Connect with us

Economia

Hacienda recortará proyección del PIB

Published

on

Analistas estiman que el Ministerio de Hacienda aplicará una fuerte reducción a su proyección de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año, en el marco de la presentación del Informe de Finanzas Públicas (IFP) mañana ante la Comisión de Hacienda del Senado.

En febrero, el gobierno anterior revisó al alza su estimación hasta el 3,5%, cifra por encima de las perspectivas del mercado y que incluso fue cuestionada por el actual ministro de Hacienda, Mario Marcel.

El economista jefe de Coopeuch, Felipe Ramírez, señala que “probablemente, en el primer IFP del año, este valor se corregirá a algo más cercano al 1,5%, más en línea con el Informe anterior. En cuanto al PIB de 2023, si se corrige a la baja el 1% del último IFP, sería de magnitud marginal”.

Cifra similar para este año calcula el economista senior de Credicorp Capital, Samuel Carrasco. “De hecho, el último IFP consideró un crecimiento del PIB del 2,5% para 2022 como escenario alternativo, por lo que una revisión por debajo de esa cifra sería aún más negativa que el escenario pesimista del informe”, agrega.

Así, de cara a la elaboración de los Presupuestos de 2023, subraya que Hacienda debe “aterrizar en números” las propuestas que viene aprobando el pleno de la Convención Constituyente, “principalmente aquellas cuestiones relativas a la garantía de los derechos sociales por parte del Estado”. “

Si se piensa en términos de responsabilidad fiscal, en los que es necesario frenar el rápido aumento de la deuda pública, el espacio de crecimiento del gasto público en 2023 es “muy pequeño”, argumenta la economista senior de LyD, Macarena García.

“Sin embargo, si la situación económica se vuelve más compleja, serán necesarias medidas de alivio adicionales. Eso sí, estos no deben ser generalizados, sino a los más afectados y junto a un importante plan de reasignación del gasto público en busca de una mayor eficiencia”, anticipa de cara a la elaboración de la tesorería fiscal 2023.

El economista de Banco Santander, Rodrigo Cruz, ve un espacio “limitado” para la expansión del gasto el próximo año, lo que dependerá, por un lado, de la meta fiscal que anuncie el gobierno en los próximos días; y, por otro, de los parámetros estructurales. “Es probable que la tendencia de crecimiento se mantenga relativamente estable, pero el precio del cobre a largo plazo debería ajustarse al alza. Eso permitiría gastar más”, añade.

Mientras que el economista jefe de Estudios BCI, Sergio Lehmann, considera que el gasto fiscal no tendrá más espacio para crecer el próximo año. Ello, dada la necesidad de recuperar gradualmente el equilibrio fiscal para asegurar la convergencia de la deuda pública sobre el PIB hacia niveles sostenibles.

“Es clave reafirmar el signo de la responsabilidad fiscal. En esa línea, el déficit fiscal en 2023 estaría entre el 2% y el 3% del PIB”, pronostica.

#Hacienda #recortará #proyección #del #PIB

Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Economia

Qué es el DIP a la chilena? El mecanismo de financiamiento que toma vuelo en los procesos de reorganización judicial

Published

on

#Qué #DIP #chilena #mecanismo #financiamiento #toma #vuelo #los #procesos #reorganización #judicial

Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Economia

Afide: ¿Innovación financiera o duplicidad?

Published

on

HERNÁN CHEYRE Centro de Investigación Empresa y Sociedad (CIES), U. del Desarrollo

#Afide #Innovación #financiera #duplicidad

Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Economia

Nuevos caminos para el financiamiento habitacional

Published

on

MARCELA RUIZ-TAGLE O. Economista

MARCELA RUIZ-TAGLE O.

A pesar de las distintas medidas implementadas para enfrentar la crisis de acceso a la vivienda y disminuir los riesgos que enfrenta el sector inmobiliario, diversos indicadores evidencian que su deterioro continúa.

Frente al actual ritmo de ventas, se requieren casi tres años para agotar la oferta de viviendas, cifra que casi duplica el promedio histórico. Lo grave es que el problema de fondo es estructural. Desde hace más de una década se observa un desacople significativo en el aumento de los precios de la vivienda respecto a los salarios, en términos reales, brecha que se profundizó a partir de 2019 y que no se espera que se revierta en el mediano plazo.

Ante la débil demanda por créditos hipotecarios, una opción interesante son los productos mixtos que complementan el arriendo con la opción de compra.

Las variables que en el pasado amortiguaron este desequilibrio fueron las bajas tasas de interés e inflación prevalecientes, que no volverán a observarse. Su aumento en los últimos años se ha traducido en que actualmente se requiera contar con el doble de ingresos para acceder a un crédito hipotecario de igual monto y plazo.

A ello se agrega el deterioro en el mercado laboral, cuya recuperación aún está rezagada. La actual tasa de ocupación es similar a la de 2014, lo que limita el incremento de los ingresos de las familias y su capacidad de ahorro.

En este contexto no debiera extrañar la débil demanda por créditos hipotecarios, más aún con las restricciones normativas y de riesgo existentes en la banca, que condicionan la oferta de financiamiento.

Si bien los bancos podrían dinamizar transitoriamente el mercado a través de disminuciones temporales en las tasas de interés sobre créditos hipotecarios, tal como lo hizo BancoEstado, éstos no pueden flexibilizar la evaluación de riesgo de sus potenciales clientes. Así, en el actual escenario el producto “crédito hipotecario”, tal como lo conocemos, no es una solución para abordar el acceso al financiamiento de la vivienda.

¿Cómo avanzar, entonces? Así como BancoEstado ha cumplido un rol “estabilizador”, facilitando el acceso a financiamiento mediante menores tasas o administrando el Fondo de Garantía Estatal para la Vivienda (Fogaes), también podría cumplir un rol de apoyo en la generación de nuevas soluciones de financiamiento que amplíen la cobertura del mercado mediante el uso de la Ley Fintech.

Una alternativa interesante son los productos mixtos que complementan el arriendo con opción de compra, valorizando parte del flujo pagado como ahorro, a fin de facilitar la adquisición de la vivienda en un determinado momento.

Darle profundidad a este tipo de soluciones, estandarizando los contratos o extendiendo la aplicación del Fogaes y el subsidio de arriendo a estas alternativas, podría ser un camino. Esto además permitiría contar con más y mejor información de potenciales deudores que hoy no tienen acceso al mercado de crédito tradicional, mejoraría las predicciones de riesgo por incumplimiento y contribuiría a una mayor competencia.

#Nuevos #caminos #para #financiamiento #habitacional

Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.