Connect with us

Noticias

EEUU dio miles de millones de dólares a fabricantes de chips

Published

on

Tras dos años de un esfuerzo gubernamental de casi US$ 53.000 millones para apuntalar la industria estadounidense del chip, el impacto del programa es cada vez más claro: las grandes empresas que fabrican chips avanzados están recibiendo un impulso, pero hay límites a lo que el dinero puede hacer.

La Ley de Chips, aprobada en 2022 para impulsar la producción nacional de semiconductores, se supone que debe impulsar la fabricación de chips en Estados Unidos. Pero incluso en sus primeras etapas, está siendo desafiada por el rápido crecimiento de las industrias de chips en los países competidores, la complejidad política relativa a las asignaciones en el país y el gasto de fabricación de chips.

La mayor parte de las asignaciones se han destinado a Intel y otros grandes fabricantes de chips que tienen previsto fabricar chips avanzados en Estados Unidos, mientras que algunas empresas importantes en otras partes de la cadena de suministro de chips se han quedado fuera. Mientras tanto, otros países han aumentado el gasto para seguir siendo competitivos.

La Casa Blanca califica esta política de victoria. En su discurso sobre el estado de la Unión, pronunciado en marzo, el Presidente Biden se refirió a la escasez de chips durante la pandemia, que hizo subir los precios de los teléfonos móviles y los automóviles. En lugar de importar esos chips, dijo, las empresas privadas invierten ahora miles de millones en construir nuevas fábricas en Estados Unidos.

Se prevé que el programa triplique el número de chips fabricados en Estados Unidos para 2032, según un nuevo estudio de Boston Consulting Group encargado por la Asociación de la Industria de Semiconductores. El auge de la construcción debería elevar la cuota de Estados Unidos en la producción mundial de chips hasta cerca del 14% en 2032, según las previsiones del estudio, frente al 12% en 2020.

Ese modesto aumento global de la cuota de mercado estadounidense refleja en parte que los países europeos, Corea del Sur, Japón, Taiwán y China también están intensificando la inversión en sus respectivas industrias de chips, lo que subraya cómo la carrera mundial por producir más de los semiconductores más avanzados se está expandiendo y acelerando.

En cualquier caso, el dinero dará a Estados Unidos un gran impulso en la fabricación de los chips más avanzados, afirmó Jimmy Goodrich, asesor principal de análisis tecnológico de Rand, y es probable que cambie la trayectoria de una industria estadounidense que se había quedado rezagada respecto a gran parte del resto del mundo. Sin el programa, de acuerdo a estimaciones de Boston Consulting, la cuota estadounidense habría caído al 8% en 2032.

“Lo que la Chips Act va a hacer es detener ese declive terminal, enderezar el barco y devolverlo a una senda más estable”, comentó Goodrich. “Puede que aumente ligeramente la producción total de chips en Estados Unidos, pero el aumento más significativo será la cuota relativa” de la producción de chips avanzados.

De hecho, las subvenciones de la Chips Act se han centrado en fábricas de chips de última generación que requieren decenas de miles de millones de dólares de desembolso de capital, y en ese ámbito, el informe de Boston Consulting preveía que la cuota de Estados Unidos crecería de cero al 28%. Esto es más optimista que la reciente predicción de la Secretaria de Comercio, Gina Raimondo, que supervisa la financiación, de una cuota del 20% para finales de la década.

“Gracias a la Ley de Chips, todas las empresas capaces de producir semiconductores de vanguardia a gran escala se están expandiendo en Estados Unidos, y hemos reforzado la resistencia de la cadena de suministro y la seguridad nacional de nuestro país”, declaró Mike Schmidt, director de la Oficina del Programa de Chips.

La Ley de Chips era un intento de revitalizar la industria estadounidense de chips y defenderse de la creciente competencia de China en un sector cada vez más crucial para la seguridad nacional. Contemplaba subvenciones directas por un valor de US$ 39.000 millones para las fábricas de chips, además de financiamiento para iniciativas gubernamentales de investigación y desarrollo de mano de obra, entre otros esfuerzos. Como resultado, están surgiendo nuevas fábricas de chips en Arizona, Texas, Nueva York, Oregón y Ohio.

El gobierno recibió cientos de solicitudes de subvención de empresas deseosas de financiación. Las mayores cantidades de dinero fueron a parar a Intel, que obtuvo hasta US$ 8.500 millones en subvenciones para varios proyectos, y a Taiwan Semiconductor Manufacturing Co (TSMC), Samsung Electronics y Micron Technology, cada una de las cuales recibió más de US$ 6.000 millones para sus proyectos.

TSMC, el mayor fabricante de chips por contrato del mundo, está invirtiendo más de US$ 65.000 millones en construir fábricas en Arizona. Samsung invertirá unos US$ 45.000 millones en Texas, y Micron, fabricante de memorias, proyecta nuevas instalaciones por valor de hasta US$ 125.000 millones en Nueva York e Idaho.

Los ejecutivos del sector se han mostrado en gran medida satisfechos con el despliegue del programa, aun cuando los conflictos laborales, los costos más elevados y las prolongadas revisiones medioambientales están ralentizando el trabajo en comparación con otros países.

Algunos han dicho que el éxito del programa aún está en duda porque no está claro si todas las fábricas de chips prometidas se construirán en su totalidad. Además, se espera que TSMC y Samsung mantengan su producción de chips más avanzada en Taiwán y Corea del Sur.

Una portavoz de TSMC señaló que la decisión se basaba en las dificultades prácticas de trasladar la fabricación de chips avanzados a Estados Unidos y no en consideraciones políticas. Samsung se rehusó a hacer comentarios.

Algunos inversores están preocupados por la cantidad de dinero que se está gastando en nuevas construcciones. Elliott Investment Management, un inversor activista, adquirió una participación de US$ 2.500 millones en Texas Instruments (TI) y escribió una carta el mes pasado a su consejo de administración instando a ralentizar el gasto en crecimiento de la fabricación para impulsar los flujos de caja. Se espera que TI reciba subvenciones en virtud de la Ley Chips.

Algunas empresas se quedaron fuera. Hace casi dos años, el fabricante estadounidense de chips SkyWater Technology desveló sus planes de construir una planta de investigación y producción de US$ 1.800 millones en West Lafayette, Indiana, supeditada a la financiación gubernamental en virtud de la Ley de Chips.

Una disposición de la ley de gastos de marzo establecía que US$ 3.500 millones de la Ley de Chips se reservaran para un proyecto seguro de fabricación de chips para la industria de defensa, que se espera que vaya a parar a Intel.

Este cambio llevó a la oficina que reparte el dinero a cancelar la financiación de instalaciones de investigación y producción de chips comerciales que estaban planeando empresas como SkyWater y Applied Materials, fabricante de equipos de fabricación de chips.

SkyWater decidió recientemente cancelar el proyecto y liberar su opción sobre el terreno. La fundición, con sede en Bloomington, Minnesota, fabrica chips de generaciones anteriores para el ejército, entre otros clientes.

“El proyecto está en suspenso y no hay un plan definitivo para seguir adelante, pero el concepto es viable”, declaró Tom Sonderman, director ejecutivo de SkyWater. SkyWater estudiará las oportunidades que se presenten “cuando existan mecanismos gubernamentales de apoyo a las instalaciones de I+D”, añadió.

Applied Materials sigue planeando construir su centro de investigación, cuyo costo inicial se preveía en US$ 4.000 millones, pero podría no hacerlo en una única instalación y parte de ella podría estar fuera de Estados Unidos, según personas relacionadas con la situación.

El impacto del programa también se ve limitado por el costo de las fábricas de chips. Una sola fábrica de chips avanzados puede costar más de US$ 20.000 millones, y las instalaciones estadounidenses previstas no estarán operativas hasta finales de esta década. Estas realidades significan que ni siquiera un programa histórico de subvenciones de US$ 39.000 millones puede inclinar la balanza mundial a favor de Estados Unidos.

“Esto sólo podría apoyar a unas pocas grandes fábricas, pero creo que es el punto de partida”, sostuvo Ajit Manocha, director ejecutivo del grupo industrial SEMI y exdirector ejecutivo del fabricante de chips GlobalFoundries. “Estoy bastante seguro de que el Departamento de Comercio y el Gobierno en general entienden que tenemos una enorme brecha que cerrar”, agregó.

Según Manocha, para colmar esa laguna se necesitarán probablemente varios cientos de miles de millones de dólares y se tardará una década, suponiendo que el Congreso apruebe nuevas reposiciones de la financiación de la Ley de Chips.

Las empresas de chips consideran que el programa es un buen punto de partida para un impulso a largo plazo que probablemente requerirá más dinero, aunque no está claro que los legisladores estén dispuestos a apoyar a la industria con más subvenciones.

A falta de más subvenciones, las desgravaciones fiscales para la compra de equipos de fabricación de chips podrían acabar teniendo un mayor impacto, según los ejecutivos del sector. La Ley de Chips incluía una desgravación fiscal del 25% para esos equipos, que algunos ejecutivos estiman que ya ha canalizado decenas de miles de millones de dólares hacia el sector.

El director ejecutivo de Intel, Pat Gelsinger, aseguró en una entrevista que los incentivos fiscales eran el mecanismo más importante para mantener el impulso del programa a largo plazo, entre otros esfuerzos para apoyar la cadena de suministro y la innovación nacional.

La desgravación fiscal expira en 2026, y los grupos de presión del sector ya se están preparando para presionar a favor de una prórroga.

#EEUU #dio #miles #millones #dólares #fabricantes #chips
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Presidente Gabriel Boric en encuentro con universidades en Suecia: “Es muy importante el rol que cumplen ustedes en tiempos de negacionismo, en tiempos de cuestionamiento a la diplomacia científica”

Published

on

Desde Suecia, el Presidente Gabriel Boric realizó un fuerte llamado a combatir el negacionismo y el cuestionamiento a la diplomacia científica, en el marco de un encuentro con académicos y estudiantes de las universidades miembros de la Plataforma de Cooperación Académica Chile-Suecia.

A través de su discurso es que el mandatario que señaló que “Acá hay otra cosa que es muy importante el trabajo que estamos realizando también está en el marco de los ODS. Los ODS son los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que fueron trabajados por la Organización de Naciones Unidas pensando en el 2030″, agregando que “he visto con preocupación a propósito del alza de las extremas derechas en el mundo y también en Chile, como ha habido un cuestionamiento a la eficacia o a lo necesario de las instancias multilaterales”.

“Se plantea esta crítica con mayor o menor densidad, pero se expresan en una suerte de agenda que se ridiculiza como anti ONU y en donde se especifica de estar en contra de los de los ODS, de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030. Cuando uno le pregunta en general a quienes vociferan en contra de esto, no tienen ni idea qué son los ODS, pero eh, creo que es muy importante el rol que cumplen ustedes en tiempos de negacionismo, en tiempos de cuestionamiento a la diplomacia científica, en tiempos en donde la misma ciencia se pone en duda”, detalló.

Las declaraciones del mandatario, ocurren tras la visita a Alemania, donde se reunió con diferentes autoridades, entre ellas el ministro Presidente de Baviera, Markus Söder.

“Ayer conversaba con el presidente de De Baviera y me decía que había parte de la los políticos en Alemania que insistían en que la tierra era plana, cosa que estamos viendo con preocupación en diferentes lugares del mundo y por lo tanto la diplomacia científica adquiere un valor que es tremendamente importante y se los quiero transmitir porque su rol no es estar en torres de marfil como algunos pueden pensar las universidades, sino también la divulgación del trabajo que hacen”.

En la ocasión, el mandatario también se refirió a la situación de las universidades en Chile señalando que “han sido empujadas desde hace décadas al autofinanciamiento” y que se trata de “un error histórico que tenemos que ser capaces de remediar”.

“Hemos pasado demasiado tiempo peleándonos entre nosotros en Chile respecto a legítimas visiones ideológicas en donde tenemos diferencias, pero yo veo en estos lugares, en países que han alcanzado el desarrollo antes que nosotros, oportunidades de encontrar puntos de consenso respecto a cómo debiéramos enfrentar el desafío de tener una educación de calidad y que esté a la vanguardia del conocimiento, pero un conocimiento enfocado en mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo”.

Una de las cosas que resulta evidente en estos lugares es que las universidades en general son públicas, dependientes del Estado y que además las universidades independientes de la propiedad cuentan con financiamiento público. Una realidad muy diferente a la que vivimos en nuestro país, en donde las universidades, incluso las estatales, han sido empujadas desde hace décadas al autofinanciamiento y por lo tanto a abandonar o a dejar de lado ciertas áreas que se estiman en una sociedad del rendimiento que no provocan la rentabilidad necesaria para poder sostenerse. Eso es un error histórico que tenemos que ser capaces de remediar”, agregó.

El pasado lunes el mandatario chileno inició esta gira por Europa, la cual lo llevó a Alemania y posteriormente Suecia, donde sostendrá reuniones con el primer ministro Ulf Krissterson y con el rey Carl XVI Gustaf.

Entre el 15 y 16 de junio, el Presidente Boric participará en la Cumbre de la Paz por Ucrania, en Lucerna, Suiza.

Finalmente, el mandatario, visitará Francia, donde sostendrá una reunión con el mandatario del país, Emmanuel Macron. En la ocasión además encabezará el Mecanismo de Alto Nivel del ODS4 de Naciones Unidas, cuyo tema es la “Contribución de la Educación” para la Cumbre del Futuro que se realizará en septiembre.

#Presidente #Gabriel #Boric #encuentro #con #universidades #Suecia #muy #importante #rol #cumplen #ustedes #tiempos #negacionismo #tiempos #cuestionamiento #diplomacia #científica
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Hernán Büchi en homenaje a Sergio de Castro: “Chile estaba en un estado catastrófico, provocado por quienes creían que iban a arreglar las cosas”

Published

on

Un homenaje al legado del exministro de Hacienda Sergio de Castro y de los economistas que participaron en el proceso de modernización de la economía chilena durante el régimen militar, fue realizado este miércoles por Faro UDD.

En la ocasión se refirieron a De Castro los también extitulares de Hacienda de ese periodo, Hernán Büchi y Martín Costabal, además de la historiadora Patricia Arancibia, quien escribió un libro sobre él.

Entre los asistentes estuvieron, entre otros, Renato Peñafiel, presidente de Grupo Security; Arturo Tagle, presidente de Banco Internacional; el exministro y excandidato presidencial Joaquín Lavín; el exministro Cristián Larroulet: el exministro Juan Andrés Fontaine; y el exvicepresidente de Corfo durante el primer mandato de Sebastián Piñera, Hernán Cheyre.

De Castro, considerado el líder de los “Chicago Boys” locales y el arquitecto del modelo de libre mercado chileno, falleció el pasado 26 de abril a los 94 años. Fue ministro de Economía entre 1974 y 1976, y de Hacienda entre 1976 y 1982. De Castro nació el 25 de enero de 1930 en Santiago. Realizó sus estudios en el Colegio San Calixto de los Padres Jesuitas de La Paz (Bolivia) y en el Grange School de Santiago, ingresando luego a la UC, donde estudió Ingeniería Comercial. Además, fue decano de esa facultad entre 1965 y 1968.

Asimismo, fue uno de los primeros tres chilenos que estudió su postítulo de economista en la Universidad de Chicago, obteniendo un doctorado, con lo cual es el iniciador de los Chicago Boys en el país, y luego, junto a otros integrantes de ese grupo, en 1972-1973 sentaron las bases del nuevo sistema económico chileno que se plasmó en el documento conocido como “El Ladrillo”, el que fue adoptado posteriormente por el régimen militar.

Al respecto, Hernán Büchi subrayó que De Castro “fue fundamental para lo que Chile logró hacer”.

A su juicio, siempre tuvo ideas claras, característica que “hizo posible que lograra jugar el rol que jugó”, pero también apuntó que “para entender por qué es importante haber tenido esas características, hay que mirar hacia atrás. Chile era un país muy pobre, a la gente se le olvida”.

En ese sentido, sostuvo que “ (el expresidente Salvador) Allende decía ‘es tan distinto llegar a la casa y abrir una llave y tener agua, que tener que ir a buscar agua a otra parte’. Y la verdad es que una cosa es declarar esas cosas, y otra es lograr que se produzcan. El desafío era cambiar Chile, de poder hacer cosas tan simples como esa”.

Explicó que el país “no sólo era pobre, sino que cuando Sergio empieza a tener un rol en la política pública, además había una crisis tremenda causada por aquellos que creían que resolvían los problemas, pero los empeoraban”.

“Chile estaba en un estado catastrófico, provocado por quienes creían que iban a arreglar las cosas de esa manera”, recordó Büchi. Y añadió que “nunca he sabido, es una opinión mía, porque a lo mejor lo querían hacer de adrede. Si uno mira la historia, los países de Europa del Este cayeron uno tras otro después de un caos, bajo el eje comunista. Inflaciones altas, con desorden, siempre el método fue ese. No estábamos tan lejos a principios de los 70″.

“Las empresas no producían, el Fisco no sabía cómo llevar las cuentas, el Banco Central, que debía ser lo último que se conserva ordenado, había perdido todo sentido de orden. Ese era el punto de partida”, detalló el exministro.

“Y agrego que el desastre no sólo era económico, sino que político. Las desavenencias y conflicto político, social y de enemistad era enorme, no como el relato, que lo presenta de una sola manera”, dijo, para luego señalar que “me siento tremendamente contento (…) es cierto que el proceso fue complejo, (pero) a pesar de que hubo un bache relevante a comienzos de los 80, la suerte para Chile es que pudo salir de eso, y salió de eso gracias a lo que se había hecho antes. Es cierto que cada época construye sus propias cosas, pero si no hubiese existido esa base, sobre la cual Sergio de Castro fue importante, no habría podido seguir sucediendo lo que sucedió”.

Por su parte, Martín Costabal apuntó a tratar de desmitificar ciertos aspectos relativos a la influencia de Sergio de Castro. En esa línea, indicó que si bien se ha escrito de que gozaba de un importante peso en el gobierno, aseguró que eso se “fue construyendo” y que “esta autoridad necesitaba todo el tiempo ser renovada por el día a día”. Así, profundizó, “esa autoridad necesitaba ser renovada con argumentos ante la presidencia e integrantes de la junta de gobierno, que eran personas inquisitivas y que tenían sus propios asesores”.

A la vez, explicó que el segundo mito es que las grandes transformaciones impulsadas por De Castro prácticamente no fueron contrastadas con otros especialistas o la opinión pública, sobre lo cual planteó que “es muy exagerado”, pues “el sector económico estaba entregado a sectores civiles, por lo que cualquier crítica de la opinión pública, tanto de opositores como adherentes al régimen, circulaban por los medios con gran difusión”.

#Hernán #Büchi #homenaje #Sergio #Castro #Chile #estaba #estado #catastrófico #provocado #por #quienes #creían #iban #arreglar #las #cosas
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Trabajador agrícola muere tras ser aplastado por poste derribado producto del sistema frontal en Linares

Published

on

Un trabajador agrícola de 43 años falleció esta jornada a consecuencia del sistema frontal que afecta a la zona centro-sur del país, tras caerle encima un poste del alumbrado en la comuna de Linares, en la Región del Maule.

De acuerdo con la información preliminar entregada por la Fiscalía Regional del Maule, el hecho ocurrió en el sector de Palmilla, al interior del fundo Peumo, en momentos que el hombre ayudaba a hacer retiro de un árbol que -producto de los fuertes vientos- cayó sobre el tendido eléctrico, lo que provocó que un poste del alumbrado cediera e impactara al fallecido, quien iba conduciendo un tractor.

El organismo dispuso la concurrencia de la Policía de Investigaciones (PDI) y del Servicio Médico Legal (SML).

Desde la Brigada de Homicidios de la PDI, subprefecto Domingo Muñoz, señaló que “la PDI se encuentra desarrollando distintas diligencias investigativas en el estudio de la escena del crimen, luego de la convocatoria del Ministerio Público a una concurrencia por la muerte de una persona en el sector de El Emboque, de Linares”.

“Los primeros antecedentes indican que esta persona conducía un tractor que transitaba por un camino interior, resultando un poste caído sobre este tractor, falleciendo la persona en el lugar”, sostuvo el detective.

De igual forma, se señaló que una vez realizadas las pericias por parte de la PDI y el SML, se remitirán los antecedentes al Ministerio Público.

#Trabajador #agrícola #muere #tras #ser #aplastado #por #poste #derribado #producto #del #sistema #frontal #Linares
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.