Connect with us

Economia

Las bolsas hoy | Diario Financiero

Published

on

Termina la semana y las bolsas de Wall Street cerraron este viernes una nueva sesión de importantes pérdidas, marcada por noticias negativas para el mercado.

En Nueva York, el Nasdaq volvió a llevarse la peor parte, cayendo un 4,17%. Por su parte, el Dow Jones perdió un 2,77%, mientras que el S&P 500 se deslizó un 3,63%. De esta forma, el índice tecnológico completó su peor mes desde 2008 y el índice industrial cerró abril con una pérdida de 900 puntos.

Al mismo tiempo, los bonos del Tesoro a 10 y 30 años subieron a 2,92% y 2,98%, respectivamente.

Los inversores no sólo se enfrentan a la Descenso del sector tecnológico tras resultados corporativos, con acciones como Apple y Amazon cayendo un 3,66% y un 14,02%, en ese ordenpero también dudas sobre la inflación y su impacto en Estados Unidos.

Los últimos datos preliminares del Departamento de Comercio mostraron que la economía más grande del mundo se contrajo inesperadamente por primera vez desde 2020. Sin embargo, un aumento en las importaciones vinculado a la fuerte demanda de los consumidores sugiere que el crecimiento es inminente.

Aún así, las cifras vuelven a poner sobre la mesa cuánto espacio tiene el banco central para endurecer la política monetaria sin desencadenar una recesión. Por ahora, los mercados proyectan un alza de tasas de medio punto para la reunión que tendrá el instituto emisor la próxima semana.

“La Fed está atrapada en el fuego cruzado entre matar la inflación con el riesgo de desencadenar una recesión ahora, o ganar más tiempo para que repunte el crecimiento nominal, con un precio potencialmente alto a pagar más adelante. Es probable, y humano, que se inclinen por lo segundo”, escribió en una nota el presidente del Instituto Amundi, Pascal Blanque.

bolso chileno

Por su parte, la Bolsa de Comercio de Santiago cerró con una baja de solo 0,29%, lo que ubica al S&P IPSA en 4.778 puntos. Así, el indicador cierra el mes con un descenso del 3,11%, pero acumula una suba del 10,92% en lo que va del año.

Las acciones que más cayeron fueron BCI, con una caída de 1,71%, seguido de CCU y Enel, que perdieron 1,55% y 1,33%, respectivamente. Por otro lado, las ganancias fueron para Colbún, que subió 4,35%, Viña Concha y Toro, que avanzó 1,65%, y Empresas Copec, que ganó 1,13%.

“En nuestra bolsa de valores hoy cayeron 15 acciones de las que integran el índice. Lo anterior, a pesar de que hoy se conoció la producción industrial de marzo, la cual mostró un incremento de 0.8% interanual, luego de haber caído 1.2 % en enero y 3,0% en febrero”, dice Guillermo Araya, analista de Renta4.

Inflación y Covid-19

En Europa, los principales mercados bursátiles subieron a pesar de que la inflación en la región alcanzó un máximo histórico en abril y el crecimiento se desaceleró en el primer trimestre.

R) Sí, Apoyado en los sólidos resultados empresariales en la zona euro, las ganancias de hoy estuvieron lideradas por el IBEX 35 español, que subió un 0,84%, junto con el Euro Stoxx 50, que subió un 0,68%, y el DAX alemán, que ganó un 0,84%. % Más atrás, también destacaron el FTSE 100 de Londres y el CAC 40 francés, con alzas del 0,47% y del 0,39%, respectivamente.

Mientras tanto, mientras China sigue enfrentando temores de que un rebrote de la pandemia por el regreso de los confinamientos afecte la reactivación, el país anunció el aumento del gasto en infraestructura.

Esto ayudó a restaurar la confianza en la segunda economía más grande del mundo y llevó a Asia a cerrar una sesión positiva, con El CSI 300 de China ganó un 2,43% y el Hang Seng de Hong Kong registró un aumento del 4,01%. Asimismo, el Nikkei 225 japonés avanzó un 1,75%.

#Las #bolsas #hoy #Diario #Financiero

Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Economia

Evaluación ambiental: necesitamos más política

Published

on

Señora Directora:

Respecto a dos episodios relacionados con el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental -los casos de Dominga y Fundamenta, con grandes inversiones-, se ha hablado mucho en los últimos días de que necesitamos “más técnica y menos política”. Pero la tensión que muestra nuestra institucionalidad demuestra que hoy es precisamente cuando necesitamos más de esto último.
Hay varios ejemplos que lo demuestran. Por mencionar solo tres: Actualmente cuando el “impacto ambiental cero” no es más que una utopía, debemos definir como un país qué impactos y, lo más importante, en qué lugares será aceptado y en cuáles no. Asimismo, se requiere mayor claridad sobre los requisitos impuestos por la autoridad a través de guías, instructivos, criterios y su aplicabilidad a los proyectos en trámite. En resumen, es inaceptable que cada proceso de impugnación, en teoría con solo unos pocos pasos procesales, fácilmente lleve más de tres años.
En resumen: debemos modernizar nuestro sistema. Para ello se debe llegar a un acuerdo transversal similar al que existía en 2009 cuando se aprobó la “nueva institucionalidad ambiental”.
Hoy entonces. más política. Podemos dejar la técnica para más adelante.

Pablo Méndez
Académico, Facultad de Derecho de la Universidad Alberto Hurtado

#Evaluación #ambiental #necesitamos #más #política

Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Economia

Las complejidades que enfrentan las mujeres en la industria TI

Published

on

#Las #complejidades #enfrentan #las #mujeres #industria

Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Economia

Relaciones entre EEUU y China siguen un camino inquietante

Published

on

Edward Luce © 2023 The Financial Times Ltd.

Edward Luce © 2023 The Financial Times Ltd.

A fines de 2022, el jefe de la inteligencia nacional alemana, Thomas Haldenwang, lo expresó muy bien: “Rusia es la tormenta”, les dijo a los parlamentarios alemanes. “China es el cambio climático”.

El año pasado también fue la primera vez que la administración estadounidense actuó como si realmente creyera en esa distinción. Aunque la mayor parte de la atención del presidente Joe Biden se centró en Rusia después de su invasión de Ucrania en febrero, sus movimientos más importantes en 2022 se dirigieron a China. La incertidumbre ya no es si se producirá el desacoplamiento entre EE. UU. y China, sino hasta dónde llegará. Gran parte de la respuesta quedará clara en 2023.

“Se sospecha que el imperativo competitivo del presidente Biden hacia China superará su imperativo cooperativo”.

Esto plantea dos preguntas apremiantes. ¿Qué entiende Biden por desacoplamiento? ¿Y podrá Estados Unidos convencer a sus aliados y socios para que se unan a él?

En cuanto a lo primero, la administración estadounidense todavía está probando el terreno. Biden heredó una serie de medidas comerciales punitivas “ad hoc” que la presidencia de Donald Trump impuso a China: aranceles a las exportaciones de acero y aluminio, así como diversos controles de exportación por parte de las empresas de telecomunicaciones chinas, en particular Huawei y ZTE. Ninguno de estos ha sido revocado.

En octubre, Biden llevó al mundo un paso más cerca de la bipolaridad económica total. El Departamento de Comercio de EE. UU. emitió órdenes para cerrar el acceso de China a semiconductores avanzados. Esta medida se tomó sobre la base de que el impulso del líder chino Xi Jinping para lograr la “fusión civil-militar” significaba que el desarrollo económico de China ya no podía disociarse de su alcance militar acelerado.

La realidad es que Biden está improvisando sobre la marcha. Su administración incluye librecambistas clásicos, que continúan creyendo en la globalización de suma positiva, y otros que ven la rivalidad entre Estados Unidos y China como una competencia de suma cero en la que solo puede prevalecer una potencia. La sospecha es que, en lo que respecta a China, el imperativo de competencia de Biden tendrá prioridad sobre el de cooperación.

Si ese es el camino que Biden elige tomar, tendrá que traer consigo aliados y socios comerciales clave de Estados Unidos. Oficialmente, se habla de “friendshoring” (favorecer cadenas de suministro de aliados estratégicos). Esto significaría trasladar las cadenas de suministro centradas en China a países de ideas afines como Vietnam, India y México. Algo de esto ya estaba sucediendo debido a la política ahora abandonada de “cero covid” de China. Por ejemplo, Apple planea producir una cuarta parte de sus iPhones en el sur de la India. Pero el grado de dependencia global de China como proveedor de bienes intermedios en la mayoría de las áreas de producción moderna significa que el objetivo implícito de EE. UU. es casi una bifurcación.

Esto desaceleraría el crecimiento global y agudizaría el dilema para los amigos de Estados Unidos que son altamente interdependientes con China, como los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Singapur. Ninguno quiere verse obligado a elegir entre EE. UU. y China, y esa elección podría perjudicar a EE. UU.

China y EE. UU. continúan aumentando sus capacidades militares en el Indo-Pacífico. Cualquiera que sea su ritmo este año, la relación entre Estados Unidos y China se dirige en una dirección inquietante. Las empresas, los países, las regiones y el mundo apenas comienzan a absorber las posibles consecuencias.

#Relaciones #entre #EEUU #China #siguen #camino #inquietante

Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.