Connect with us

Noticias

La incógnita sobre el vacío político que enfrenta la derecha

Published

on

En reserva, el jueves 8, a las 10 de la mañana, en medio del velatorio del expresidente Sebastián Piñera Echenique (74) en el Salón de Honor del Congreso Nacional en Santiago, llegaron hasta Vitacura 3535 los integrantes de las tres fundaciones creadas por el exmandatario: Futuro, Piñera Morel y Tantauco, más los miembros de esa oficina.

En la cita, en la que primó el recogimiento, Sebastián Piñera Morel tomó la palabra y les anunció que todo iba a seguir igual, que todos se mantendrían en sus puestos, tal como lo habría querido su padre. La decisión se había tomado en familia y el encargado de oficializarla fue el tercer hijo del matrimonio.

Foto: Marcelo Segura / Presidencia

La determinación no es menor. Implica -según el círculo de los Piñera Morel- mantener vivo el legado del único Presidente de derecha que logró conquistar La Moneda dos veces desde el regreso de la democracia, y contribuir desde ese espacio a la unidad del sector y a la difusión de sus ideas. Esto, ante el impacto que provocó su sorpresiva pérdida -el martes 6, en el accidente aéreo que le costó la vida en el lago Ranco- y que dejó un vacío de liderazgo en la derecha.

En esa línea, sigue a firme -para el jueves 14 de marzo- el seminario de Educación al que el expresidente Piñera había invitado al ministro de Educación, Nicolás Cataldo, y en el que ahora participarán Magdalena Piñera y el exministro Raúl Figueroa.

VICTOR HUENANTE / AGENCIA UNO

El debate sobre cómo y quién llenará ese vacío político ya se tomó a las filas de Chile Vamos, en el comienzo de un año clave, con la elección municipal de octubre. E hizo que espontáneamente las miradas se dirigieran hacia Evelyn Matthei, la carta mejor posicionada en las encuestas para la presidencial de 2025. Pero la resistencia de la edil a tomar esa posta ha sido categórica. “No estoy dispuesta a hablar de liderazgos. Es el momento del Presidente Piñera, de su familia (…) Quiero ser superclara en una cosa: el domingo el Presidente era un posible precandidato y hoy día ya no está. La vida es frágil, nunca se deben centrar las esperanzas en una persona, sino que en la institucionalidad y en los equipos”, dijo esta semana a los medios.

Andres Chadwick
FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

Aparte de Matthei, en voz baja se menciona a Andrés Chadwick -primo y hombre de confianza del exmandatario- como una figura que podría asumir el rol de articulación política del sector. El hecho que la familia lo haya elegido como coordinador y enlace con el gobierno para las exequias del expresidente lo ubica -según se menciona- en un sitial especial de visibilidad.

“Piñera nunca impulsó un liderazgo que pudiera sucederlo, una suerte de delfín. No lo tuvo en su primer gobierno, oportunidad en que terminó entregándole el mando a Michelle Bachelet, ni en el segundo, cuando hizo lo propio con Gabriel Boric. Y, por lo tanto, eso es lo que provoca el vacío de poder”, sostiene el analista político Tomás Duval.

El impacto mayor lo recibió Renovación Nacional, partido que perdió a uno de sus líderes naturales. Ante ese vacío, que califican de irreparable, hay quienes sostienen que esto acelera una definición presidencial. “Hay un vacío y hay que actuar con realismo. Y el liderazgo de Evelyn Matthei es el que tenemos en Chile Vamos para enfrentar los próximos compromisos electorales”, dice el diputado de RN Andrés Celis.

En un rol coordinador y de articulación del sector también se menciona en ese partido al expresidente de la CPC, Juan Sutil, un hombre cercano a Piñera; como lo demostró con el tema de las vacunas y los ventiladores durante la pandemia y con capacidad de despliegue en campañas. Solo quedó fuera del consejo constitucional -al que postuló por Rancagua-, por el tema de la paridad.

FRANCISCO PAREDES / AGENCIA UNO

Las masivas demostraciones de apoyo que recibió el exgobernante -con miles de ciudadanos haciendo filas por horas para despedirse de él en el Salón de Honor del Congreso en Santiago- provocaron un fuerte remezón en Chile Vamos y que en estos días incluyen en los análisis. Ello los obliga -como lo plantea Gloria Hutt, presidenta de Evópoli- a mirar con agudeza lo que hay detrás de esa espontánea movilización y el camino a seguir. “Nosotros -dice- tenemos que tomar una responsabilidad por mantener esta visión de democracia liberal que él planteaba con mucha fuerza. Aquí hay una responsabilidad en continuar ese ideario y fortalecerlo”. Para Chile Vamos el desafío se abre en medio del crecimiento de Republicanos.

Si bien la UDI cuenta con el asentado liderazgo de Matthei, en su interior se admite que el esfuerzo debe estar dirigido además hacia la unidad que levantó Piñera como fórmula de crecimiento electoral de la derecha, y que apuntaba a un entendimiento desde Amarillos a Republicanos. Javier Macaya, su presidente, precisa que enfrentan un vacío difícil de llenar, pero que “el mejor legado y lo mejor que podemos hacer con ese vacío es estar a la altura de lo que él hubiese esperado: la unidad del sector, la unidad del país”.

Desde que entregó el mando, hace casi dos años, Piñera nunca soltó las riendas de la política activa, a la que había ingresado oficialmente en 1989 cuando fichó por Renovación Nacional y conquistó la senaduría por Santiago Oriente.

Sus oficinas de Vitacura 3535 -las que seguirán en operaciones- funcionaban como una suerte de Moneda chica. Desde su escritorio, lleno de carpetas y blocks de apuntes, articulaba -por WhatsApp, celular y Zoom- a quienes habían sido parte de sus gobiernos (2010-2014 y 2018-2022), a parlamentarios, dirigentes de partido y alcaldes, espacio donde -según se confidencia- les ofrecía una “cancha neutral” para hablar con libertad sobre todos los temas.

Foto: Andrés Pérez

“Esa ascendencia casi reverencial la tenía únicamente Piñera. A la hora que nos llamara, ahí estábamos. No veo por ahora a otro líder igual en mi sector”, plantea el exalcalde de Santiago Felipe Alessandri (RN).

Todos los jueves, sin excepción, el exgobernante encabezaba una especie de “comité político”, en el que participaban -en forma estable- Jaime Bellolio, exministro secretario general de Gobierno, Juan José Ossa, exministro secretario general de la Presidencia; Alejandro Weber, exsubsecretario de Hacienda, y Máximo Pavez, exsubsecretario general de la Presidencia.

A ellos se unían de manera intermitente Rodrigo Delgado, exministro del Interior; Karla Rubilar, exsegegob y exministra de Desarrollo Social, y Cristina Torres, exdirectora de Presupuestos. Más otros exministros y exsubsecretarios, dependiendo del asunto a tratar. Y si bien Piñera estaba concentrado en los comicios municipales y de gobernadores, la última tarea que les asignó el lunes 5 fue levantar propuestas para colaborar con el gobierno frente a los incendios forestales que han devastado especialmente a la Quinta Región, tal como se lo dijo al Presidente Boric en la comunicación telefónica que tuvieron ese día.

La aceitada estructura que había levantado -y que seguirá en funciones- considera un staff de generación de minutas, cálculos e ideas fuerza sobre distintos temas y proyectos de ley. De este modo, en un par de horas, los parlamentarios y dirigentes de Chile Vamos van a seguir contando con ese material, con la rapidez que ningún think tank tiene.

Pero, el sistema despertaba suspicacias. Detractores, y también partidarios, lo veían no solo como una plataforma para defender su legado, sino como base para una nueva incursión a La Moneda en 2025.

La encuesta CEP de noviembre lo había ubicado en el segundo lugar de los personajes mejor evaluados, con un 37%, después de Matthei (46%). Y antes, con motivo de los 50 años, el Presidente Boric -con quien ya había empezado a superar un historial de desavenencias- lo había calificado como un “demócrata”, dos hechos que lo habían revitalizado y que alimentaban aún más las suspicacias.

Pero su decisión de enfocarse en ser “un buen expresidente” -como lo confesó en agosto pasado en La Tercera-, y descartar cualquier postulación a La Moneda, ya estaba tomada.

En el entorno de Piñera se revela que ese fue un acuerdo adoptado en familia. La voz que pesó fue la de su esposa, Cecilia Morel, que no quería verlo sometido de nuevo a las tensiones que vivió durante su último mandato, con el estallido social y la pandemia. Punto que habló por última vez, el jueves 25 en un almuerzo con su “comité político”, en que les insistió en que esa puerta estaba cerrada.

Como buen negociador -habilidad que potenció como empresario- logró que su familia aceptara que siguiera en política, pero solo desde su rol de exjefe de Estado. Esto, porque no estaba dispuesto a abandonar el desafío que venía impulsando desde el año pasado: la unidad del sector a través de la conformación de un gran arco político, una Concertación de centroderecha, que abarcara desde Amarillos y Demócratas hasta Republicanos.

FOTO: DIEGO MARTIN /AGENCIA UNO

Por ello no extrañó que ese ideario fuera el que rescató Chadwick en la improvisada tribuna que se armó el jueves en los jardines de la Cámara de Diputados, para no interrumpir el ingreso de los cientos de ciudadanos que querían despedirse del exmandatario en el Salón de Honor del Congreso Nacional.

“Tenemos que estar unidos. Todos unidos para recordarlo y seguir su camino. Los vamos a necesitar, reunirnos todos”, fue el emplazamiento que hizo -junto a los presidentes de Chile Vamos- ante unos 70 exministros y exsubsecretarios, parlamentarios y alcaldes.

Sus palabras estuvieron dirigidas al núcleo duro del piñerismo, que si bien pasa por su momento más complejo, hoy tiene un vínculo importante con las presidencias de Rodrigo Galilea (RN) y Gloria Hutt (Evópoli); en sintonía con la jefatura de Javier Macaya (UDI), y con ramificaciones en el Parlamento y en más de 400 o 500 jóvenes formados en los dos gobiernos del exmandatario.

Si esa plataforma alcanza para levantar o no la marca del “piñerismo”, es algo que ningún partido se atreve a apostar. Lo único claro -dicen- es que si los laguistas son exageradamente laguistas, los piñeristas también son exageradamente piñeristas.

“Es difícil -comenta Juan José Ossa– predecir el efecto de la prematura partida de Sebastián Piñera. Pero sí, lo que es objetivo, es que se va alguien que aglutinaba y coordinaba a las fuerzas de centroderecha con vocación y desinterés, y ese vacío no es fácil de llenar”.

La conquista de un espacio en la derecha no fue fácil para Piñera, coalición en la que siempre se le vio como un advenedizo. Los más conservadores no le perdonaban sus orígenes democratacristianos. Su padre, José Piñera Carvallo, había sido fundador de la DC y él -en sus años universitarios, en ingeniería comercial en la Católica-, era un simpatizante de esas filas.

Más resquemor provocaba todavía que hubiera participado en el “Caupolicanazo”, cuando Eduardo Frei Montalva llamó a rechazar la Constitución del 80, entre cuyos ideólogos figuraba nada menos que Jaime Guzmán. Y, luego, que hubiera defendido y votado por el No en el plebiscito del 88, que implicaba un rechazo a la continuidad de Augusto Pinochet en el poder. En uno de esos debates, en Canal 13, se enfrentó con dureza a Cristián Larroulet, con quien estrecharía fuertes relaciones con el tiempo y se convertiría en su jefe de los asesores del Segundo Piso, en su segundo mandato.

Su historia no impidió que Andrés Allamand y Alberto Espina lo convencieran para que se uniera a Renovación Nacional -tensionada por dos almas, una más conservadora y otra más liberal- y postulara como candidato a senador por Santiago Oriente, escaño que conquistó el 89.

Ese triunfo no sólo marcó el inicio oficial de su carrera política, sino que abrió interminables rencillas con las figuras históricas de la derecha -Sergio Onofre Jarpa, Carlos Larraín, Sergio Romero, Alberto Cardemil y Jovino Novoa-, por sus ideas liberales, que se plasmaban en el Congreso, en varias votaciones alineadas con la Concertación, entre ellas, la reforma tributaria del 90, que impulsaba el ministro de Hacienda Alejandro Foxley, quien el jueves acudió al funeral.

“Es verdad que no fue un período fácil para él. Pero lo importante es que su ingreso fue clave para que la derecha asumiera un compromiso irrestricto con la democracia”, señala Espina.

El único objetivo de Piñera era llegar a La Moneda, proceso en el que pasó por grandes dificultades y en el que también cometió errores. Tras irrumpir en la primera vuelta de 2005, arrebatándole las opciones a Joaquín Lavín, finalmente perdió en el balotaje contra Michelle Bachelet. Pero empezó a construir una plataforma de contactos transversales que pavimentaron su doble llegada a La Moneda en los años siguientes y generaron lealtades transversales que derivaron -tras sus dos gobiernos- en una fuerza política casi paralela: el piñerismo. Clave en la recomposición de sus relaciones con la UDI fue su primo Andrés Chadwick y Juan Antonio Coloma.

Las hostilidades no pararon con su primer arribo a La Moneda, a pesar de haberse convertido en el primero en conquistar ese sitial para la derecha desde Jorge Alessandri en 1958. El fuego amigo provino por no haber incorporado a más gente de la coalición al gobierno. Carlos Larraín (RN) -con quien siempre mantuvo una tirante relación- fue el más duro. “No quiero hacer juicios -dijo-. Creo sí, que ha habido poco respeto por los partidos políticos”.

Apenas salió del gobierno, Piñera empezó a articular su regreso. Fue así como el mismo 2014 creó Avanza Chile, que se transformó en su plataforma con estos objetivos y en la que fichó a Gonzalo Blumel, Andrés Chadwick, Cecilia Pérez, Roberto Ampuero, Felipe Larraín, Cristián Larroulet, además de Lavín y Matthei. Pero el retorno le depararía inesperados desafíos. El estallido social del 18-0, la pandemia y un crudo fuego amigo por no estar de acuerdo con los retiros del 10% y por haber abierto la vía democrática, con una nueva Constitución, para encauzar el malestar social.

La decisión de Chile Vamos es rescatar y proyectar su legado, mientras buscan llenar el vacío político que dejó y que todavía no tiene rostro.

#incógnita #sobre #vacío #político #enfrenta #derecha
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Encuentran restos humanos en toma de Maipú donde PDI realiza diligencias por secuestro de exmilitar venezolano

Published

on

Personal de la PDI encontró esta tarde partes de un cuerpo humano en una toma en la comuna de Maipú donde durante esta jornada se han realizado diligencias por el secuestro del exmilitar venezolano Ronald Ojeda.

Hasta el momento, se desconoce el origen ni la data de los restos.

Cabe recordar que este viernes La Tercera informó que personal policial realizó la detención del primer sospechoso por el plagio del exteniente, quien se encuentra en la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) de la PDI.

Asimismo, se indicó que, durante el día, el fiscal regional Metropolitano Sur, Héctor Barros, encabezó diligencias en un campamento de Maipú en el marco de la búsqueda del exteniente, quien fue secuestrado el pasado 21 de febrero en Independencia.

Además, la Policía de Investigaciones (PDI) realizó un allanamiento en una toma de la comuna.

#Encuentran #restos #humanos #toma #Maipú #donde #PDI #realiza #diligencias #por #secuestro #exmilitar #venezolano
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Cómo limpiar a fondo una parrilla antes y después de un asado

Published

on

Mentalmente, las y los parrilleros están listos para sacrificarse por el resto: enfrentarse al desafío de sortear el humo, soportar las altas temperaturas y las heridas de guerra que dejan los restos de carbón ardiente estallando a diestra y siniestra. Pero la pregunta que nos hacemos aquí es: ¿estarán también sus parrillas listas?

Y con eso no solo nos referimos a que se encuentren con sus partes completas o no les falte gas o carbón, sino que además a que estén limpias e higienizadas. Porque una parrilla que mantiene restos de viejas preparaciones va acumulando material que, eventualmente, podría ser dañino para la salud, un riesgo que incluye la posibilidad de devenir en cáncer.

“Todo eso quemado que se va juntando en la parrilla corresponde a grasas y restos orgánicos, principalmente de las carnes, como las nitrosaminas, los benzopirenos y las acrilamidas”, explica el cocinero y divulgador de ciencia Heinz Wuth. Si se ingieren frecuentemente, “todos podrían tener efectos cancerígenos en el largo plazo”.

El problema, sostiene Wuth, es que mientras más tiempo permanecen estos restos en las rejillas, más complejos se hacen de retirar. “Esta materia que se acumula se va polimerizando con el tiempo y forma una estructura súper resistente. Es como si con los días la grasa se hiciera más dura y resiliente”.

Podríamos decir que el asado a la parrilla es parte del folclor nacional. Una tradición llena de costumbres y prácticas que se repiten con la fuerza de la inercia. Tanto así, que muchas de éstas ni siquiera tienen sentido. ¿Cuántos por acá recurren, una vez que se prende el fuego, a la mitad de una cebolla para limpiar la parrilla?

Lamentamos decir que eso no sirve absolutamente de nada.

“Es verdad que la cebolla quita suciedad”, dice Heinz Wuth, “pero hay que entender que es un vegetal que tiene azúcares. Y cuando se la pasa por los fierros intentando limpiarlos, esos azúcares también se quedan pegados en la parrilla. Este jugo lo único que provoca es que todo se queme más”, lo que al mismo tiempo hace que esa parrilla sea potencialmente más tóxica.

Pero, ¿de dónde vienen todos estos mitos? El crítico gastronómico y columnista de Práctico, Álvaro Peralta, cree que estas ideas se deben a la falta de información e infraestructura que solía haber en torno a la parrilla. “Hace treinta años, con menos sequía, no había el tiempo que tenemos ahora, que nos permite hacer asados durante casi todo el año. Recién en septiembre se desempolvaban y había casi que resucitarla. Tampoco recibíamos tanta influencia desde Argentina, entonces todo valía para limpiarla; había que ingeniársela”.

No: la cebolla no sirve de nada.

Curioso y triste: generaciones tras generaciones haciéndolo mal. Para peor, el uso de la cebolla o el limón no son las únicas malas prácticas. Martín Cosmelli es asador y experto en carnes, fundador del restorán de carnes hamburguesas Beasty Butchers. A su juicio, son varios los errores que se suelen cometer al momento de limpiar una parrilla. Y uno de ellos es pensar que las altas temperaturas que se alcanzan durante el asado bastan para eliminar las impurezas.

“Hay muchísimas bacterias que sobreviven a altas temperaturas. Además que, de esa manera, quedan los residuos carbonizados pegados. Ojalá que esos residuos sean solo de la comida anterior y no de otros animales que se asomaron por la parrilla”, sostiene con algo de malicia.

Para Cosmelli, no preocuparse de limpiar la parrilla como corresponde es tan imperdonable como hacer un bistec en una sartén sin lavar desde el fin de semana anterior. Y una parrilla sucia, dice, genera dos grandes problemas: la ya mencionada falta de higiene y la pérdida de transferencia calórica.

Esto último sucede porque “hay materia que separa la superficie de lo que estamos cocinando, haciendo que sea más difícil hacer un buen sellado o llegar al punto correcto en nuestra preparación”, argumenta el asador.

A pesar de todo esto, hay ciertos parrilleros que se rehusan a limpiar en profundidad sus parrillas. Algunos apelan a cuestiones técnicas, como que la grasa que queda impregnada en los fierros sirve de antiadherente, evitando que las carnes o vegetales no se pegan mientras se asan. Aunque esto sea cierto, Heinz Wuth dice que no es suficiente excusa para no limpiar la parrilla, “porque el riesgo va más allá”.

Para el divulgador científico, toda esta falta de cultura se solucionaría si “conociéramos la suciedad” que se va acumulando en los fierros. En 2019, el Instituto Estadounidense para la Investigación del Cáncer, publicó una guía de cinco pasos básicos para cocinar a la parrilla y disminuir los riesgos de contraer esta enfermedad. Suena dramático y puede serlo. Según la directora senior del Programa de Nutrición del establecimiento, Alice Bender, “asar carne, roja o blanca a altas temperaturas forma importantes substancias cancerígenas”.

Una de esas substancias corresponde al hidrocarburo aromático policíclico, que se genera cada vez que una materia orgánica se quema. Rashmi Sinha, investigadora principal de la División de Epidemiología y Genética en el Instituto Nacional del Cáncer, detalla que estos hidrocarburos se elevan con el humo cada vez que la grasa que bota la carne entra en contacto con las llamas o las brasas.

Por eso es que Heinz Wuth de paso alerta sobre los riesgos de comer carnes muy quemadas. “Ese tostado, esas marcas oscuras, es simplemente carne quemada. Y es lo menos recomendable. Hay que saber diferenciar las carnes que están hechas para asarse bien cocidas, durante seis u ocho horas, como podría ser la plateada o el tapapecho, de otras como el lomo, el abastero, el filete o el lomo vetado, que son los cortes típicos de asado y que tienen mucha fibra. Si esta se cuece mucho, queda como un alambre de cobre que raspa el estómago. Del dorado al quemado hay solo un paso”.

Es importante, entonces, deshacerse de todos los residuos, sobre todo de aquellos quemados que se van acumulando, muchas veces en sectores poco visibles. Es un error preocuparse de limpiar sólo la parte superior de la rendija o de los fierros. El aseo debe ser profundo, por muy difícil que parezca.

No importa si la parrilla es a carbón, a leña, a gas o eléctrica; la clave es limpiar en profundidad después de usarla. Y siempre hacerlo aprovechando el calor ,que mantiene los restos de carne blandos y, por ende, más sencillos de remover.

Hay quienes, además, recomiendan limpiarla antes de cada uso. Esto puede ser necesario si la parrilla lleva mucho tiempo inutilizada y sin un cobertor que la proteja del polvo u otras impurezas que puedan caer sobre ella. De hacerlo, será necesario prender el fuego para ablandar los restos que puedan estar adheridos. Y no se te ocurra pensar en la cebolla.

El cuero de pollo tampoco es muy efectivo, según Heinz Wuth, porque se achicharra rápidamente con el calor e impide hacer un trabajo profundo. Lo que se recomienda, en cambio, es utilizar elementos abrasivos que permitan raspar las rendijas o fierros. Álvaro Peralta señala que, a diferencia de unos años atrás, hoy se puede encontrar todo tipo de utensilios para este tipo de labores.

Una opción, sugerida por Wuth, es comprar una piedra tipo pómez, que se vende específicamente para la limpieza de parrillas. También se pueden encontrar espátulas, escobillas y virutillas que cumplen la misma función.

Una tercera solución, más artesanal si se quiere, es recurrir al papel aluminio. Éste, al ser maleable, se puede arrugar y formar una especie de pelota que es capaz de adaptarse a los distintos espacios que se deban limpiar. Wuth dice que el limpiador más eficaz es “aquel que tiene la mejor base de contacto”.

Después de raspar la parrilla con la herramienta abrasiva de elección, y una vez que la rejilla esté más fría al tacto, tanto Wuth como Cosmelli recomiendan utilizar desengrasantes químicos para remover los restos más adheridos. Pero ojo, debes fijarte que corresponda a un producto acorde al material del cual está hecha tu parrilla.

Si tu parrilla esté muy carbonizada, la solución, dice Cosmelli, es utilizar un desincrustante químico.

Luego de utilizar cualquiera de estas soluciones químicas, es importante enjuagar, ya sea con agua fría o utilizando un paño absorbente húmedo, procurando retirar todos los restos sobrantes.

Finalmente, hay que preocuparse de secar bien y mantener la parrilla en un lugar seco, idealmente cubierta bajo techo o protegida con algún cobertor de material respirable. Esto para evitar la humedad, que puede ser particularmente dañina para parrillas de hierro fundido. Wuth explica que, a diferencia del hierro enlozado, el material puro es propenso a la oxidación. Por eso se recomienda que luego de limpiar y secar, se le aplique una pequeña capa de aceite.

Álvaro Peralta recuerda que los tambores, en el caso de una parrilla a carbón o a leña, también se deben limpiar después de utilizar, ya que la brasa restante va a mermar la combustión del siguiente asado, además de que “con el viento puede ensuciar la comida”.

Por otro lado, Cosmelli dice que es beneficioso, al menos una o dos veces al año, hacerle una mantención a la parrilla, “dependiendo del uso que le demos”. Asimismo se deben revisar con cierta frecuencia los componentes, “como los cables en una parrilla eléctrica y los flexibles en caso de una a gas”. Las de carbón también se debe revisar el fondo, “porque se va desgastando con el contacto con la brasa”.

Como dice Wuth, para la limpieza de una parrilla hay que invertir tiempo, hacerlo un hábito y realizarlo de forma rigurosa. “Se trata de la comida que uno come y le da a sus invitados. Hay que asegurarse de que lo que uno cocina sea rico y seguro. Y la seguridad se cumple con una buena higiene”.

*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 1 de marzo 2024. Los valores y su disponibilidad pueden cambiar.

#Cómo #limpiar #fondo #una #parrilla #antes #después #asado
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

El millonario premio que buscan Jarry y Tabilo en el Chile Open

Published

on

Nicolás Jarry y Alejandro Tabilo están en los cuartos del final del Chile Open, con grandes expectativas de seguir avanzando. De hecho, ambos buscarán el paso a semifinales y la posibilidad de enfrentarse entre sí en esa ronda.

El jueves, Nico dio cuenta con bastante autoridad del argentino Federico Coria, por 7-6 (4) y 6-2, mientras que ayer Ale superó a su amigo Tomás Barrios, por 6-2 y 7-5, en un partido de alto nivel, que le permitió por primera vez superar la barrera de los 1.000 en el ranking ATP.

En ese sentido, ambos jugadores nacionales esperan coronar la semana levantando el título. Jarry va por el bicampeonato, mientras que Tabilo buscará alzarse por primera vez con la corona y de paso embolsarse un millonario cheque.

Las dos principales raquetas nacionales han tenido un arranque con resultados destacados. De hecho, el zurdo nacido en Toronto conquistó su primer ATP en Auckland, mientras que el nieto de Jaime Fillol consiguió llegar a la final del Argentina Open, donde derrotó a figuras como Stanislas Wawrinka y Carlos Alcaraz. Este último, el mejor triunfo de su carrera.

Por el hecho de encontrarse en cuartos final del ATP 250 de Santiago, ambos jugadores aseguraron US$ 19.995. Es decir, 19,3 millones de pesos. De avanzar a la siguiente ronda, el premio se incrementa a US$ 34.510 (33,4 millones de pesos). Y justamente esa posibilidad la tendrán hoy, cuando Nicolás Jarry se mida frente al francés Corentin Moutet y Alejandro Tabilo haga lo propio ante el italiano Luciano Darderi.

Naturalmente, con el avance de las rondas, las cifras se van incrementando. Así el finalista podrá conseguir un cheque por US$ 58.705 (56,8 millones de pesos). Mientras que el campeón se llevará US$ 100.640 (97,4 millones de pesos). En total, el torneo reparte US$ 742.350 (718,8 millones de pesos). Es decir, casi 25 mil dólares más que en la edición pasada, que conquistó Nicolás Jarry.

El ATP 250 de Santiago es uno de los tres certámenes de esta categoría en Sudamérica, tras Córdoba, que este año se despidió, y Buenos Aires, que arrastra una larga tradición dentro del circuito.

En el caso del primero, la bolsa es inferior al evento chileno, pues entregó un pozo de US$ 640.705, mientras que el campeón, Luciano Darderi, el rival de Tabilo anoche, se quedó con un premio de US$ 85.535.

En tanto, el ATP de la capital argentina supera al cordobés, pero no alcanza a sobrepasar al chileno, pues este año entregó una cifra de US$ 728.185.

El campeón, Facundo Díaz Acosta, se quedó con una cantidad de US$ 97.745. Mientras que Nico Jarry, el finalista, recibió un premio de US$ 57.015.

Eso sí, a diferencia de los otros torneos de la gira, su cuadro fue bastante similar al del ATP 500 de Río de Janeiro, ya que lograron convocar a grandes figuras del circuito como Alcaraz, Wawrinka y Marin Cilic. Este último había sido invitado a Santiago. Sin embargo, se lesionó tras su partido en el Argentina Open, por lo que debió restarse de toda la gira sudamericana.

Asimismo, en el caso de Santiago, la principal complicación es que compite con tres ATP 500 la misma semana y además en superficie dura, por lo que muchos tenistas optan por ir a buscar más puntos, dinero y preparación para Indian Wells, a la semana siguiente.

#millonario #premio #buscan #Jarry #Tabilo #Chile #Open
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.