Connect with us

Noticias

Javier Cercas, escritor español: “La impostura es muy habitual en el mundo político”

Published

on

Como el fútbol, la literatura es la dinámica de lo impensado. Lo primero que Javier Cercas Mena (60) decidió al comenzar su novela Terra Alta (2019), era que iba a ser un libro más. Pero luego -para su sorpresa- el volumen de ideas fue creciendo. “Cuando la terminé, pensé: ‘No. Aquí no se ha acabado esto’. Nunca me había ocurrido eso, pero fue lo que sentí. Y así planeé otros tres libros”.

O sea, ¿una tetralogía?

Sí, el plan inicial era una tetralogía. De hecho, empecé a escribir inmediatamente el segundo libro, partes del tercero y partes del cuarto. Fue un proceso muy raro, nunca había escrito de esta manera. Tomaba notas de todos los libros al mismo tiempo, porque para mí, en el fondo es un solo libro. Son tres novelas distintas, pero un solo libro verdadero.

Cercas, acaso el narrador español vivo más relevante, el autor del neoclásico Soldados de Salamina (2001), no piensa las respuestas. Tiene claridad absoluta de lo que responde. Usando unos hollywoodenses lentes de sol, habla al costado de la piscina del hotel donde se aloja en Santiago. Se encuentra de paso en nuestro país desde Buenos Aires, donde participó en la FILBA, y recibe a Culto para hablar de su última novela, El castillo de Barbazul, publicado vía Tusquets. Pese a su idea inicial de cuatro libros, finalmente fueron tres los que conforman la trilogía de la Terra alta, de la cual esta es su cierre.

“Cuando terminé este tercero me dije: ‘Bueno, esto es un final abierto, pero, ¿por qué no dejarlo así abierto?’ -añade Cercas mientras revuelve despreocupadamente un café cortado descafeinado-. Ahora mismo tengo dudas, porque uno sabe cómo empiezan las novelas pero no cómo acaban. Es como Coppola, quien no sabía que iba a hacer tres partes de El padrino, ¿no? En ese punto estoy. No pasa nada si lo dejo como está, que es el plan ahora mismo, pero tampoco pasa nada si hay una cuarta parte. Pero en cualquier caso, jamás pasó por la cabeza que esta fuera una serie policial. La gente insiste en pensar en series policiales, pero lo he dicho mil veces, nunca ha sido eso. Fue un solo libro en diversas partes”.

09/05/2022 FOTOGRAFIAS AL ESCRITOR ESPAÑOL, JAVIER CERCAS Mario Téllez / La Tercera

En El castillo de Barbazul, volvemos a encontrarnos con Melchor Marín, el protagonista de Terra alta e Independencia (2021), los anteriores volúmenes de la saga. El ahora expolicía está convertido en bibliotecario y ve a su hija Cosette hecha una adolescente. La chica se enfada con él tras enterarse de las verdaderas razones de la muerte de su madre, que Melchor siempre le ocultó, y aprovechando sus vacaciones, decide ir a Mallorca con una amiga. No vuelve a casa, su padre se preocupa y tras dimes y diretes la encuentra, pero ya no es la misma. Algo terrible la ha pasado y Melchor decide buscar la verdad, y para ello, deberá enfrentarse a una trama que involucra poder y dinero. Una temática, que por cierto, es parte de las obsesiones de Cercas.

“Tienes razón, desde el principio, desde el primer volumen, los abusos de poder, la corrupción, la violencia contra las mujeres son temas centrales -indica Cercas-. En este libro son más visibles, pero lo han sido desde el principio. No me propongo abordar temas, lo que me propongo es sincerar mis obsesiones. Esta novela surge de Melchor Marín, literalmente, un día se me apareció en dos frases. Un tipo oscuro, lleno de violencia, lleno de dolor, un tipo duro”.

Mientras da otro sorbo de café, Cercas añade: “Lo que sí entraba desde el principio, era revelarme a mí mismo como escritor, buscar en mí mismo un escritor distinto, reinventarme”. Esto último, porque en esta trilogía, el oriundo de Extremadura aborda la forma de un escritor de novelas policiales, algo que no había desarrollado de manera tan manifiesta en su carrera. Más bien, lo suyo estaba en lo testimonial, la memoria y la autoficción, antes de la autoficción (como en su hit, Soldados de Salamina).

¿Quiso –como Pessoa– convertirse en otro escritor al trabajar en el género de la novela negra?

Sí, solo que Pessoa encontró como 50 y tantos heterónimos, aunque es verdad que en realidad los fundamentales son cuatro. Pessoa no descubrió, pero sí mostró que no somos uno, somos multitud. Que dentro de cada ser humano habita una multitud de seres humanos distintos, somos una pluralidad. Eso vale para los escritores también. Yo aspiro a encontrar todos los escritores que hay en mí. Antes de Soldados de Salamina yo era un escritor distinto, pero después de El monarca de las sombras (2017) dije aquí se acabó este escritor, ya ha dicho todo lo que podía decir. Y busqué otro. Desde este punto de vista, me considero un escritor experimental de verdad, no de los que dicen que son experimentales y siempre escriben el mismo libro. Eso no es ser experimental, es ser totalmente conformista. Cuando escribí Soldados de Salamina hace más de 20 años, la palabra autoficción ni siquiera existía, eso es un ejemplo flagrante de autoficción y hoy todo el mundo hace autoficción.

Usted en una entrevista dijo: “Literatura no es lo que se lee sino lo que se relee”. Este es un libro bastante fluido, pero con un trasfondo complejo. ¿Cómo logra ese equilibrio?

Trabajando mucho para que no se note todo lo que has trabajado. Ese es mi objetivo, que el lector lea el libro con suma facilidad, que crea que aquello se ha escrito casi sin corregirse. Eso es lo más difícil. Trabajo para ocultar el artificio. Detesto a esos escritores que parecen hacerte pagar en cada página el esfuerzo que les ha costado escribir su novela, yo quiero que el lector no note absolutamente nada. Aspiro a esa transparencia engañosa. Así es la literatura que más me gusta, Kafka por ejemplo, se entiende todo, a la primera, pero nunca acabas de entenderlo todo. Nunca. Si lees El Quijote, de Cervantes, es un libro de entretenimiento, así se leyó entonces y así debiera leerse ahora. Aspiro a esa transparencia y ojalá a esa popularidad. Yo no estoy en contra de la popularidad, estoy totalmente a favor de la popularidad de la literatura. La literatura tiene que volver a serlo, pero para eso debe decir cosas importantes a la gente. Pero ojalá esos libros tengan lectores, el escritor que dice que no busca lectores, miente. Yo no digo que solo la literatura popular sea buena literatura, lo que estoy diciendo es que lo mejor le puede pasar a la literatura es ser popular. Es un error asociar lo minoritario a lo bueno y lo mayoritario a lo malo.

09/05/2022 FOTOGRAFIAS AL ESCRITOR ESPAÑOL, JAVIER CERCAS Mario Téllez / La Tercera

El personaje antagónico es Rafael Mattson, el millonario que hace lo que quiere, con total impunidad. Como Emma Cline en Harvey, ¿estaba pensando en algún millonario o poderoso en particular cuando construyó al personaje?

Me dicen que tiene paralelismos con casos muy famosos, aunque no hace falta tener modelos porque ese tipo de personas han existido siempre. Gente poderosa y rica que usan su poder y su riqueza para satisfacer sus pasiones con impunidad, han existido desde que el mundo es mundo, solo que en los últimos años han habido casos en que han sido desenmascarados y entregados a la justicia, ¿por qué? Porque la democracia avanza, ahora toleramos peor la violencia contra las mujeres, y han habido casos como los de Jeffrey Epstein o Harvey Weinstein. Pero han existido siempre. No hace falta basarse en nadie.

¿Por qué le gusta la novela negra?

No me gusta especialmente, si te digo la verdad (ríe), no soy lector de novela negra, como lo era Borges. ¿Sabes lo que me gusta? Algunas novelas, sean negras, blancas, azules, da igual. Y resulta que hay autores que parecen especializados en novelas negras que me gustan, como (Robert William) Chambers, James Ellroy o Don Winslow. Yo siempre he escrito novelas policiales. Borges decía que toda novela una es novela policial, y estoy de acuerdo casi siempre con Borges. Las mías lo son, y las que me importan lo son, porque siempre hay un enigma y alguien que intenta desentrañarlo. Esa es la esencia del género policial.

¿Le han comentado que es un género menor?

Me llena de asombro, pero es así. Hay gente en particular, críticos, gente del medio literario, que me han dicho que el género policial es un género menor. Tú me dirás no puede ser, ¡y sí! Te puedo poner un ejemplo de ayer mismo. Quien dice eso, no sabe lo que es la literatura. No hay géneros mayores ni menores, solo hay formas mayores o menores de usar los géneros, formas mejores o peores. Es un género tremendamente popular, tiene cosas malísimas y cosas buenísimas, como Edgar Allan Poe, el mismo Borges. Lo que pasa es que hay un prejuicio contra lo popular, es una de las grandes supersticiones de nuestra época.

Melchor Marín es muy lector y entre otros, lee a Turgenev, que es ruso. ¿Qué le parece el boicot cultural que se le ha hecho a Rusia debido a la guerra?

Me parece muy mal, porque una cosa es Putin, y otra cosa es la literatura. ¿Qué culpa tienen Turgenev, Dostoieveski o Tolstoi de lo que ha hecho Putin? Que es una salvajada inaceptable. Cancelar la cultura rusa es exactamente lo que quiere Putin, mostrar a los occidentales que no queremos a los rusos, ¡pero lo que no queremos es que invadan Ucrania! Pero, al menos yo, sí quiero a Tolstoi, a Dostoievski, a Chejov. Hay que cancelar a Putin, pero no a los rusos ni menos a la cultura rusa. Lo de Putin viene hace muchos años, como Hitler, lo que pasa es que no le hicimos caso. No ha engañado a nadie, dijo del principio lo que ha hecho. Eso de que las palabras se las lleva el viento es una estupidez, hay que tomárselas en serio. Si nos hubiésemos tomado en serio Mein kampf, no hubiera ocurrido lo que ocurrió. Turgenev representa la posibilidad de una Rusia europea. Es el más europeo de los escritores rusos del XIX. Era amigo de Flaubert, viajaba por Europa. Rusia ha estado ahí siempre, en esa disyuntiva entre Europa y Asia, pero Occidente no ha bien su trabajo.

09/05/2022 FOTOGRAFIAS AL ESCRITOR ESPAÑOL, JAVIER CERCAS Mario Téllez / La Tercera

Ya que está en Chile, me gustaría consultarle acerca de la relación que tuvo con un escritor chileno, Roberto Bolaño. ¿Qué recuerda de él?

Fuimos amigos, muy amigos, nos conocimos cuando yo tenía 18 años, pero nuestra amistad empezó mucho más tarde, en el 97. Él vivía cerca de mi casa, fue una amistad que duró poco tiempo pero fue muy intensa, nos veíamos con las familias. Era conocido en un círculo muy reducido. De hecho, cuando murió no era un escritor muy conocido. Él estaba en un momento de gran creatividad, y yo en un momento de crisis y él me animó, estaba muy eufórico, muy enérgico. Eso se refleja en Soldados de Salamina donde él aparece como personaje, es el amigo que estimula al personaje Javier Cercas a concluir su novela. Lo que cuento ahí nunca pasó, ¡y al Bolaño real le atribuyen cosas del Bolaño de la ficción! (ríe).

¿Conoce algo de literatura chilena aparte de Bolaño?

Alejandro Zambra, Nona Fernández, Lina Meruane. Muchos poetas, porque descubrí la poesía chilena gracias a un amigo en Estados Unidos, que se llamaba Enrique Valdés, discípulo de Jorge Teillier. Él me introdujo a la poesía chilena, aparte de Neruda, he leído a (Nicanor) Parra, (Enrique) Lihn, Teillier, a (Raúl) Zurita lo descubrí más tarde, porque los chilenos se me han dado bien. Siempre he dicho que Chile es como Polonia, pegas una patada a una piedra y salen cuatro poetas y todos son buenos. Chile es un país de poetas, es lo que dice Zambra en su novela.

A propósito de su libro El impostor, fue bastante recordado en nuestro país a raíz del caso del convencional Rodrigo Rojas Vade, quien simuló tener un cáncer, pero se descubrió que nunca lo tuvo ¿Qué le parecen los impostores en el ámbito político?

Hay muchísimos (ríe), pero ninguno como Enric Marco, el protagonista de El impostor. Vargas Llosa dijo que era el mayor impostor de la historia, estoy de acuerdo con él. Es el Messi de la impostura (ríe), Marco es una hipérbole monstruosa, de algo que de alguna manera está en todos nosotros. La vida social consiste en luchar contra la propia impostura, eso es muy habitual en el mundo político. El mundo político es una representación, y de la representación a la impostura hay un paso muy cortito. El impostor fue un libro terriblemente polémico en España, pero ha sido ha sido muy premiado fuera del país, hasta en China, porque es un fenómeno universal, se da en todas partes. Eso es lo que hace la literatura, convertir lo particular en universal. Marco fue desenmascarado, pero hay infinidad de impostores sin desenmascarar. Ese fue un libro muy incómodo, porque decía que ese hombre era un emblema de lo que estábamos haciendo con el pasado, mentirnos a nosotros mismos acerca del pasado, que es otra cosa que hacemos los seres humanos a menudo, porque no nos gusta la verdad, porque es dura, compleja y difícil.

#Javier #Cercas #escritor #español #imposturaes #muy #habitual #mundo #político
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

La preocupación por los lapsus de Biden: ¿Hay un plan B del Partido Demócrata en la carrera por la Casa Blanca?

Published

on

Era el 10 de junio y Joe Biden, el Presidente de Estados Unidos, asistía a un concierto por la celebración del Juneteenth en la Casa Blanca. A su alrededor todos bailaban, incluida la vicepresidenta, Kamala Harris, pero él, vestido de impecable traje azul, está quieto mirando hacia adelante. Todos se mueven, bailan y aplauden, pero él sólo sonríe por 30 segundos completos.

El hecho se hizo viral, y se podía ver a Biden quieto, con mirada perdida, en redes sociales y portales internacionales. Y es que este nuevo gaffe -como llaman los estadounidenses a los errores o meteduras de pata- nuevamente levantó suspicacias acerca del estado del mandatario demócrata que, a todas luces, competirá por la reelección contra su predecesor, el republicano Donald Trump.

El millonario expresidente tampoco está libre de meteduras de pata, e incluso no tienen muchos años de diferencia. Mientras Biden terminaría su segundo mandato con 86 años, Trump lo haría con 82, considerando que este viernes cumplió 78. Pero las del actual presidente son más rimbombantes.

Aquel momento vivido en Washington no fue el único de los últimos meses. Para el 20 de mayo, Biden aseguró que un rehén de Hamas estaba en la Casa Blanca durante la celebración del Mes de la Herencia Judía Estadounidense. Según el mandatario, el estadounidense-israelí Hersh Goldberg-Polin, actualmente cautivo de Hamas, se encontraba en la casa de gobierno. “Mi administración está trabajando sin descanso para liberar a los rehenes que quedan. Y hoy está aquí con nosotros Hersh Goldberg Polin”, dijo, para luego retractarse.

El presidente estadounidense Joe Biden reacciona, el primer día de la cumbre del G7, en Savelletri, Italia, el 13 de junio de 2024. Foto: Reuters

En entrevista con Yahoo Finance el 14 del mismo mes, el mandatario señaló que la inflación estaba “en el 9% cuando llegué”, repitiendo algo que había dicho a CNN. Cuando asumió, y según el Índice de Precios al Consumo, este indicador se encontraba en el 1,4% interanual al momento de asumir, en enero de 2021.

En abril, mientras daba un discurso apoyado por un teleprompter, leyó “hacer una pausa”, pero era una indicación y no algo para decir en voz alta. En febrero, en tanto, se refirió erróneamente al Presidente egipcio, Abdel Fattah El-Sisi como “el presidente de México”. Irónicamente, en dicha conferencia de prensa el mandatario estadounidense rebatió un duro informe del abogado Robert Hur en el que se describía a Biden como un “anciano con mala memoria”.

Un día antes, señaló que había sido vicepresidente de Barack Obama durante la pandemia del Covid-19. “Y cuando yo era vicepresidente, las cosas iban un poco mal durante la pandemia”, inició. “Lo que ocurrió fue que Barack me dijo: ‘Ve a Detroit y ayuda a arreglarlo’”. El último mes de Biden como vicepresidente fue enero de 2017, años antes de la crisis sanitaria mundial.

Otra alarma la desató The Wall Street Journal, que el 4 de junio publicó un reportaje en el que aseguró que durante una reunión con líderes del Congreso, el mandatario habló tan bajo que pocos le entendieron; debió leer notas para resaltar puntos obvios; hizo pausas muy largas entre idea e idea, y cerró los ojos durante tanto tiempo, que algunos pensaron que se había “desconectado”.

S. Jay Olshansky, profesor de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Illinois en Chicago, bajó el perfil a estos asuntos al asegurar a Reuters que “todos cometemos errores, y la probabilidad aumenta con la edad. Eso no tiene nada que ver con el juicio”. Según el académico, “ninguno de nosotros sobreviviría a una cámara de vigilancia 24 horas al día, siete días a la semana”.

Existe otro último supuesto fail, el más reciente de todos, que ha sido materia de debate en Estados Unidos. Se trata de un video viralizado en redes sociales donde se ve a los líderes de las siete economías más importantes del mundo, reunidos en el G7 en Italia, con un Biden aparentemente perdido.

Fue durante la realización de un aterrizaje en paracaídas que, mientras los líderes mundiales aplaudían mirando de frente, el mandatario estadounidense se giró hacia su izquierda, sin aplaudir, y comenzó a alejarse del grupo. Levanta el dedo pulgar, y la anfitriona, la premier italiana Giorgia Meloni, cruza por enfrente de todos los presentes para tocarle el hombro y hacer que retome la concentración en quien parece ser un miembro del Ejército italiano.

Joe Biden da la espalda a los líderes del G7 durante el aterrizaje de un paracaidista.

La respuesta gubernamental llegó de la mano del vicesecretario de Prensa de la Casa Blanca, Andrew Bates, quien disparó en redes sociales: “Los medios de Murdoch (en referencia al magnate de las comunicaciones y principal accionista de Fox News y el New York Post) están tan desesperados por distraer de la trayectoria de Joe Biden que simplemente mienten”.

Según el funcionario, mostraron “un marco artificialmente reducido para ocultar a los espectadores que acababan de ver una demostración de paracaidismo” y que su giro sorpresivo y solitario se debió a que estaba “felicitando a uno de los paracaidistas”.

Este viernes, CNN aseguró que “los medios de comunicación de derecha utilizaron un video engañosamente recortado para afirmar de forma maliciosa que el Presidente Joe Biden se alejó durante un evento con otros líderes mundiales en la cumbre del G7″. El citado medio añadió que “en el video completo, sin editar, Biden se apartó brevemente para saludar con el pulgar a varios paracaidistas que habían aterrizado detrás del grupo, junto con un montador de paracaídas que estaba arrodillado en el suelo para recoger uno de los paracaídas y la bandera francesa”.

Independiente de aquello, y llevando los errores a cifras, un informe realizado por el Daily Caller detalló que solo durante este año, Joe Biden ha cometido al menos 148 fails, según pudieron leer de los registros oficiales de la Casa Blanca.

Clyde Wilcox, profesor de Gobierno en la Universidad de Georgetown, planteó a La Tercera que “Joe Biden siempre ha cometido errores verbales y siempre ha tartamudeado. Pero está empeorando un poco, sobre todo cuando está cansado”.

Y añadió: “Sin embargo, Trump es mucho peor. Mira el video en el que habla de una batería y de un tiburón en un barco…”. Se refiere a un mitin en Nevada donde el eventual candidato republicano aseguró que “ellos” están impulsando una iniciativa que obligaría a los fabricantes de barcos a utilizar motores eléctricos, lo que no ha ocurrido de momento. Luego, lejos de una crítica a la política medioambiental o de combustibles, el exmandatario se desvió totalmente del tema.

Joe Biden cae al escenario durante la ceremonia de graduación de la Academia de la Fuerza Aérea de Estados Unidos de 2023 en el Estadio Falcon, el 1 de junio de 2023, en Colorado Springs, Colorado. Foto: Archivo

“Por cierto, muchos ataques de tiburones últimamente, ¿te has dado cuenta, muchos tiburones?”, inició. “Hoy he visto a algunos tipos justificándolo. Bueno, en realidad no estaban tan enfadados. Le mordieron la pierna a la joven por el hecho de que estaban, no estaban hambrientos, sino que malinterpretaron quién era ella. Esta gente está loca. Él dijo que no hay ningún problema con los tiburones. Simplemente, no entendieron realmente a una mujer joven nadando ahora. Realmente fue diezmada y otras personas hacen muchos ataques de tiburón”. Y luego retomó su discurso sobre los motores eléctricos.

Si bien no es la primera vez que se refiere a este último tema, sí lo es cuando se refiere a tiburones. Además, la confusa traducción se dio en un estado en el que ni siquiera hay salida al mar.

De momento, todo apunta a que será Joe Biden el abanderado del Partido Demócrata, porque cuenta con el apoyo de casi la totalidad de la tienda política. Las encuestas pronostican una batalla cerrada, donde la última Reuters/Ipsos dio una distancia marginal de dos puntos porcentuales al abanderado republicano. Pero, ¿y si Biden decide abandonar?

En conversación con La Tercera, John Zogby, fundador y presidente de Zogby International, una de las encuestadoras con más prestigio en EE.UU., señaló que “a diferencia de los partidarios de Donald Trump, la mayoría de los votantes del Presidente Biden lo eligen porque desprecian la otra opción. La combinación de demócratas que quieren que sea elegido más los que temen a Trump mantiene su apoyo sólido”.

Y añadió que si bien “hay muy poco entusiasmo por el actual presidente”, también existen “pocas posibilidades de que se le niegue la nominación debido a su dominio en las primarias”. “Pero siempre está el imprevisto, algún acontecimiento que podría obligarlo (o a Trump) a abandonar”, reconoció.

Donald Trump asiste a una manifestación y celebración de su cumpleaños en el Centro de Convenciones del Condado de Palm Beach, en Florida, el 14 de junio de 2024. Foto: Reuters

El último sondeo Reuters/Ipsos reveló un detalle que podría ser clave. Con un 41% de las preferencias decantadas hacia Trump, y 39% para Biden, otro 20% señaló que no había elegido un candidato aún. Esto, en opinión de Zogby, es clave de cara a los últimos meses de campaña, especialmente considerando el debate entre ambos, programado para el 27 de junio en CNN.

“Creo que el debate será crucial. Están tanto los votantes indecisos como lo que llamamos los “double-haters”, es decir, el 20% aproximadamente al que realmente le disgustan ambos candidatos. Cualquier error, declaración equivocada o comentario escandaloso podría inclinar la balanza en lo que es una carrera básicamente empatada. No serán necesarios muchos cambios de opinión para inclinar la balanza”, señaló el experto electoral.

Por otro lado, cabe hacerse la pregunta sobre si existe un plan B entre las filas demócratas en caso de que Biden decidiera dar un paso al costado. Si bien es poco probable, pues el candidato a la reelección dominó las primarias presidenciales demócratas, medios locales siguen especulando al respecto.

Si se retirara, pese a contar con la abrumadora mayoría de los 3.936 delegados necesarios para asegurarse la nominación demócrata, el nombre a reemplazarlo debería ser elegido en la Convención Nacional Demócrata. Esta se celebrará en agosto, puntualmente en la ciudad de Chicago.

Hay algunos nombres que se sondean, como el de la vicepresidenta Kamala Harris o el del gobernador de California, Gavin Newsom, quien ha tenido un alza en las encuestas. “Newsom (o cualquier otro) podría convertirse en nominado solo si algo obliga a Biden a abandonar la carrera. Ahora mismo, Biden tiene delegados más que suficientes, además del apoyo y la infraestructura del partido para dominarlo”, dijo a este periódico John Zogby.

El gobernador de California, Gavin Newsom, habla en una conferencia de prensa, el 9 de febrero de 2022, en Oakland. Foto: Archivo

Si bien Harris es la opción lógica no solo por su cercanía a Biden, sino también por haber sido la primera vicepresidenta mujer, afroamericana y surasiática -lo que acercaría el voto afro y el joven-, hay una lista de posibles sustitutos.

El ya citado Gavin Newsom, cercano tanto a Biden como a Harris, promete como uno de los con más proyección en las filas demócratas. Pero también está la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer. Además de hacerse con el control de la legislatura estatal en las elecciones de mitad de mandato de 2022, es una fuerte defensora del derecho al aborto, incluso instando a Biden que avance en dichas políticas.

Amy Klobuchar, senadora de Minnesota, también ha aparecido en esa carrera soterrada como posible sucesora de Biden. De hecho, en las primarias de Nuevo Hampshire y en línea con el argumento de que ni Biden ni Trump convencen totalmente, Klobuchar superó al mandatario y a la senadora Elizabeth Warren, de Massachusetts.

A menos de cinco meses de las elecciones, y con la carrera todavía abierta, cada detalle parece ser de vital importancia para asegurar la estadía o el regreso de los candidatos a la Casa Blanca. Y pese a que los gaffes ya habían sido tema de análisis durante la anterior campaña presidencial, pareciera que esta vez la atención mediática es incluso mayor.

#preocupación #por #los #lapsus #Biden #Hay #plan #del #Partido #Demócrata #carrera #por #Casa #Blanca
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Pablo Paredes, otra vez en boca de todos

Published

on

“¿Vieron esto? Vienen las 61 propuestas presidenciales del Presidente”. Eran casi las 11.20 de la mañana del sábado 1 de junio cuando un asesor de los diputados de RN reenvió un link en el chat que tiene con algunos de los parlamentarios de su partido. Al hacer clic, los diputados se toparon con la sorpresa. La web, alojada en un sitio oficial del gobierno, traía los avances por área y, al final, la información más preciada: un listado con todos los anuncios que ese mismo día haría Boric. “Van con aborto, vean la 42″, alertó un diputado.

Hacía solo 16 minutos, el Presidente Gabriel Boric había cruzado por el Salón de Honor del Congreso para dar inicio a su tercera cuenta pública. El país entero estaba expectante a lo que sería su discurso. Algunos de los presidentes de partidos del oficialismo, que lo recibieron sentados en primera fila, hacía menos de 24 horas habían estado en Cerro Castillo en una reunión con la ministra del Interior, Carolina Tohá (PPD). En esa cita, sin embargo, nada se les adelantó de los anuncios que realizaría el Mandatario.

Ese hermetismo duró poco. Antes de las 11.30, cuando Boric recién iba en la primera parte de su discurso destinado al eje de seguridad, todos sabían que Boric anunciaría el envío de un proyecto de ley de aborto legal. Hasta diputados como Diego Schalper (RN) ya lo habían posteado en la red social X, generando las primeras críticas.

A esa hora, el apartado con las 61 propuestas se había bajado de la web, pero la molestia estaba extendida en los equipos comunicacionales del gobierno. Un error en la anticipada publicación digital fue el culpable del primer traspié de la cuenta pública. El inconveniente, de hecho, le costó el cargo a la jefa del departamento digital de la Secretaría de Comunicaciones (Secom), Nicole Otazo (FA), quien presentó su renuncia y fue aceptada ese mismo día.

El tropezón no solo quedó ahí, sino que puso todas las miras -otra vez- sobre el director de la Secom, Pablo Paredes (FA).

El controvertido publicista que dirige las comunicaciones del gobierno se ha transformado, por ahora, en un verdadero sobreviviente. Ha habido cambios en ministerios clave del comité político, en la jefatura de los asesores presidenciales, en los jefes de gabinete de Boric, en la Dirección de Comunicaciones de Presidencia y en todas las direcciones del Segundo Piso. Pese a todos esos movimientos, Paredes ha resistido los embates que ha recibido la administración Boric en estos dos años y medio de mandato.

La salida de Otazo produjo otro comentario obligado en los pasillos de La Moneda. En algunos ministerios no pasó desapercibido que los costos del error los pagara alguien de menor rango. Sin embargo, en el gobierno retrucan diciendo que ante errores que son técnicos y no políticos, es lo que corresponde.

El tropiezo con la página web no fue lo único. Una semana después, los partidos oficialistas lanzaron una vez más sus dardos hacia Paredes, debido a la poca difusión que, según las colectividades, tuvieron las primarias municipales.

Conducir las comunicaciones del gobierno ha sido una verdadera tormenta para Paredes, pero las dificultades ha podido esquivarlas, en parte, gracias a una gran aliada al interior de La Moneda: la ministra Camila Vallejo (PC).

La vocera no solo es, en términos orgánicos, su jefa, sino que, además, se ha convertido en una pieza clave de Palacio, con quien ha logrado articular su poder e influencia. Esta alianza ocurrió desde el inicio, ya que ambos se conocían de antes y, además, compartieron el trabajo durante la campaña presidencial.

Pablo Paredes, otra vez en boca de todos.

Algunos ministros y asesores comunicacionales comentan, en privado, que durante la primera parte del gobierno era muy marcada la inclinación de Paredes en favor de Vallejo, lo que se podía ver, dicen las mismas fuentes, en algunos de los informes o en el tipo de actividades de prensa que terminaban en manos de la Segegob.

La crítica ha sido un fantasma constante alrededor de la figura de Paredes. En el gobierno hay quienes entienden esa percepción, sobre todo durante los primeros meses, pero comentan que la apuesta de la Secom “nunca fue trabajar solo para Vallejo”.

Con casi tres años de trabajo en el cuerpo, quienes conocen de la tarea de Paredes cuentan que esa percepción se disipa al ver cómo han ido evolucionando las cifras de conocimiento y aprobación de otros ministros.

En ese grupo hay jefes de cartera, como la ministra de la Mujer, Antonia Orellana (FA), cuya primera evaluación -según mediciones internas- era de 20% y ahora, en el indicador de máximo conocimiento y aprobación, las cifras cambiaron a 50% y casi 65%, respectivamente. Lo mismo ocurre con otros ministros, como el titular de Transportes, Juan Carlos Muñoz, quien asumió con 12% de conocimiento y ahora bordea el 50% en ese mismo indicador.

Los ripios en el despliegue de Paredes como el estratega comunicacional de La Moneda no solo han estado en este punto. Durante al menos dos años las relaciones entre la Secom y la Dirección de Comunicaciones de Presidencia -bajo la jefatura de Tatiana Klima– fueron el campo de una constante y soterrada disputa.

En ese periodo, de hecho, Paredes debía mantener contacto con el jefe del Segundo Piso, Miguel Crispi (FA), a quien conoce desde la fundación de RD, o con el exjefe de gabinete de Boric, Matías Meza-Lopehandía (FA), o su sucesor, Carlos Durán (FA), de quien es cada vez más cercano. En La Moneda, de hecho, son conocidas las desavenencias que tuvieron Klima y Paredes.

Ese terreno hostil quedó en el pasado. Cuando Boric decidió remover a Klima y en su reemplazo puso a la periodista Nicole Vergara -con quien la Secom venía trabajando de antes- las relaciones mejoraron. Al nivel que, comentan en Palacio, Paredes consiguió un segundo punto de apoyo para afirmarse en su cargo. Pero sus alianzas no solo se quedan ahí.

Además de Vallejo hay una segunda ministra influyente que, en el último tiempo, también ha logrado una buena articulación con la Secom. Se trata de la ministra Tohá, quien conocía a Paredes desde antes de que llegara al gobierno.

Tohá, rápidamente, llenó todos los vacíos que había dejado la exministra Izkia Siches, quien es recordada por su débil y fracasado manejo de la seguridad en uno de los ministerios más importantes de La Moneda. El buen trabajo conjunto, comentan en Palacio, ha permitido “aceitar” el cambio de relato que Boric se vio obligado a hacer para tomar la seguridad como una de sus principales banderas.

Una de las debilidades de la Secom de Paredes, al menos durante el primer año de gobierno, fue la relación con los partidos del Socialismo Democrático. Esa fue una de las razones por las que en julio del año pasado fichó como asesor externo al periodista Juan Carvajal. El socialista es un viejo conocido de Paredes, a quien conoció gracias a la amistad que los cruza con el exministro Ricardo Solari (PS). Carvajal fue el director de la Secom durante el primer gobierno de la expresidenta Michelle Bachelet. Por lo mismo, el encargo no fue algo desconocido para él.

De hecho, fuentes de Palacio aseguran que al principio Carvajal ayudó a ordenar el diseño de la Secom. El periodista ha tomado autonomía, conversa diariamente con Paredes -a quien respeta y cuya relación ha funcionado bien-, pero no duda en llamar directamente a ministros para ejercer sus funciones.

Pablo Paredes, otra vez en boca de todos.

De esta forma, el periodista es una de las figuras principales de la plana mayor de la Secom. A él se suma el subdirector Sebastián Fierro (PC); Javiera Toledo, quien está a cargo de la coordinación del equipo; el director de Estudios, Claudio Villegas (FA), y Cristóbal Cortés (FA), quien está al mando de la red de apoyo de vocerías.

Durante su dirección, Paredes ha puesto sus energías en intentar instalar un relato, algo de lo que hace gala desde que creó la icónica imagen del árbol de Boric durante la campaña presidencial. Sin embargo, su última apuesta por lo que ha denominado la “normalización” del estado del país no logra convencer frente a las evidentes debilidades de su sustento. La más clara: que parte importante de la opinión pública considera que los intentos de desestabilización fueron alentados por el Frente Amplio (FA) y el PC.

Pero ese mismo relato se vio opacado por el anuncio de aborto. Pese a eso, el análisis no es negativo, ya que el compromiso del envío de ese proyecto de ley para diciembre de este año permitió “abrir la cancha” de un gobierno que llevaba mucho tiempo de forma “disciplinada”, poniendo toda su energía solo en dos áreas: Economía-Hacienda y Seguridad-Interior. Junto con eso, abrió la agenda a que la conversación permita la irrupción de otros ministerios, como Mujer, Salud, Justicia, entre otros, sostienen en Palacio.

A Paredes también se le achaca cierta dificultad para instalar temas en los medios tradicionales. Por lo mismo, hay algunos asesores comunicacionales que afirman que esa es la razón por la cual existe la iniciativa “Gobierno informa”, así como continuamente se le enrostra al líder de la Secom su ausencia de vínculos con directores y editores de medios. “Nunca cuajó”, dice un conocedor del tema. Eso explica, en parte, que el gabinete de Vallejo -y la propia ministra- se haya tenido que involucrar para reforzar esa labor.

Lo que es evidente en buena parte de La Moneda es la debilidad de Paredes por la supuesta influencia de las redes sociales. Esta inclinación queda en evidencia en las exposiciones que suele hacer, por ejemplo, en las reuniones de agenda que tiene los viernes en la tarde junto a Vallejo, Tohá, el ministro Segpres, Álvaro Elizalde (PS), y Durán.

Ahí no solo se expone el gráfico que muestra el nivel de control de agenda -con curvas verdes, amarillo y rojo-, sino que también se enfatizan los resultados sobre conversación digital generada por el gobierno. De hecho, las cifras de redes sociales son materia de orgullo para la Secom. Si en 2022 funcionaron con poco más de 110 campañas pagadas, este año la planificación contempla más de 170. Facebook lo recibieron con casi 500 mil seguidores y han subido en más de 60 mil. En X, por ejemplo, el alza ha sido de casi 300 mil seguidores. TikTok es otra de las redes que también han crecido, pasando de 20 mil seguidores en 2022 a casi 200 mil a junio de este año.

El análisis -en todo caso- no es compartido en todos los niveles de Palacio. De hecho, se recuerda con nitidez la ácida crítica de Tohá cuando desembarcó en el gobierno y se unió a este tipo de reuniones. La flamante nueva ministra del Interior advirtió la debilidad del análisis sostenido sólo en el movimiento de redes sociales y demandó poner más elementos sobre la mesa.

Las últimas arremetidas oficialistas en contra de Paredes fueron la levantada por la presidenta del PS, Paulina Vodanovic, a propósito de lo que consideró escasa difusión de las primarias legales. La batalla significó la primera confrontación entre las alianzas del gobierno y benefició al FA, que exhibió mejor despliegue territorial en la Región Metropolitana.

A ello se sumó la molestia de la ministra del Trabajo, Jeannette Jara (PC), porque se filtró la advertencia que hizo Secom por la campaña del gobierno por la reforma previsional, lo que fue considerado una deslealtad del equipo de Paredes.

Y es que aunque el influyente líder de la Secom suma días de sobrevivencia en La Moneda, en el trayecto ha deteriorado su relación con más de un ministro, como la titular de Salud, Ximena Aguilera; de la Mujer, Antonia Orellana, y de Vivienda, Carlos Montes (PS), quienes incluso -señalan en el oficialismo- suelen tardar en contestarle el teléfono.

#Pablo #Paredes #otra #vez #boca #todos
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Nigel Farage: El retorno del arquitecto del Brexit que amenaza con hundir al Partido Conservador en Reino Unido

Published

on

“Hasta ahora, es la campaña electoral más sosa y aburrida que jamás hayamos visto en nuestras vidas. Y es curioso, porque cuanto más los dos grandes líderes de los partidos intentan ser diferentes, más suenan iguales”. Con esas palabras, el político británico populista Nigel Farage anunciaba el lunes 3 de junio pasado su intención de presentarse a las elecciones generales de Reino Unido.

El euroescéptico, que lideró la campaña por la salida en el referéndum sobre la Unión Europea en Reino Unido en 2016, dijo que se postula para un escaño parlamentario en Clacton-on-Sea, una ciudad costera en el este de Inglaterra, que registró un gran apoyo al Brexit.

El plan de Farage era presentarse como candidato en esta modesta ciudad costera de Essex, a 88 kilómetros al noreste de Londres, uno de los pocos lugares que ha elegido previamente a un miembro del Parlamento por uno de sus partidos antieuropeos predecesores. Pero la mayoría conservadora que tiene que derribar es de unos 24.702 electores.

Cuando hizo el anuncio de volver a liderar el partido Reforma UK los expertos pensaban que sería un fracaso, ya que nunca ha conseguido ser parlamentario, pese a que se ha presentado siete veces. Sin embargo, cuando faltan menos de tres semanas para las elecciones generales, los observadores de Westminster especulan abiertamente sobre si la colectividad podría destruir a los conservadores por completo.

Nigel Farage, líder del partido Reforma UK, habla en un evento de campaña electoral general de Reino Unido en Londres, el 14 de junio de 2024. Foto: Reuters

Esto, porque en un nuevo golpe para el atribulado primer ministro Rishi Sunak, una encuesta de YouGov para The Times situó a Reforma UK en el 19% de las intenciones de voto, frente al 18% de los conservadores, que llevan 14 años gobernando el país.

Los resultados se conocieron momentos antes de un debate en el canal ITV entre figuras importantes de los siete partidos principales. Farage no perdió tiempo en alardear de la encuesta y dijo en su declaración inicial: “Justo antes de salir al aire, superamos a los conservadores en las encuestas de opinión nacionales. Ahora somos la oposición al laborismo”, advirtió.

En un giro de la retórica de la campaña conservadora, también afirmó que votar por los conservadores en lugar de Reforma UK permitiría que gobiernen los laboristas.

Por su parte, Will Jennings, analista de encuestas de Sky News, señaló que el sondeo de YouGov “representa un momento de enorme peligro para los conservadores”.

“Debido a la geografía de su apoyo, no se proyecta que los reformistas ganen muchos escaños, pero aún así podrían costarles a los conservadores victorias en escaños estrechamente disputados en todo el país”, afirmó.

“En muchos lugares esto marcará la diferencia entre que un distrito electoral obtenga un diputado conservador o laborista”, añadió

Por su parte, un portavoz de Reforma UK dijo al canal Sky News que “una encuesta no hace una elección”. “Sin embargo, está claro que los conservadores están arruinados, tal como han arruinado al país”, indicó.

“En este momento, los laboristas ganarán, pero los reformistas son la única oposición real”, agregó.

“Aquellos que están pensando en votar a los conservadores por una lealtad injustificada deberían pensarlo de nuevo. Pueden y deben votar por un partido con la energía y la imaginación para desafiar una hegemonía laborista”, sostuvo.

Fiel a su estilo, Farage no ha perdido la oportunidad de burlarse de los conservadores, especialmente del primer ministro, Rishi Sunak, y recientemente lo hizo usando una canción del rapero Eminem.

En un video divulgado en su cuenta de X (antes Twitter), Farage aparece sentado en la parte trasera de su auto escuchando la canción de 2002 del cantante estadounidense Without Me antes de repetir la letra “Adivina quién ha vuelto”. Y en el tuit se etiquetó nada menos que a Sunak.

En una conferencia de prensa a comienzos de mes, Farage afirmó que el país se enfrentaba a una “elección de inmigración”, aunque exageró el número de personas que llegaban para asentarse, afirmando que todos los que entraron en Reino Unido para trabajar o estudiar en el último año tenían la intención de quedarse de forma permanente.

En una columna publicada por The Times, el exparlamentario tory Matthew Parris manifestó su preocupación por el auge que ha tenido Farage. Y señaló que el arquitecto del Brexit “solo guiará a los conservadores hasta el final del muelle”. “Imitar al populista partido Reforma es un pasaje de ida y vuelta a la aniquilación”, escribió.

“En sus intentos por poner de su lado a los llamados conservadores, Sunak ha renunciado a la simpatía de cientos de diputados y millones de votantes tolerantes, reflexivos y centristas en toda Gran Bretaña que no tienen tiempo para el socialismo, pero se sienten repelidos por un conservadurismo cuajado, que se encoge ante el mero nombre de ese impostor de Farage”, indicó.

El Partido Conservador se encuentra en el poder desde 2010, pero bajo el liderazgo de Sunak ha caído en las encuestas y se encuentran 20 puntos porcentuales por detrás de los laboristas, según un promedio de los sondeos de opinión. Estos estiman que ganaría solo 140 de los 650 escaños parlamentarios, su peor resultado desde 1906.

El primer ministro británico Rishi Sunak asiste a una conferencia de prensa en Downing Street en Londres, el 22 de abril de 2024. Foto: Reuters

El sistema electoral de mayoría absoluta de Reino Unido hace que sea muy difícil para los partidos más pequeños ganar escaños, incluso si obtienen una proporción significativa de votos. Pero si Farage logra ser elegido miembro de la Cámara de los Comunes y conseguir suficientes votos para que su partido pueda recibir financiamiento estatal, eso puede ser una plataforma de lanzamiento suficiente para hacer estallar a la derecha de la política británica.

“Los conservadores han hecho un trabajo terrible”, dijo al portal estadounidense Politico, Richard Tice, el millonario empresario y exlíder que está ayudando a financiar al partido Reforma UK. “Han destrozado a Gran Bretaña y deben ser castigados”.

“Nuestra tarea es presentar una alternativa seria al pueblo británico. Se trata de un plan serio, a medio plazo, para sustituir a los conservadores y convertirse en la oposición al Partido Laborista”, afirmó.

En estas elecciones del jueves 4 de julio, Farage tiene una suerte de sangre en el ojo con los conservadores. Esto, porque en los comicios de 2019, su entonces Partido Brexit acordó no presentar candidatos en cientos de escaños para salvaguardar una victoria conservadora. Desde entonces acusó a la colectividad de fallarle a la derecha política y dijo el lunes que era hora de una “rebelión”.

El líder del Partido Laborista, Keir Starmer, habla durante una conferencia de prensa para presentar un informe sobre el cambio constitucional y la reforma política, en Nexus, Universidad de Leeds, el 5 de diciembre de 2022. Foto: Archivo

“Lo que realmente estoy pidiendo -o lo que pretendo liderar- es una revuelta política”, señaló en una llamada conferencia de prensa de emergencia en Londres.

Farage ha dejado claros sus planes de reemplazar a los conservadores como oposición oficial si los laboristas ganan de manera aplastante, como predicen las encuestas actuales.

Ha descartado llegar a un pacto con los conservadores después de que la destacada tory Suella Braverman dijera que su partido debería apoyar al exlíder del UKIP porque considera que “realmente no hay mucha diferencia entre él y muchas de las políticas que defendemos”.

Reforma UK se formó en 2020 a partir de los restos del proyecto anterior de Farage, el Partido Brexit, que a su vez se había formado a partir de los restos del UKIP. No es un partido común, de hecho, Reforma se creó como una sociedad de responsabilidad limitada, con Farage como accionista mayoritario y presidente honorario.

Hasta hace poco, indicó Politico, apenas podía permitirse el lujo de contar con funcionarios a tiempo completo y no tenía ninguna sede. Gawain Towler, exeurodiputado del UKIP y antiguo lugarteniente de Farage, dirigía las operaciones desde su casa en las afueras de Londres.

Mientras que otros partidos recurrían a encuestas internas y grupos de debate, Reforma dependía de un único activista nerd: Alex Wilson, apodado el “John Curtice de Reform” (en referencia a un conocido gurú británico de las encuestas) debido a su afición por los datos y las hojas de cálculo.

“Si bien Reforma había experimentado varios impulsos significativos con respecto al año anterior –buenos resultados en un puñado de elecciones parciales parlamentarias y la deserción de alto perfil del exvicepresidente del partido conservador Lee Anderson–, todavía sufría de oscuridad más allá de la burbuja de Westminster”, indicó Politico.

Nigel Farage celebra un evento de campaña electoral general de Reino Unido en Londres, el 14 de junio de 2024. Foto: Reuters

El propio Farage admitió al portal que Reforma necesitaba algo de trabajo.

La amenaza a los conservadores siempre fue clara. Tanto el Partido Brexit como el UKIP habían logrado importantes avances frente a los conservadores durante la década de 2010, lo que obligó al partido a virar hacia la derecha en respuesta.

A juicio de los expertos, esa habría sido, en parte, la razón por la que Sunak convocó elecciones anticipadas, porque buscaba sorprender a Reforma UK en momentos en que el partido carecía de la estructura y los recursos para representar una amenaza seria.

Al principio pareció que la apuesta había dado sus frutos. Farage anunció que no se presentaría a las elecciones y dijo que no había tiempo para construir una campaña ganadora. Prefirió centrarse en la campaña presidencial de Estados Unidos, dijo, donde ha sido un habitual animador de su amigo Donald Trump.

Hasta ese momento, las elecciones de 2024 habían prometido ser una batalla de nerds. Pero desde que Farage cambió de opinión les ha puesto condimento a las elecciones y, según la cadena BBC, los laboristas en privado señalan que están encantados con la presencia del populista, porque pude dividir el voto conservador. Esto, aun cuando Reforma no gane ningún escaño, debido a que si el voto de derecha se divide en algunos distritos electorales, especialmente en los más marginales, sería un gran problema para los tories, ya que Farage tiene la capacidad de influir en la política conservadora, incluso sin un asiento en la Cámara de los Comunes.

#Nigel #Farage #retorno #del #arquitecto #del #Brexit #amenaza #con #hundir #Partido #Conservador #Reino #Unido
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.