Connect with us

Noticias

Columna de Daniel Matamala: La República

Published

on

Una imagen poderosa marcó el funeral de Estado del expresidente Sebastián Piñera. El Presidente Gabriel Boric, la expresidenta Michelle Bachelet y el expresidente Eduardo Frei (junto al presidente del Senado, Juan Antonio Coloma) hicieron la guardia de honor ante el féretro del malogrado exmandatario. Sólo faltó el expresidente Ricardo Lagos, excusado por motivos de salud.

Todos ellos fueron, en su momento, rivales de Piñera. Frei lo enfrentó en las elecciones senatoriales por Santiago Oriente en 1989, aún en dictadura. Bachelet, en la elección presidencial de 2005, tras la cual se dio una curiosa sucesión en la entrega de la banda presidencial: Bachelet a Piñera en 2010, Piñera a Bachelet en 2014, y Bachelet a Piñera en 2018. Quien interrumpió esa cadencia fue Boric, férreo opositor de Piñera en sus dos mandatos. Fueron, en resumen, adversarios. Rivales. Pero no enemigos.

Desde que se conoció la tragedia, la tarde de este martes, hasta que se dio la última despedida, este viernes, Chile se reencontró con una de nuestras grandes fortalezas. Con un sentido de humanidad y de continuidad que hace que nuestra República, pese a todas sus grietas y tensiones, sea aún capaz de seguir adelante.

El sentido de humanidad apareció el mismo martes. Una vida se había perdido trágicamente, una familia y un círculo de amigos lloraban una pérdida, y el pésame fue generalizado. Todas las figuras políticas relevantes tuvieron una sola voz para extender las condolencias a quienes sufrían.

Puede parecer obvio, pero no lo es. Hay momentos en la historia de los países en que la refriega es tan dura, que hasta ese básico sentimiento humano pareciera desaparecer. Ese, lo comprobamos con alivio esta semana, no es el caso del Chile de hoy.

Es que sin esa reserva de humanidad no hay cemento capaz de mantener unida a una sociedad. Y, sobre ella, la edificación de una República como la nuestra requiere el respeto a ritos y figuras, por su rol como depositarios de la soberanía popular.

En las monarquías, la fórmula es sencilla. Le roi est mort, vive le roi!, o The king is dead, long live the king! se ha exclamado por siglos para subrayar esa continuidad de la institución monárquica más allá de la persona que circunstancialmente ocupa el cargo.

Columna de Daniel Matamala: La República

Tras independizarse de las coronas europeas, nuestras repúblicas americanas debieron encontrar una nueva fuente de legitimidad que permitiera recrear el principio de autoridad antes encarnado por el rey. Chile fue especialmente exitoso en esa transición, siguiendo el principio portaliano de depositar esa legitimidad en una figura abstracta e impersonal: la Presidencia de la República.

No hay derecho de sangre en el Jefe de Estado de la República, sino una construcción política. En una democracia, la soberanía reside en el pueblo, y este le entrega su ejercicio, con límites específicos y por un período acotado, a uno entre los suyos. Su rol es ejercer ese mandato, y entregarlo luego a otra persona elegida de acuerdo a las mismas reglas.

Solemos hablar del “Primer Mandatario” como un simple sinónimo de Presidente, sin reparar en la profundidad de la expresión. Porque es la primera autoridad de la República, pero antes que eso, es quien recibe un mandato. El poder no está en él, en su sangre, su herencia ni su apellido. Tampoco en una suma de cualidades personales que lo hagan necesariamente el mejor de los nuestros. Sólo es un mandato, acotado y limitado, para ejercerlo en nombre del pueblo que lo ha elegido.

Cuando muere un expresidente, por lo tanto, fallece un ser humano, y eso nos hace condolernos con sus deudos. Se hace también el balance del legado de un líder político, balance que es siempre controvertido y polémico.

Pero, sobre todo, se va alguien que ha sido elegido por el pueblo para entregarle un mandato, y por eso el homenaje a su figura es el homenaje a la República que él, más allá de sus virtudes y defectos, encarnó.

Cuando los expresidentes se reúnen, cuando los ministros de Estado forman guardia de honor, cuando los edificios y los símbolos de la democracia son ocupados en ese adiós, cuando quienes han sido sus adversarios destacan los aspectos más luminosos de quien ha partido, no sólo se homenajea a una persona, se enfatiza la continuidad de la República.

Insisto: todo esto puede parecer obvio, pero no lo es. Cuando las democracias se marchitan y mueren, ese proceso siempre es acompañado por un déficit de amistad cívica.

Los miembros de una comunidad, y en especial sus élites, pierden esas formas y atizan un enfrentamiento que ya no es entre adversarios ni rivales, sino entre enemigos.

Es lo que ha pasado en lugares tan diversos como Estados Unidos, Brasil o Venezuela. Una lógica de enemigos va destruyendo los cimientos de la convivencia, deshumanizando a los adversarios y volviendo aceptable cualquier acción política, por más violenta y antidemocrática que ella sea. El Chile de hoy no está ajeno a esta política de la confrontación. Pero en los momentos decisivos, en aquellos en que está en juego la continuidad de los símbolos democráticos, aún somos ejemplares.

Cada noche de elecciones, el perdedor reconoce su derrota y felicita al ganador. El presidente saliente llama al presidente electo y también lo congratula. Cada cuatro años, un 11 de marzo, quien ha ejercido el mandato concurre al edificio del Congreso para entregar la piocha de O’Higgins a su legítimo sucesor.

Y cuando la persona que ha tenido el honor de custodiar esa piocha fallece, sus pares, junto a todo el país, hacen una tregua en sus querellas diarias, se conduelen y recuerdan.

Más adelante vendrá el balance de la historia. Más adelante, los panegíricos más encendidos serán entibiados por la perspectiva del tiempo. Las virtudes y defectos, los éxitos y los fracasos serán aquilatados en su justa dimensión.

Pero en estos días, lo importante es que un ser humano ha sido despedido con respeto y la continuidad de la soberanía popular ha sido exaltada.

Hoy, nuestra República es más fuerte.

#Columna #Daniel #Matamala #República
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

La batalla ideológica – La Tercera

Published

on

Aunque el gobierno actual aún no ha alcanzado su punto medio, definitivamente la agenda política se inclina más hacia las futuras elecciones que hacia los desafíos presentes. En el reciente comité político, el Presidente estableció que el enfoque del segundo tiempo estaría más orientado hacia la gestión, relegando las discusiones ideológicas o valóricas que algunos en la administración consideraban prioritarias. Esto no logró establecer la necesaria calma, pues los intentos de diferenciación y establecer identidades pesan más; especialmente tras las entrevistas al diputado Gonzalo Winter, quien, aunque ha expresado algo que es simplemente sentido común, ha resaltado la importancia de que la lucha por el poder no descarte el debate de ideas. Las incomodidades, en especial desde el Socialismo Democrático, no se hicieron esperar.

Es inevitable que, en la contienda de medidas como la reforma de pensiones, se enfrenten visiones ideológicas. ¿Debería nuestro sistema de capitalización individual y apalancado depender únicamente de la PGU, o debería la cotización incorporar un componente solidario? Incluso desde un punto de vista político oportuno, ¿debería la oposición dedicarse a bloquear el proyecto del gobierno en el Senado, o intentar revivir la reforma presentada por Piñera poco antes del estallido social? Cada una de estas preguntas tiene un trasfondo ideológico, lo que justifica plenamente la necesidad de mantener estas conversaciones.

Sin embargo, la responsabilidad principal de liderar estas conversaciones recae más en los partidos políticos que conforman la coalición que en el propio gobierno. En una democracia, los partidos políticos desempeñan un papel crucial. Son los vehículos a través de los cuales se articulan y representan los intereses de la ciudadanía, así como los instrumentos para la competencia política y la toma de decisiones. Deben ser espacios de debate y deliberación, donde se definan las políticas públicas que guiarán el rumbo del país, así como fomentar la participación ciudadana y la representatividad en los procesos electorales. En este momento, cuando nos encontramos al borde del inicio del ciclo electoral que determinará a las futuras autoridades, su papel es más visible y necesario que nunca.

No obstante, a veces parece que dentro de la misma coalición no hay un ánimo de discusión. Un ejemplo de ello son las reacciones al planteamiento de la alcaldesa Delfino sobre la selección en los liceos emblemáticos. La primera reacción, como la de Fernando Atria, cuyas ideas han influido considerablemente en las posturas sobre educación de los actuales dirigentes estudiantiles en el gobierno, fue calificar dicha conversación de “patológica”, cerrando así el debate. Es una reacción similar a quienes desacreditan los planteamientos de Winter, argumentando que ya se discutieron en la convención y su posición fue derrotada.

La coalición oficialista debería preocuparse ante esta incapacidad de discutir internamente temas como la selección en los liceos emblemáticos o la conversación sobre solidaridad en las pensiones propuesta por el diputado Winter. Si la respuesta a temas polémicos es el menosprecio o la ofensa, esto evidencia una fractura interna que, de no ser atendida, podría convertirse en una crisis. La escasez de debate de ideas plantea dudas sobre la gobernabilidad futura, lo que podría afectar el resultado de las elecciones.

#batalla #ideológica #Tercera
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Hassler: “Es clave poner las candidaturas más competitivas”

Published

on

La alcaldesa de Santiago, Irací Hassler (PC) -quien ya confirmó que irá por la reelección en los comicios municipales de octubre- reiteró su disposición ante una eventual realización de primarias para definir la candidatura que apoyará el oficialismo y abordó la relación con el Partido Socialista.

De momento, dos candidatos del oficialismo asoman para disputar el sillón municipal: el socialista Ismael Calderón y la actual jefa comunal, perteneciente al PC. Ante esto, Calderón ha insistido con que el apoyo a un candidato se zanje con primarias. Hassler, en tanto, señaló a mediados de febrero que “está a disposición de las definiciones” de los partidos políticos.

Al respecto, Hassler sostuvo en entrevista con The Clinic que “le corresponde a los partidos generar los procesos de negociación y en eso es clave poner las candidaturas más competitivas sobre la mesa”.

Consultada sobre si considera que su candidatura es la más competitiva, la jefa comunal respondió que sí.

Respecto de eventuales elecciones primarias, respondió que “estoy dispuesta a cualquier proceso. Aquí llegamos en un proceso de primarias ciudadanas (…). Estoy dispuesta a cualquier proceso que permita que llevemos las mejores candidaturas en cada una de las comunas del país”.

Socialistas y demócratas apoyan a Ismael Calderón en Santiago

Y agregó: “Tenemos un trabajo en los barrios que nos respalda, una mirada de la comuna, un trabajo en este espacio. Por tanto, los distintos mecanismos que se definan por parte de los partidos, vamos a estar disponibles para ese proceso”.

Asimismo, Hassler se refirió al despliegue del precandidato socialista Ismael Calderón y de la actitud de la tienda conducida por Paulina Vodanovic. “Las aspiraciones individuales, en el marco de procesos que están abiertos, son naturales. Lo importante va a ser cómo llegamos a procesos comunes, que nos permitan poner en el centro las candidaturas más competitivas y los proyectos más relevantes, con mayor arraigo en las comunidades. Eso es parte de la discusión que se puede dar. De distintas autoridades del Partido Socialista hemos no solo recibido mucho cariño y apoyo, sino que también hemos trabajado en conjunto en este proceso”:

“Si bien faltan muchos meses, hay una discusión abierta en torno a la comuna de Santiago, que tiene también una relevancia a nivel nacional. Y vemos por el otro lado que hay una lentitud. En la derecha no vemos todavía las propuestas, las miradas o las candidaturas para la comuna”, cerró.

Irací Hassler (PC) por negociaciones municipales en el oficialismo: “Es clave poner las candidaturas más competitivas sobre la mesa”.
16.01.2024
Fachada Municipalidad de Santiago.
FOTO: BASTIAN SEPULVEDA

#Hassler #clave #poner #las #candidaturas #más #competitivas
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

“Guerra civil al interior de la derecha”: las reacciones de la oposición ante la estrategia de Squella de cara a elecciones municipales

Published

on

Más de ocho meses faltan para las próximas elecciones generales que definirán alcaldes, concejales, gobernadores y consejeros regionales, aunque parece un evento lejano las primarias municipales están prontas a celebrarse, y las candidaturas han comenzado ha despertar inquietudes en las casas políticas.

Las definición del oficialismo en aquellas comunas en las que un alcalde del sector -más la DC- puede optar por la reelección en las próximas elecciones, y desde el bloque no levantarán competencia, se ha puesto en duda por la insistente campaña por del socialista Ismael Calderón para quedarse con la alcaldía de Santiago, que de paso también ha dividido la postura sobre cómo presentarse a las elecciones municipales. dentro de las filas del Partido Socialista.

En el otro extremo, el presidente del Partido Republicano, Arturo Squella, adelantó la posible alianza que buscará en los comicios del 27 de octubre para evitar que el oficialismo tome terreno.

Sobre el llamado de unión que realizó el exmandatario Sebastián Piñera, transparentó que “lo vemos más como un acto de la coalición de gobierno del presidente Piñera donde participarán sus colaboradores más directos y en eso nosotros no participamos”.

El timonel dejó en claro que no buscan una alianza con los partidos de centro, sino que su objetivo es “evitar que candidatos del PC y del FA logren el triunfo por la dispersión de votos. Y en eso nos vamos a entender con los partidos de Chile Vamos”, dijo a El Mercurio.

Pese a su proyección con la colectividad que agrupa a Renovación Nacional (RN), Unión Demócrata Independiente (UDI) y Evolución Política (Evópoli), Squella aseguró que de todas formas competirán en los lugares que sean necesarios, incluso en Las Condes, donde Daniela Peñaloza es alcaldesa por la UDI.

Sobre esto, el timonel de la UDI, Pablo Macaya, dijo que Mesa Central en Canal 13 que “si empezamos a poner el foco en el barrio alto, en Las Condes, y nos olivdamos que hoy día hay 250 comunas que la izquierda está gobernando directa o indirectamente, y además hay una alianza desde la Democracia Cristiana hasta el Partido Comunista, es porque no hemos entendido nada como oposición”.

En la misma línea, María José Hoffmann, secretaria general de los gremialistas, a través de su cuenta de X, indicó que es una “equivocada estrategia estar permanentemente dividiendo los votos de derecha. Es insólito que el Partido Republicano quiera transformar el sector oriente en una guerra civil al interior de la derecha”.

“Pensemos más en Chile que en intereses partidarios”, remarcó.

Misma opinión que su compañera de militancia, Mónica Zalaquett, exministra de la Mujer bajo el segundo gobierno del fallecido Sebastián Piñera. “Dividirnos solo nos debilita, estos gustos son caros para Chile. Necesitamos unidad, eso esperan los chilenos y es la única estrategia que nos permitirá derrotar a la izquierda”, compartió en su cuenta de X.

El jefe de bancada de RN en la Cámara Baja, Franck Sauerbaum, insistió en que se deben hacer sacrificios para conseguir un pacto de cara a las elecciones, por lo mismo expresó que “Chile Vamos tendrá que llegar a un acuerdo con los sectores moderados y también con el Partido Republicano y si ese pacto electoral no es posible teóricamente, tendremos que hacerlo en la práctica en pactos por omisión”.

Por su parte, desde los autodenominados no alineados, Eric Aedo (DC), comentó a La Tercera que “va ser algo muy etéreo porque si logran su objetivo que es impedir que el PC o el FA ganén en algunas comunas, logran eso y se acaba esa unidad. En ese sentido creo que Squella es franco en lo que dice, pero que deja de manifiesto que no le interesa una alianza”.

#Guerra #civil #interior #derecha #las #reacciones #oposición #ante #estrategia #Squella #cara #elecciones #municipales
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.