Connect with us

Noticias

El gran empresariado chino: Su estilo y los flancos que enfrentan en Chile

Published

on

La frontalidad del presidente de Tianqi Lithium, Frank Ha, para exhibir su molestia y sus sospechas contra la alianza de SQM -de la que es su segundo mayor accionista- y Codelco sorprendió a quienes conocen cómo actúan los empresarios chinos al hacer negocios. “Estamos interesados en saber qué se esconde detrás”, dijo Ha a Pulso el domingo pasado.

Es una manera de actuar excepcional y que se desalinea de la cultura china, que utiliza un lenguaje más indirecto que asertivo en los negocios para expresar sus inquietudes, pues en general rehúye el conflicto.

“La forma en que se tratan la relaciones entre las empresas según la cultura china es la armonía, pues hay que ‘mantener la cara’, preservar el honor de la otra persona. Por eso, en una negociación, uno no puede jugar siempre a ganador. No es común ver estas expresiones”, dice Yun-Tso Lee, director del Centro de Estudios de Relaciones Internacionales de la UDD.

Pero a veces esa armonía pareciera romperse cuando un empresario de ese país eleva el tono en una negociación: “No necesariamente significa enojo, sino un intento de lograr una posición, digamos sicológica, superior. Se relaciona con el aspecto no verbal de la gestualidad, en donde cobra relevancia el gusto chino por cierta ‘teatralidad’ particular al momento de expresarse”, explica el presidente de la Cámara Chileno-China de Comercio, Industria y Turismo (CHICIT), Juan Esteban Musalem.

Es que mantener la armonía o evitar el conflicto es uno de los principios que reiteran quienes conocen el estilo del empresario chino, en momentos en que ha vuelto a estar en la palestra por Tianqi y el caso de la Siderúrgica Huachipato, que anunció su paralización indefinida debido a la rivalidad con acerías chinas, a las que la filial de CAP acusa de recibir subsidios y de competencia desleal.

Lo de Huachipato, expertos chilenos en China lo explican bajo las reglas del mercado. Es más, descartan que las acereras chinas reciban subsidios, sino que es la consecuencia de que deben salir al exterior a buscar mercado ante la alta competencia que existe en su país. Una competencia exacerbada, pues la segunda economía del mundo ha desacelerado su crecimiento y ha enfrentado crisis en sectores como el inmobiliario, importante destino del acero.

Casos como estos, dicen los especialistas, denotan los estereotipos que las empresas chinas generan en nuestro país, así como en otras naciones de Occidente.

Uno de ellos es el que la mano del Estado chino está detrás de todo. Y que todas son empresas estatales, aunque se digan privadas.

China, explica Lee, es un mercado de casi 1.500 millones de habitantes, donde existen 140 millones de empresas y el 78% de ellas son privadas, que compiten tenazmente y que, dada sus economías de escala, son muy eficientes. Ahora, efectivamente existen muchas empresas estatales, pero éstas también compiten. “Dependen de un gobernador provincial, no del gobierno central. Y como hay una carrera funcionaria detrás, donde se deben mostrar méritos, tienen que competir, no tienen incentivos para ponerse de acuerdo, por tanto, tienen la misma lógica de funcionamiento que una empresa privada”, dice el profesor de la UDD.

Eso sí, tal como ocurre con otros países, sus embajadores en el país anfitrión, pese a ser enviados por el gobierno chino, son aliados relevantes, pero no determinantes. Lo que hacen es actuar como “embajadores” de las empresas que representan en otros países, defendiendo sus intereses, explica Ignacio Tornero, fundador de East Consulting, una consultora especializada en negocios entre Asia y América Latina.

Es que hay un elemento que repiten todos quienes han asesorado a empresas chinas: no las mueve la política, las mueve la rentabilidad. Y dada la extrema competencia interna, si encuentran un país donde van a rentar un poco más, van a invertir en él. “La tasa de interés de los bancos en China es del 0,08%, aquí es 0,8% mensual. El valor del dinero en China es muy bajo, por lo tanto, las empresas chinas deciden invertir afuera, porque hasta con un 1 punto de rentabilidad se gana”, afirma Lee.

“Los empresarios chinos siempre buscan las mejores oportunidades de negocios. El hecho de que en el último tiempo se hayan inclinado por sectores regulados no es más que una coincidencia, que se relaciona estrictamente con los potenciales beneficios que se pueden obtener en dichos sectores”, complementa Musalem de la CHICIT.

Pero en cómo obtener esa rentabilidad hay ciertas diferencias. De hecho, no está bien hablar de los empresarios chinos como un genérico. No todos operan del mismo modo. Y pese a que comenzaron hace muy pocas décadas a invertir afuera, han ido aprendiendo y se han ido adaptando.

En el caso de las grandes empresas, en Chile no están los empresarios, sino sus ejecutivos. Y los estilos son diferentes si se trata de gerentes de empresas privadas o estatales. Los primeros, por ejemplo, tienden a ser más técnicos y con experiencia de vida internacional.

“En las estatales, sus ejecutivos son muy ordenados, en general vienen solos, sin familia, son muy sacrificados. Han tenido que contratar a equipos chilenos para participar en licitaciones, pero no se relacionan con la elite empresarial chilena. En las privadas, sí tienen más vinculación con el sector privado local, porque sus proyectos, contratistas, vendedores, son chilenos”, cuenta Andreas Pierotic, abogado de Bofill Mir, que lleva 20 años trabajando en negociaciones empresariales con Asia, particularmente China. El socio de ese estudio, Octavio Bofill, representa hoy a Tianqi.

Son justamente abogados y clientes o contratistas quienes han ayudado a generar networking a estos ejecutivos recién llegados. Porque tampoco son muy abiertos a la vida social. Volcados a la familia, prefieren el perfil bajo. De hecho, sólo en casos muy particulares aparecen sus nombres y fotografías en los sitios web de sus empresas. Tampoco tienen gran afinidad con la prensa. “No les gusta aparecer, prefieren que sus obras hablen por sí solas”, explica Lee.

Aunque sí tienden a agruparse en gremios. De hecho, existen al menos tres agrupaciones empresariales: la más conocida es la CHICIT, de Musalem; también está la Asociación Gremial de Empresarios Chinos en Chile, encabezada por el chino Hexing Wang, que reúne principalmente a comerciantes de ese origen; y está la Cámara de Empresas Chinas en Chile (CECC), la más poderosa debido al perfil de sus miembros.

La CECC, lanzada en 2019 con un evento donde estuvo incluso el expresidente Sebastián Piñera, agrupa a las grandes empresas chinas presentes en el país como Huawei, China Construction Bank (CCB), Bank of China, China Railways International Group, Pacific Hydro, China Harbour Engineering y BYD. Sin embargo, su orgánica es opaca, pues no tiene sitio web, y su presidente, el gerente general de CCB, Pu Zhang, no da entrevistas, pese a ser quizás el empresario chino más relevante del país, coinciden varios consultados. Personas que han participado de eventos que organiza la CECC, como seminarios o charlas, dan fe de que sigue existiendo, aunque su agenda va de boca en boca, no sale al público. Y la CECC no se mezcla con los otros gremios, pues tiene claro que su rol es representar a sus grandes agremiados.

Pese a que la cultura ancestral intenta evitar la confrontación, las empresas chinas se han encontrado con desafíos, polémicas e incluso conflictos en su historia en Chile. Y han respondido más, según quienes los conocen, al estilo occidental.

“Es razonable y esperable que el ejecutivo de una empresa china con presencia en otro país haga uso de los distintos mecanismos a su disposición, sean legales o mediáticos, para defender los intereses de la empresa que representa. Sería poco eficiente que se comportase bajo los mismos estándares que plantea la cultura china. Es parte de un proceso de aprendizaje y de localización”, explica Tornero, de East Consulting.

Pero hay un modo de relacionarse del que sí difieren de las empresas locales. Y es respecto al uso del lobby público como presión en favor de sus intereses. Tienden a solicitar directamente encuentros con las autoridades, sin intermediarios como agencias de comunicaciones o relaciones públicas, como lo hace la mayoría de las locales.

“Tiene que ver con la particular cultura de negocios china, en donde el trato directo y el cultivo de una red de relaciones es fundamental”, explica Musalem de la CHICIT.

Al revisar la plataforma de Ley del Lobby de sólo cinco ministerios (Obras Públicas, Economía, Ciencia, Energía y la Subsecretaría de Telecomunicaciones en Transportes), hay registradas 20 reuniones durante el 2023 de emisarios de empresas chinas. En todas ellas, salvo una, hay siempre al menos un ejecutivo de nacionalidad china en el encuentro, al que en general concurren en grupo.

Es justamente esta plataforma la que da cuenta de los varios flancos que han enfrentado o siguen enfrentando las empresas chinas en Chile.

De hecho, hay dos que son las que acumulan más reuniones de lobby con autoridades nacionales: Huawei y State Grid, con cuatro cada una.

Huawei, que se reunió dos veces con el subsecretario de Telecomunicaciones, Claudio Araya, y dos con la ministra de Ciencia, Aisén Etcheverry, intentó sacar adelante un cable submarino de fibra óptica que permitiese unir las redes de telecomunicaciones de China y Chile. Pero su esfuerzo fue en vano, dado que finalmente Chile, bajo la presión del gobierno de Estados Unidos del expresidente Trump en medio de su guerra comercial con China -su secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo en 2019 que “esa infraestructura presenta riesgos a los ciudadanos de su país”-, optó por llevar adelante un proyecto con Google, con un trazado que irá a Australia y de ahí al continente asiático. Sin embargo, hoy Huawei es uno de los principales proveedores de redes 4G y 5G de Movistar, Entel y WOM.

State Grid es el grupo estatal chino que controla las distribuidoras CGE y Chilquinta y la transmisora Eletrans, lo que lo hace el mayor operador eléctrico del país. Además, hoy inversionistas chinos controlan Pacific Hydro, una generadora hidroeléctrica que pretende crecer en energías renovables, y China Southern Powergrid, que tiene el 28% de Transelec, la mayor empresa de transporte eléctrico del país. “Sería una muy mala señal que los chinos siguieran metiéndose en el sector eléctrico chileno, por reciprocidad, pues China no permitiría que otro país tuviese el 30% de su sistema eléctrico”, plantea Pierotic, de Bofill Mir.

Dada su elevada presencia en el mercado, el grupo CGE-Chilquinta se ha convertido en un asiduo visitante del ministro de Energía, Diego Pardow, con cuatro reuniones, donde le han transmitido, según la plataforma, sus inquietudes sobre calidad de servicio, inversiones y procesos tarifarios. Esto, enmarcado en el sucesivo congelamiento de las tarifas eléctricas decretados durante la pandemia y que aún no se normalizan. Es más, sólo hace dos semanas, se aprobó una ley de estabilización de tarifas, que mitiga las alzas que debieran realizarse para que los precios de la electricidad alcancen su nivel real.

Recursos naturales es otro rubro donde se ha insertado con fuerza la inversión china. Hace sólo tres meses, en diciembre, se reunió el CEO de Tianqi, Frank Ha, con el ministro de Economía, Nicolás Grau, para hablar sobre la Política Nacional del Litio, sólo 20 días antes de que Codelco y SQM anunciaran su potencial alianza. Otro flanco al que le faltan capítulos por escribirse y donde Tianqi ha dejado en claro que no se quedará tranquilo, más todavía si el aliado es la empresa estatal Codelco, cuyo principal comprador de cobre es China.

Y en salmones, un conflicto con todas las de la ley y que está en plena ebullición es el que enfrenta a Joyvio y al empresario chileno Isidoro Quiroga. La empresa privada china acusa a Quiroga de estafa por venderle la salmonera Australis Foods en casi US$1.000 millones ocultándole una política de sobreproducción, que le ha costado una serie de sanciones por infracciones ambientales. “Han entrado a los salmones porque es una proteína que en el mercado chino tiene alto valor. No es que se quieran meter con un sector tan regulado, sino que hay gran demanda”, explica Pierotic. Hace dos semanas, el embajador de China en Chile, Niu Qingbao, visitó las operaciones de Australis enviando una clara señal: “Cuentan con nuestro apoyo en todas las acciones y procesos que están llevando a cabo”.

Quizás la controversia más pública fue la que enfrentó al gobierno con Sinovac-Biotech, luego que el laboratorio chino anunció que no construiría en Chile la planta de vacunas que había anunciado. El Ejecutivo chileno dijo que la negociación con Sinovac no estaba cerrada y que podría haber un anuncio de un proyecto distinto. Hasta ahora no ha ocurrido.

Antes hubo otro episodio molesto para la relación China-Chile. Tras ganar la licitación para producir pasaportes y cédulas de identidad en el gobierno de Sebastián Piñera, el director del Registro Civil anuló la adjudicación en noviembre de 2021. El embajador Niu Qingbao manifestó entonces su sorpresa por la decisión.

Donde casi no se ha oído de polémicas públicas es en el área de concesiones, donde el dinero chino ha llegado a raudales. Allí, la gigante China Railways Construction Corporation (CRCC) se ha ido transformando en protagonista, tras ganar las concesiones de los tramos Talca-Chillán y Chillán-Collipulli de la Ruta 5 Sur, así como el hospital de Coquimbo, el Instituto de Neurocirugía y los hospitales de Rengo y Pichilemu. Esta firma se reunió dos veces en 2023 con la ministra de Obras Públicas, Jessica López. Pero hay otros actores, como China Communications Construction Company (CCCC), que trabajó en los centros clínicos de Cauquenes, Constitución y Parral, y que ha enfrentado el único problema chino en concesiones, el embalse Las Palmas, en Petorca: se lo adjudicó, pero dada la falta de agua, debió edificar uno más pequeño que el proyectado.

“En infraestructura, los chinos vienen participando desde 2006 en licitaciones, pero siempre ganaban los españoles. Hubo un proceso de una década de aprendizaje, hasta que llegaron, y han bajado los costos trabajando con empresas chilenas”, resalta Pierotic.

#gran #empresariado #chino #estilo #los #flancos #enfrentan #Chile
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Rodrigo Valdés: “La debilidad de la seguridad es perjudicial para el crecimiento”

Published

on

A prácticamente un año desde su llegada como director del Departamento para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Valdés debió encabezar su primera “Reuniones de Primavera”, que el organismo realiza en conjunto con el Banco Mundial en Washington DC.

En ese contexto, en una de las salas de conferencia del tercer piso del edificio número 1 del FMI, el exministro de Hacienda chileno entregó los detalles para la región contenidos en la última actualización del World Economic Outlook (WEO) publicado esta semana, y que estimó que Chile anotará un crecimiento del PIB de 2% este año, en el piso del rango de proyección del Banco Central, que es de entre 2% y 3%, y por debajo de la estimación del Ministerio de Hacienda, que ve un 2,5%.

En este contexto, consultado por Pulso La Tercera sobre las razones de tener una estimación más baja, el exministro de Hacienda señaló que “con respecto al tema de los pronósticos, aquí es importante siempre mirar la previsión como una fotografía que no es tan oportuna como otras, porque cerramos nuestra previsión tiempo antes”.

Hay que recordar que la última estimación del Banco Central fue realizada a inicios de abril, en el marco del Informe de Política Monetaria (Ipom).

Por lo tanto, Valdés agregó que “en particular en el caso de Chile, el pronóstico de 2% contra el 2,5% que las autoridades tienen hoy, no incluye las cifras del PIB de febrero que fueron más fuertes de lo esperado, por lo que tenemos claramente el riesgo de tener revisiones al alza”.

Valdés también fue consultado por Pulso La Tercera respecto del impacto que el alza de la delincuencia y el crimen organizado en Chile puede tener sobre el crecimiento y la inversión de largo plazo. Esto, además, en el contexto de que el propio economista publicó el pasado octubre un estudio en el que da cuenta de que América Latina, la región con el peor récord de criminalidad, podría aumentar en cerca de 0,5% el PIB anual si se logra reducir el nivel de criminalidad al promedio mundial.

“Es cierto que la delincuencia en Chile es prioridad en la cabeza de todos y lo mismo pasa en muchísimos países de la región. Pero tengo que decir que algunos tipos de delincuencia han aumentado en Chile y otros no. Y lo que es importante, es mucho más bajo aún que en el resto del promedio de América Latina”, indicó el economista.

En la misma línea, agregó que “hemos visto en los datos y hemos hecho algunos trabajos que muestran que, en general, la debilidad de la seguridad es perjudicial para el crecimiento y por lo tanto es importante invertir en eso”.

Con todo, Valdés también destacó los focos que podría tener el país para apuntalar el crecimiento económico en el largo plazo. “Chile tiene la oportunidad de beneficiarse de muchas cosas: transición global de energía verde, el cobre además es muy importante para la electricidad del mundo”.

En ese sentido, el personero del FMI también destacó los avances en el tema de la “permisología”, con el proyecto que se está discutiendo en la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados. “Vemos como muy importante cómo se maneja el tema regulatorio y las barreras regulatorias para facilitar la inversión y vemos con buenos ojos lo que las autoridades están haciendo en el Congreso para tratar de actualizar los procesos de permisos”, sentenció.

En su exposición, Valdés también se refirió a la situación económica regional y a los desafíos hacia adelante.

“En primer lugar, la región ha demostrado capacidad de recuperación. La recuperación de la pandemia ha sido mayor de lo que se esperaba. Consideramos que esta resistencia se debe en parte a los avances de los países en el fortalecimiento de sus marcos macroeconómicos. Sin embargo, con la mayoría de las economías funcionando cerca de su potencial, la actividad en la región se ha moderado, en general, en los últimos trimestres”.

En el detalle, Valdés destacó que “los mercados laborales se han mantenido resistentes, con un desempleo que sigue en niveles históricamente bajos. Con un entorno exterior más débil y el efecto de las políticas restrictivas para reducir la inflación aún materializándose, esperamos que el crecimiento en América Latina y el Caribe se modere aún más en 2024, pasando del 2,3% en 2023 al 2% este año”.

Sobre los riesgos, el economista dijo que “están ampliamente equilibrados, lo que refleja también unos riesgos mundiales más equilibrados”.

En el tema del alza de precios, Valdés también hizo el punto de que “la inflación está retrocediendo en toda la región y se prevé que siga bajando en 2024, gracias a la rápida actuación de los bancos centrales de la región y a las tendencias mundiales de desinflación. Los riesgos para la inflación también se han equilibrado en general, aunque en muchos casos siguen siendo al alza”.

Asimismo, a su juicio, “la relajación de la política monetaria debería continuar, aunque será importante calibrar cuidadosamente el ritmo de la relajación para lograr un equilibrio entre volver a situar la inflación en el objetivo de forma duradera, en el tramo final, y evitar una contracción económica indebida”.

#Rodrigo #Valdés #debilidad #seguridad #perjudicial #para #crecimiento
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Elijah Oliveros-Rosen: “Es claro que las tensiones geopolíticas en el mundo están aquí para quedarse un tiempo”

Published

on

Hace ocho meses Elijah Oliveros-Rosen asumió como el nuevo economista jefe para mercados emergentes de la clasificadora de riesgo internacional Standard & Poor’s (S&P). Desde su oficina en Nueva York, el especialista enumera los riesgos que podrían enfrentar las economías emergentes y América Latina a raíz de las recientes tensiones en el Medio Oriente, y calibra la importancia de una escalada del precio del petróleo para la región.

“Es claro que las tensiones geopolíticas en el mundo están aquí para quedarse un tiempo y la elección en Estados Unidos podría tener un impacto en qué tan elevadas son esas tensiones geopolíticas”, afirma Oliveros-Rosen, quien estima que el crecimiento de Chile podría ser más alto en el corto plazo.

“La balanza de riesgos se ha incrementado un poco más hacia el alza por los datos económicos que hemos visto en los primeros meses del año y por el precio del cobre. Es decir, la probabilidad de un crecimiento más alto para Chile se ha incrementado”, sostiene.

¿Cómo evalúa las reacciones de los mercados frente a las tensiones en Medio Oriente del fin de semana pasado?

-La reacción en variables como el precio del petróleo y las tasas de interés quizá no fue tan dramática como se esperaba. Una posible explicación es que ha habido un intenso esfuerzo por no escalar el conflicto y el mercado está reflejando eso. Pero queda claro que la incertidumbre sobre lo que va a ocurrir con el conflicto y lo que va a ocurrir con variables como los precios energéticos es más alta hoy que la semana pasada.

Es decir, las tensiones y volatilidades en los mercados van a seguir de la mano de lo que suceda en términos geopolíticos en esa zona…

-Exacto. Se va a ver muy influenciado con lo que ocurra en el Medio Oriente. Pero también hay que considerar lo que está ocurriendo fuera del conflicto, como es el accionar de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos. La Fed ha tenido un impacto mucho más grande en estas últimas dos semanas en las tasas locales que el efecto que ha tenido el conflicto en Medio Oriente. Estamos observando muy de cerca la evolución de expectativas sobre el rumbo de las tasas de la Fed, las que han cambiado; ha tenido un impacto importante en tasas en América Latina y en otros países emergentes.

Hoy hay expectativas de que las tasas de interés en Estados Unidos se mantengan altas por más tiempo de lo esperado. Incluso, hay quienes apuestan a una primera baja recién en 2025. ¿Cuál es su pronóstico?

-En nuestro último pronóstico publicado prevemos que los recortes de la Fed comenzarán en junio o julio próximos. De todas formas, la evolución de los datos macroeconómicos en Estados Unidos ha sido más fuerte de lo que esperábamos y ha habido datos de inflación un poco más altos, lo cual incrementa el riesgo de que la Fed empiece bajar la tasa de interés un poco más tarde en el resto del año. Ha cambiado la balanza de probabilidades a una acción más hacia fines de año que en junio o julio. Es básicamente un empuje en el “timeline” y no un cambio en el perfil.

Pero las tensiones en el Medio Oriente probablemente seguirán. ¿Cómo podría afectar a mediano plazo a los mercados emergentes y a América Latina?

-Hay tres canales. El primero es la aversión al riesgo. Si el conflicto escala aún más y crea aversión al riesgo y aprieta las condiciones financieras, los activos de mercados emergentes serán más impactados que los activos de mercados desarrollados.

El otro efecto es en las cadenas de valor. Lo que suceda en el mar Rojo (ruta mundial clave para el comercio mundial de petróleo y gas) y el escalamiento del conflicto con los hutíes (grupo rebelde chiita apoyado por Irán) es importante. La duración del conflicto importa mucho. Gran parte de los contratos de comercio están hechos a un año y se revisa cada año el precio de los seguros de esos flujos de comercio. Lo que puede suceder ahí es que se incrementen los costos por transitar en el mar Rojo y, como consecuencia, los precios que paga el consumidor.

También está el tema de los precios energéticos que aún no se han visto afectados justo después del conflicto. De todas formas, el precio del crudo sí ha estado subiendo y el Brent acumula un alza en torno al 16% durante el año. Los países más vulnerables a precios energéticos altos son los importadores netos de energía y en los mercados emergentes tenemos muchos de esos ejemplos, como Chile. Otros países están en Asia, como Tailandia, Filipinas y China. Eventualmente en esos países el impacto puede ser un poco más dramático en términos de crecimiento e inflación.

Además, frecuentemente, cuando el precio del petróleo sube por razones de una aversión al riesgo, se fortalece el dólar. Entonces hay impacto de precios más altos, pero en moneda local son aún más altos. Por ejemplo, si el Brent ha subido un 16% este año, en pesos chilenos ese incremento es de un 25%; hay un doble impacto ahí.

¿Hay otros posibles impactos?

-Otra razón de la importancia del precio del petróleo para los mercados emergentes es porque en la canasta del IPC de esos países los energéticos tienen una ponderación más alta que en los países desarrollados.

Por ejemplo, si consideramos los precios en la canasta de los energéticos, tanto de lo que se paga en casa (electricidad y gas) como en el transporte (gasolina) en Estados Unidos, esta ponderación es de alrededor del 6,9% de toda la canasta. En la media de los países emergentes es del 10%. De hecho, Chile está justo en el 10%. Pero hay países como Polonia o Hungría en que son dos o tres veces más altos que en Estados Unidos, 18% o 20%. Entonces, el impacto de los energéticos es mucho más grande en la inflación en los emergentes que en países desarrollados. Por eso hay que poner mucha atención a la evolución del conflicto, por su impacto en los precios del petróleo.

¿Cómo proyecta el 2025 para los mercados emergentes, tanto en términos de tensiones geopolíticas como de variables económicas y políticas? Es posible además que Donald Trump vuelva a ser electo a fin de año en Estados Unidos…

-No tenemos pronósticos sobre lo que va a pasar con el conflicto en Medio Oriente, pero lo que sí es claro es que las tensiones geopolíticas en el mundo están aquí para quedarse un tiempo y la elección en Estados Unidos podría tener un impacto en qué tan elevadas sean esas tensiones geopolíticas. El escenario base es que las tensiones geopolíticas siguen presentes en 2025, siguen impactando a los mercados emergentes y la gran pregunta es cuánto.

Pese a los efectos del alza del precio del petróleo, el valor del cobre se mantiene alto, lo que puede ser importante para un país exportador de esta materia prima como Chile…

-El cobre ha sido uno de los commodities que más ha subido este año. Hay factores de oferta y factores cíclicos detrás, como el optimismo económico que incrementa la demanda de commodities en general. Pero el tema más importante es el estructural. En China hemos visto un ligero cambio en lo que produce: más vehículos eléctricos, más paneles solares, más baterías de litio, más tecnologías. Estas van a demandar más cobre u otros metales estratégicos. Este factor estructural es muy positivo para los precios y pone un buen piso en términos de precios de cobre en los próximos años.

Chile ha salido relativamente exitoso del ajuste de su economía y ha tenido un crecimiento por sobre lo esperado en el inicio del año. ¿Cuál es su evaluación de lo que está pasando con la economía chilena?

-Chile está en el final del ajuste de la “fiesta” del 2022 y 2021. Chile es una de las economías de América Latina que tuvo una contracción del consumo privado y la inversión en 2023. Hoy estamos pasando a un escenario en el que van a crecer ambos en 2024, impulsados por una tasa real más baja, lo que ayuda a incrementar la inversión y el consumo.

Habíamos proyectado un crecimiento del 2% para Chile este año, pero hubo un crecimiento más fuerte de lo esperado a principios de año. En los próximos meses vamos a reanalizar nuestras expectativas de crecimiento para este año. Para el próximo año proyectamos un crecimiento del 2,7%, más cerca del potencial de Chile, que creemos está cerca del 3%.

Prevén, entonces, un crecimiento más saludable para el 2025…

-Exacto. El riesgo, considerando todo lo que está pasando con el cobre y todo lo que está pasando con el arranque del año en la economía, es al alza.

En octubre del año pasado, Standard and Poor’s confirmó la clasificación crediticia de Chile en “A”, pero bajó la perspectiva a largo plazo (outlook) de “estable” a “negativo”. Muchos interpretaron en ese momento que eso era el primer paso para que S&P bajara la clasificación de riesgo de Chile. ¿Ha cambiado ese escenario?

-Las calificaciones soberanas son temas más de largo plazo, institucionales, de crecimiento. Vamos a ver en los próximos 12 meses o 24 meses cuál es el horizonte en el cual se reanaliza la calificación.

De todas formas, tal como me comentaba, las perspectivas para Chile en el corto plazo son más al alza que lo estimado hace unos meses atrás…

-Sí. El último par de meses la balanza de riesgos se ha incrementado un poco más hacia el alza por los datos económicos que hemos visto en los primeros meses del año y por el precio del cobre. Es decir, la probabilidad de un crecimiento más alto para Chile se ha incrementado.

¿Cómo visualiza el desempeño de Chile en el largo plazo?

-Para la economía chilena no tener consensos políticos es una debilidad, por ejemplo. Chile ya está pasando este ajuste de su economía y estamos viendo para los próximos años, adicionalmente, qué tanto puede beneficiarse de ser parte de la economía verde.

#Elijah #OliverosRosen #claro #las #tensiones #geopolíticas #mundo #están #aquí #para #quedarse #tiempo
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Recaudación del impuesto a la herencia se duplica en 2022-2023 frente al bienio previo

Published

on

Uno de los focos que ha estado presente en los últimos años en la Gestión de Cumplimiento Tributario del Servicio de Impuestos Internos (SII), es cerrar lo más posible los forados que dan pie a la elusión. Un punto de fiscalización, en ese sentido, han sido los contribuyentes de grandes patrimonios y su comportamiento tributario en cuanto a la declaración y pago de los impuestos a la herencia y a las donaciones.

Para que una persona sea clasificada como de alto patrimonio debe tener un ingreso para los últimos tres períodos tributarios mayor a US$150 mil, un patrimonio personal superior a US$1 millón o un patrimonio por familia base por sobre los US$2 millones.

El SII cifra en 92.226 las personas de alto patrimonio en Chile, según la nómina vigente. Durante 2023 el análisis de este segmento por parte del SII apuntó a controlar los riesgos de incumplimiento en dos temáticas: el traspaso intergeneracional de patrimonio (herencias y donaciones), y la declaración y pago del impuesto global complementario.

En la primera de ellas, desde 2021 el SII modificó el modelo de declaración y fiscalización del impuesto a las Herencias, Asignaciones y Donaciones, habilitando el formulario electrónico 4412 que permitió simplificar y facilitar este proceso para los contribuyentes, reduciendo los tiempos para su tramitación, lo que ha tenido un efecto creciente respecto de las declaraciones presentadas por este impuesto, así como los montos pagados.

Antes de 2021, la declaración del impuesto a las herencias se basaba en un modelo semipresencial de declaración, en el que se debía acreditar y presentar ante la Dirección Regional los documentos para todas las partidas del formulario en todas las declaraciones, sin excepción, donde un fiscalizador debía recibir, validar y revisar todas las declaraciones presentadas.

En cambio, ahora, el SII explica que, con la aplicación del Modelo Integrado de Gestión del Cumplimiento Tributario, y teniendo en cuenta una solución estructural en el ámbito de la declaración y el control, “se estableció el actual formulario que permite presentar la declaración completamente en línea, sin que se exija documentación en el momento de la declaración, sino que se deben presentar únicamente ante el caso de fiscalización u otro requerimiento del SII”.

En el ámbito de la fiscalización de estos impuestos, el servicio sostiene que “los cambios realizados han permitido que los análisis se consideren dentro de la matriz de riesgos tributarios del SII, con lo cual es posible priorizar proporcionalmente las acciones de fiscalización al riesgo del contribuyente, lo que además agiliza también el proceso completo de declaración y fiscalización, comparado con el modelo antiguo de declaración y revisión”.

Carolina Saravia, subdirectora de Fiscalización del SII.

La subdirectora de Fiscalización del SII, Carolina Saravia, explicó que “la declaración y pago de este impuesto (herencia y donaciones) ha sido reforzado mediante acciones del propio Servicio, que incluyen desde el envío de correos electrónicos para contribuyentes herederos determinados según modelo de riesgo, hasta la publicación en sii.cl de información detallada sobre el impuesto a las herencias y el impuesto a las donaciones”.

Saravia refleja en números los efectos del cambio en el proceso de declaración en herencia: “El impacto del cambio de modelo de declaración y fiscalización de este impuesto llevó a que se pasara de $73.730 millones, correspondientes al monto pagado por el impuesto a las herencias en 2020, previo a la implementación del nuevo sistema, a $182.683 millones pagado por impuesto a las herencias en 2023″.

Del total del impuesto de herencias girado, el 75% está asociado a causantes catalogados como Altos Patrimonios. Sus herederos pagaron un monto aproximado de más de $137 mil millones en 2023.

Si se analiza el período 2020- 2021 y se comprara con 2022 -2023, con el cambio ya en marcha, el número de giros emitidos para el impuesto a la herencia pasó de 15.931 a 48.676, triplicándose. En cuanto a la recaudación, esta subió de $187.972 millones a $392.494 millones, más que duplicándose.

No obstante, entre 2022 y 2023 hay un alza más acotada, de 8,5% en el número de giros emitido. “Este nuevo mecanismo de declaración, que facilitó el proceso para los contribuyentes permitió que, durante 2022, que fue el primer año de funcionamiento pleno del nuevo sistema se declararan y pagaran incluso algunos impuestos que estaban pendientes de periodos anteriores. A partir de 2023, comenzamos a observar una normalización de las declaraciones y los montos pagados a través de este nuevo sistema, tendencia que debería mantenerse en los próximos años”, subrayó Saravia.

El SII menciona que para el caso de las donaciones se observa una evolución similar a las de herencia, marcando un peak de montos pagados en 2022, primer año de funcionamiento en régimen del nuevo sistema. “El aumento sostenido en la declaración y pago de este impuesto hace presumir que la estrategia ha ido mostrando resultados positivos tanto en términos preventivos, con diversas acciones de información y también por parte de las acciones de fiscalización desarrolladas por el SII, en temáticas como el traspaso intergeneracional de patrimonio, especialmente en relación a los contribuyentes de Altos Patrimonios”, aseguró Saravia.

El año pasado hubo 4.590 giros emitidos, con un monto pagado de $47.337 millones. De ese total, cerca de un 98% corresponde a contribuyentes de Altos Patrimonios.

En el período 2020-2021, previo a los cambios, hubo 3.392 giros emitidos, mientras que entre 2022 y 2023 el número subió un 181%, totalizando 9.539 giros. En montos, se pasó de $56.437 millones a $138.799 millones.

Los expertos tributarios afirman que esta fuerte alza se debe al factor que describe el SII, pero también a los cambios normativos que estuvieron presentes en la rechazada reforma tributaria del actual gobierno y que ahora también siguen presentes en el proyecto de cumplimiento de obligaciones tributarias.

Rodrigo Winter, socio del Área Legal y Tributaria de PwC Chile, afirmó que el rechazado proyecto “modificaba algunas normas del impuesto a las herencias y donaciones relativas a la base imponible de ciertos bienes como los inmuebles y la diferente base imponible que aplica entre sociedades de personas y de capital, motivo por el cual muchos contribuyentes optaron por realizar donaciones antes de que entrara en vigencia el rechazado proyecto”. También dijo que “contemplaba un impuesto al patrimonio. Ello implicó que algunos contribuyentes donaran activos a su descendencia, adelantando el impuesto de herencia y pagando impuesto a las donaciones, a fin de no estar afectos a dicho impuesto”.

Javier Jaque, socio líder de CCL Auditores Consultores, indicó que a su juicio son dos factores los que explican el aumento: “El primero es el plan de fiscalización y la automatización por parte del SII y para el impuesto a la herencia, mientras que como segundo elemento destaca la reforma tributaria planteada a inicios del gobierno de Gabriel Boric, donde se planteó modificaciones en el impuesto a la donación”. En tanto, Ignacio Gepp, socio de Puente Sur, destacó que “la administración tributaria parece haber abandonado su pasividad respecto a la fiscalización del impuesto a la herencia, y avanzar hacia un modelo proactivo, donde se acercan a los herederos para hacer presentes sus obligaciones tributarias”.

#Recaudación #del #impuesto #herencia #duplica #frente #bienio #previo
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.