en junta de accionistas con un quórum de dos tercios. Esta semana, Tianqi forzó una nueva junta de accionistas para el 24 de abril, pero SQM determinó, amparada en el dictamen de la CMF, que no se someterá a votación.

La exigencia de Tianqi se sustenta en que la filial SQM Salar representa más de la mitad de los activos de SQM. La minera, sin embargo, sostiene que en la alianza con Codelco no hay enajenación de activos. En su oficio de enero, SQM decía que el contrato para explotar el salar de Atacama vence en 2030 y que Tarar aportará un nuevo contrato para explotar el yacimiento desde 2031 a 2060. “La fusión no es un plan de venta de activos por parte de SQM Salar o Minera Tarar. Se trata de una nueva asociación que permitirá el desarrollo de un negocio desde 2025 a 2060 sin solución de continuidad, en el mejor interés de sus accionistas”, dice el escrito de SQM, que lleva un membrete de Claro & Cía.

#Los #detalles #alianza #con #Codelco #SQM #informó #modo #reservado #CMF
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Columna de Gonzalo Restini: “El prisionero de Estocolmo”

Published

on

“Si la ilusión es real, deja que (los buenos tiempos) te lleven. Si tienen el atractivo del trueno, deja que estén de tu lado”, Good Times Roll, The Cars (1978). Justo con el comienzo del otoño, el sol parece alumbrar con un poco más de fuerza nuestro sombrío panorama económico. El ministro Marcel, de rostro invariablemente adusto e impenetrable, anuncia las buenas nuevas respaldado por cifras mejores. Con un 0,25% de crecimiento en 2023, esquivó por centímetros el iceberg de la recesión. A eso se sumó el Imacec de 4,5% para febrero, ayudado por el año bisiesto, pero igualmente sorprendente. Todo esto ha dado nuevas ínfulas a su gestión. El viento sopla a favor: el cobre roza los US$4,35, las tasas ceden lentamente y este año creceríamos entre 2% y 3%. Esto entusiasma a algunos y levanta las cejas de otros. En tiempos pretéritos estas cifras habrían prendido todas las alarmas. Son la mitad de lo que solían ser. Yo comenté en Twitter que hace 10 años, cuando Chile crecía al 6%, el 0,25% de todo el 2023 lo crecíamos en dos semanas. Varios me contestaron que era mentira, que nunca tuvimos crecimientos de 5% o 6% anual. Eso me pareció aterrador. ¡Ya los más jóvenes no se acuerdan de lo que fuimos! Es como que les hablen de Balmaceda. No conocerán jamás el país que pasó del grupo de los colistas, a ser líder en todas las métricas en América Latina.

Pero la cosa es lo que es. Nuevo escenario. Y hay que contrastarlo con las expectativas iniciales que se tenían de este gobierno. Lo que anunció en su programa y planificó desde “La Moneda Chica” para tomarse el poder con el fervor del converso: tumba del neoliberalismo, “meterle inestabilidad al sistema”, subida de impuestos de 8% del PIB, Empresa Nacional del Litio, cuentas nocionales y el sistema de reparto, pago del CAE y la deuda histórica. Todo esto remachado por la propuesta constitucional de la Convención: antimoderna, antiglobal, antitecnología, anticrecimiento y con un aterrador tufo antidemocrático. Un recocido cavernario de todas las ideas fracasadas y por fracasar que habrían reventado hasta la economía mejor manejada del mundo.

Nada se pudo concretar. ¡Cómo ha cambiado la cosa! Por culpa del Congreso, de la oposición, del 62%, de los poderes fácticos, de Craig y Narbona, de los yankees o de la FIFA, las ideas que se plasmaron en el programa y la Convención, que sólo han destrozado economías a lo largo del tiempo y a lo ancho del mundo, han sido archivadas. Estoy totalmente seguro de que debe haber muchos muy agradecidos entre los partidarios y también dentro del gobierno porque se haya hecho tan poco. Comenzando por el enorme grupo de arrepentidos del Apruebo (todos conocemos a muchos). Porque, para qué andamos con cosas, abrazar un rosario de herejías económicas y estar preocupado sinceramente del empleo, del crecimiento y de los equilibrios macro es simplemente imposible. No cuadra el pulso con la orina. Así, como prisioneros en Estocolmo, secuestrados contra su voluntad, pero secretamente felices, agradecen calladamente, cada noche, al cerrar los ojos, que todo haya fallado para terminar resultando. Tanto como para que al final, hasta el niño símbolo de la transición, Enrique Correa, destaque al área económica como el gran logro del gobierno. “Se parece bastante a la de los 30 años, que la Coalición del Presidente criticó tanto” dijo, sorprendiendo a medio mundo.

¡Todo un honor ministro! Y un mérito a su capacidad política ir sacando esto adelante minimizando el daño. Así que deje que los buenos tiempos lo lleven en sus alas. No se preocupe si algunos sacan a relucir a Barros Luco o lo critican en voz baja a la salida de las reuniones. Siempre es mucho mejor hacer poco a los ojos de los maximalistas, atragantados con conceptos tan grandilocuentes como vacíos. “Transformaciones sociales profundas” balbucean, sin saber qué diablos son ni para dónde hay que transformar, emborrachados por esa peligrosa mezcla de voluntarismo e ingenuidad del que no maneja datos y es ciego a la evidencia y al conocimiento. Mal que mal, atajar nuevos retiros, no sucumbir (tanto) a gastos innecesarios, pelear con la permisología, destrabar los TLC que estaban en la pitilla, no es tan poca cosa. Usted bien sabe que los mercados hacen su trabajo. Si se despejan las nubes, las platas vuelven y los espíritus animales también. Detrasito vienen los números. Capaz que el 2025 sea un buen año, como usted cree. Ojalá pase. Y que cuando este capítulo llegue a su fin, en marzo del ‘26, seguramente saldrá de su oficina, entrará al ascensor y se mirará al espejo. Ahí estará su rostro. Serio. Adusto. Pétreo. Y quizás esbozará una de esas sonrisas leves y algo tristes de toda despedida. Y reconocerá en sus ojos la satisfacción profunda y solitaria de las misiones cumplidas.

#Columna #Gonzalo #Restini #prisionero #Estocolmo
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.