Connect with us

Noticias

Las clínicas y las crisis de las isapres: Renegociación de convenios, ingresos al alza y cuentas por cobrar en observación

Published

on

El presidente de la Asociación de Isapres, Gonzalo Arriagada, ha advertido que, sin medidas urgentes que mitiguen los efectos del fallo GES, la industria podría incumplir los indicadores legales. Pero también ha alertado que la crisis puede llegar a las personas incluso antes de que eso ocurra: cuando los prestadores inicien los cortes de convenios. Y los prestadores son las clínicas.

Hay dos razones principales por las cuales los cortes de convenios podrían ocurrir. Primero, que alguna clínica decida anticiparse a la caída de una isapre, previendo que no se les pagará lo que les adeudan y con ello evitar que las cuentas por cobrar de una aseguradora en particular sigan aumentando. Pero el segundo escenario es el que tiene más posibilidad de ocurrencia en lo inmediato: que exista el incumplimiento de los convenios vigentes.

En estos convenios se acuerdan varios temas, como el plazo de pago, aunque eso está medianamente regulado por ley; un sistema de reajuste de IPC; los paquetes de prestaciones y sus valores; descuentos por volumen; la emisión de bonos en línea a los pacientes, entre otras cosas.

Justamente entre enero y abril, más enfocado en el inicio de cada año, corresponde que las isapres realicen los reajustes de IPC a varias clínicas. A cada prestador le corresponde una fecha distinta, que depende de lo que se haya fijado en el convenio respectivo. Dada la crítica situación por la que atraviesan las isapres, en el último tiempo algunas aseguradoras han pedido a las clínicas renegociar convenios, intentado no reajustar por IPC, o al menos no hacerlo por completo.

Hasta ahora, algunas clínicas han cedido en esa petición, pero siempre pidiendo algo a cambio: por ejemplo, derivando más pacientes a dicho prestador. Pero en otros casos, las clínicas no ceden. Un ejemplo de ello es lo que ocurrió entre Indisa y Cruz Blanca en enero: Indisa informó que, “por incumplimiento de contrato” de Cruz Blanca, no contaba con la emisión y bonificación en línea, por lo que cada atención debía “ser cancelada directamente en Indisa y luego solicitar el reembolso en la isapre”. En sus estados financieros al primer semestre, la clínica detalló que llevó a la isapre a arbitraje, acusando que la aseguradora de propiedad del grupo inglés Bupa infringió los contratos que exigían un reajuste anual de IPC, por lo que solicitó una compensación por los perjuicios causados, que ascenderían a $7.267 millones a julio.

Este es el temor que está circulando en el mercado, porque anticipan que la negociación de renovaciones de contrato, o de cumplimiento de contrato, se va a tensionar mucho. Bajo el actual escenario en el que están las isapres, desde las clínicas creen que esas negociaciones, que podrían partir pronto, serán más difíciles, con las aseguradoras pidiendo no reajustar, o incluso bajar precios, proyecta un prestador. El otro motivo por el cual se podrían romper convenios es por atrasos en plazos de pago por parte de las isapres.

Pero lo cierto es que las clínicas intentarán a toda costa no romper dichos convenios, porque si bien en promedio el 53% de sus clientes son Fonasa, el 61% de su financiamiento proviene de isapres. Eso es, precisamente, lo que genera un subsidio cruzado que permite financiar a los pacientes que vienen del asegurador público a las clínicas, han advertido desde algunos prestadores.

El hecho de cortar convenios implica una caída de ingresos para la clínica que decida tomar esa decisión. Sin ir más lejos, en su análisis razonado a junio, Indisa reportó que, tras el corte de convenio con Cruz Blanca, “los ingresos reflejan el relevante efecto de la menor actividad por parte de una aseguradora”.

El presidente de Clínicas de Chile, Gonzalo Grebe, comenta que “los prestadores privados de salud estamos muy preocupados por la actual crisis del sistema de isapres ya que creemos puede arrastrar al sistema de salud en su conjunto”.

Agrega que, “respecto de lo que se ha comentado sobre eventuales cierres masivos de establecimientos y suspensiones de convenios, insistir en que ello sería una pésima noticia para nuestro sector, porque se necesitan más prestadores, no menos, y porque nuestra misión es precisamente atender pacientes. Hasta la fecha, esas lamentables situaciones han sido algo excepcional y solo se han verificado en aquellos casos en que se han agotado todas las instancias posibles”.

El tema principal por el cual las clínicas creen que hay que evitar la caída de las isapres, es por la deuda que tienen las aseguradoras con los prestadores, donde estiman que las garantías no son suficientes para cubrir esos montos, porque proyectan que están subvaluadas. Además, no confían en el proceso de liquidación de las garantías, porque “no vamos a ver las platas, el caso de la ex Masvida lo demuestra”, ejemplifican un prestador en reserva.

A esto hay que sumar que sus futuros ingresos se podrían ver afectados, ya que hasta que no se establezca un nuevo modelo de aseguramiento de salud, va a ser más difícil que lleguen pacientes. Ahí las más complicadas son precisamente las clínicas que tienen una mayor proporción de sus ingresos que proviene de isapres.

Grebe comenta que “nuestras clínicas atienden anualmente a más de 11 millones de pacientes del sistema privado y público. Para ello, deben contar con los recursos necesarios que permitan su operación y funcionamiento. Un eventual desplome de una o más isapres afectaría en cadena a los pacientes, a los médicos y, ciertamente, a nuestros establecimientos. Ello, porque el 61% de nuestro financiamiento proviene del sistema de isapre, a lo que se suma, niveles de deuda de las isapres con nuestros establecimientos que son insostenibles. A octubre de 2023, el sistema de isapres nos adeudaba más de $652.000 millones, con garantías legales constituidas ante la Superintendencia que no parecen suficientes, ni cuentan con procesos de liquidación expeditos, lo que nos enfrenta largos y engorrosos procedimientos para recuperar lo que se nos debe”.

Ingresos

Empresas Banmédica es la compañía que tiene más camas en el sector privado. A septiembre su balance reportaba que sus cinco clínicas en Chile sumaban 1.309 camas, con Dávila liderando entre ellas y también en el total de clínicas del país, ya que cuenta con 579 camas. A septiembre de 2023 los ingresos de las clínicas del grupo, más su negocio de rescate móvil, en Chile subieron 7% hasta $651.884 millones; mientras que sus ganancias cayeron un 60% a $18.932 millones. Si bien no hay detalle del peso de cada clínica, fuentes al tanto señalan que en Red Dávila los ingresos que provienen de isapres representan cerca de un 50%, cifra que en el caso de la Clínica Santa María salta al 91%.

En RedSalud también cuentan con un número importante de camas, totalizando 941 en el país, según su memoria de 2022. Las clínicas de la red controlada por ILC, el brazo de inversiones de la Cámara Chilena de la Construcción, registraron un alza del 8,5% en sus ingresos a septiembre, totalizando $ 503.972 millones. Y sus ganancias bajaron un 4,8% a $9.485 millones. Allí, el 44% de sus ingresos provienen de isapres; el 38% es Fonasa; un 2,5% de sus ingresos de particulares, donde también podría haber clientes que pagan directo y luego reembolsan en isapre; y un 15% corresponde a otros clientes, que incluyen mutuales, empresas, instituciones públicas, y convenios, entre otros.

En Indisa, que cuenta con 564 camas en el país, reportaron un alza del 12% en sus ingresos a septiembre, hasta los $160.848 millones. Con esa cifra, superó por primera vez a la Clínica Las Condes. De todas maneras, Indisa registró pérdidas por $ 1.613 millones a septiembre. La compañía ha venido disminuyendo el peso de las isapres en su facturación, pero de todas maneras siguen liderando en el total. Así, por ejemplo, si antes de la pandemia en el ámbito hospitalario Fonasa representaba un 21,5% de los ingresos de Indisa, hoy es un 29%. Y en ambulatorio la diferencia es incluso mayor: Fonasa pasó de representar un 9% antes de la pandemia, a un 20% actualmente. El resto es isapre.

El gerente comercial de Indisa, Claudio García, comenta que esto se produce porque en 2018 y 2019, “uno de cada cuatro chilenos era de isapre. Hoy día es uno de cada seis. En 2024 va a ser uno de cada siete. El crecimiento demográfico que ha tenido Fonasa es muy alto. Bajo esa misma lógica, el peso que va a tener Fonasa sobre los ingresos va a ser incremental. No hay forma de que vaya cayendo, muy por el contrario, va a seguir creciendo”. Además, cree que pospandemia las personas que están en el asegurador público se dieron cuenta que si quieren evitar listas de espera ambulatorias y hospitalarias también pueden asistir a prestadores privados, por el mismo precio, “rompiendo el mito que los prestadores privados no atienden por Fonasa. Muy por el contrario, hoy atendemos al 48% de la población Fonasa”, asegura.

Caso aparte es la Clínica Las Condes, la que, a diferencia de las otras clínicas, ha reducido sus ingresos: cayeron un 24%, hasta $ 149.514 millones al tercer trimestre. A la misma fecha reportaba tener 287 camas disponibles, pero esa cifra era de 345 a fines del año pasado. La compañía informó una pérdida de $3.742 millones. En hospitalizaciones, el 62,5% de sus ingresos proviene de isapres, 8,7% es Fonasa, y 28,6% corresponde a otros. En el ámbito ambulatorio, un 49% es isapre, 13% es Fonasa, y un 37,6%, a otros.

La Red de Salud UC Christus tiene 539 camas en diez establecimientos. De las ventas totales del hospital clínico (434 camas) y San Carlos de Apoquindo (105 camas), el 32% es Fonasa, 61% es isapre, y 7% corresponde a empresas y particulares. El grupo no divulga sus ingresos.

Las deudas

Para ver el impacto inmediato que tendría la caída de las isapres sobre las clínicas, primero hay que ver las cuentas por cobrar en los balances de cada una de ellas. Esta semana, Fitch le bajó la nota a Indisa desde A+ a A, principalmente explicado por menores márgenes, junto con un alto endeudamiento; y mantuvo la observación negativa producto de la incertidumbre que genera la crisis de isapres.

En ese informe, la clasificadora se refirió así a la incertidumbre en el sector salud: “Fitch reconoce la incertidumbre existente y las consecuencias negativas que tendría tanto para las isapres como para los emisores en atenciones de salud si ocurriera un quiebre en el flujo de pago en el sistema de salud producto de los fallos de la Corte Suprema. Las primeras verían impactos fuertes en sus flujos de caja en el período que se defina para la devolución, lo que pondría en riesgo la continuidad de las isapres que se encuentran en una situación financiera más débil. Los prestadores de salud, por su parte, podrían ver un quiebre en la recuperación fluida de las cuentas por cobrar a las isapres, un déficit relevante en sus necesidades de capital de trabajo, un impacto en su posición patrimonial y un efecto de mediano plazo en sus ingresos si la demanda por servicios de salud se impactara”, señaló la clasificadora.

Allí también informó que a septiembre de 2023, Indisa tenía un total de $90.000 millones de cuentas por cobrar y 117 días de cobro. Al mismo tiempo, reportó que la clínica ha reducido la exposición de cuentas por cobrar a isapres, pues bajaron a $34.000 millones a septiembre de 2023, versus los $40.000 millones que tenía un año antes. En términos de liquidez financiera, a septiembre tenía una caja y equivalentes de $13.112 millones, frente a una deuda de corto plazo de $20.697 millones.

En su balance a septiembre, RedSalud reportó el saldo por cobrar a las isapres, pero solo lo que ha sido ya facturado. “Frente al escenario actual de incertidumbre que atraviesan las isapres, existe preocupación por los impactos financieros de esta situación en la continuidad de sus operaciones. Si bien no es posible determinar a esta fecha si el desarrollo de la situación de las isapres afectará la cobrabilidad de las cuentas por cobrar, la administración está dando seguimiento al comportamiento de pago y al cumplimiento con los acuerdos suscritos por las isapres para monitorear este riesgo. Al 30 de septiembre de 2023 y 31 de diciembre de 2022, el saldo por cobrar facturado a dichas instituciones asciende a $14.732 millones y $20.115 millones respectivamente”. En paralelo, reportó un efectivo y equivalentes de $39.642 millones a septiembre.

Por su parte, en sus estados financieros CLC informó que “al 30 de septiembre de 2023 y al 31 de diciembre de 2022, el saldo por cobrar facturado a dichas instituciones (isapres) asciende a $12.434 millones y $11.201 millones, respectivamente”. Además, reportó una caja y equivalentes por $9.528 millones.

#Las #clínicas #las #crisis #las #isapres #Renegociación #convenios #ingresos #alza #cuentas #por #cobrar #observación
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Dónde están los últimos teléfonos públicos en Chile

Published

on

Durante décadas, los teléfonos públicos sirvieron como mecanismos de comunicación en distintos puntos del territorio nacional.

Sin embargo, con el acelerado desarrollo de una era digital en la que resaltan los teléfonos celulares, estos sistemas empezaron a dejar de operar.

Y ahora, en la reciente edición del Mobile World Congress realizado en España, Movistar anunció que ya se desconectaron todos los equipos instalados en nuestro país, salvo dos excepciones.

El director de Asuntos Públicos de la compañía en Chile, Fernando Saiz, aseguró que es “el fin de una era”, según rescató CNN.

Esta medida se fue dando de manera progresiva en cada una de las zonas correspondientes.

Pese a que algunos siguen instalados, estos no cuentan con línea para hacer llamadas.

Sin embargo, desde la empresa confirmaron que estas dos cabinas seguirán activas.

Movistar anunció el fin de las cabinas de telefonía pública, salvo dos que seguirán disponibles: estas son. Foto: Cachiyuyo.

La primera es la que está ubicada en la localidad de Cachiyuyo, en la Región de Atacama.

La decisión se tomó como una forma de mantener un recuerdo histórico.

De hecho, según recordó BioBioChile, este fue el primero de esa zona rural y fue instalado en 1989 por CTC, firma que compartió una icónica publicidad que quedó plasmada en los registros de la televisión chilena.

Por otro lado, la segunda es la que está en el edificio corporativo de Movistar, en Santiago.

Junto con informar la medida, desde la empresa afirmaron que con su Plan de Renovación Tecnológica retiraron más de mil cabinas durante el año pasado en once regiones del país.

Asimismo, reunieron más de 7 mil toneladas de cobre y dijeron que el metal de las cabinas será reciclado.

“Si bien, sabemos la importancia que tuvo alguna vez la telefonía pública para el país, hoy vemos que las necesidades de las personas están centradas en la conectividad móvil y en el auge del 5G”, declaró el representante de la empresa de telecomunicaciones.

#Dónde #están #los #últimos #teléfonos #públicos #Chile
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Producción industrial de enero sube sobre las expectativas

Published

on

Una corrección al alza en las proyecciones para el Imacec de enero están realizando los economistas de la plaza, luego de que este jueves se conociera que, tras haberse contraído en diciembre, el dato de producción industrial volvió a registrar un alza en el primer mes del año.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la producción industrial tuvo un incremento de 3,6% en enero en 12 meses, mientras que el avance mensual fue de 1,9%.

En tanto, el Índice de Producción Manufacturera (IPMan), anotó un alza interanual de 6,5%, incidido en gran medida por un aumento a doce meses de 20,2% en fabricación de papel y de productos de papel. Por su parte, el Índice de Producción Minero (IPMin) registró un avance interanual de 1,1%, debido a la mayor actividad registrada en dos de los tres tipos de minería que lo componen. Minería metálica creció un 1,1%, minería no metálica avanzó un 0,7%, y por último, recursos energéticos bajó un 0,6%.

En tanto, el Índice de Producción de Electricidad, Gas y Agua (IPEGA) creció un 1,4% interanual, producto de la mayor actividad registrada en electricidad, que tuvo un alza de 3,2%.

En tanto, Índice de Actividad del Comercio observó una subida interanual de 2,9% en enero, donde comercio al por mayor, excepto el de vehículos automotores y motocicletas fue la que más impactó en la variación interanual del IAC, al anotar un aumento de 5,9%. Por su parte, comercio al por menor, excepto el de vehículos automotores y motocicletas, creció un 2,8% en doce meses. Por contrapartida, comercio al por mayor y al por menor y reparación de vehículos automotores y motocicletas ) decreció un 8%.

Para Tomás Flores, economista de LyD, “el dato de producción manufacturera se esperaba por lo que había ocurrido con la fabricación de papel. El Imacec para enero puede bordear el 1,1%”, mientras que para el primer trimestre llegaría a 0,9%, aunque para el año se mantiene en 1,5%

Los expertos previamente consultados estimaban para el primer mes del año un Imacec que podía estar entre -0,3%y hasta 1,6%, con un promedio de 0,3%. Pero Flores explica que ya había corregido su estimación con anterioridad “por la producción minera, que fue positiva a pesar de la alta base de comparación. Yo esperaba una caída como la de diciembre”.

Alejandro Fernández, de Gemines Consultores, sostiene que “el dato de la producción industrial fue bueno, sobre todo el de la manufactura. Sin duda que mejora la perspectiva del Imacec de enero”, aunque indica que hará una estimación para el primer trimestre tras el dato de Imacec del viernes.”Parece probable que lo mejore algo”, dice.

Samuel Carrasco, economista jefe de Credicorp Capital, sostiene que “los datos sectoriales del INE fueron una sorpresa positiva después de un desempeño muy pobre en diciembre de 2023″, donde destacaron “la aceleración en actividades relacionadas con el consumo, los servicios empresariales (vinculados a la inversión) y el sector industrial”.

Con esto, apunta, “proyectamos un Imacec cercano al 2% y de materializarse este escenario, el año comenzaría con solidez y daría espacio a las visiones más optimistas sobre el crecimiento del PIB para 2024, ubicadas en el rango superior de la estimación del BCCh (1,25-2,25%). Mantenemos nuestra proyección de PIB para el año en 2,1%”.

Por su parte, Juan Ángel San Martín, economista de Bci Estudios, dice que “proyectamos un crecimiento económico (Imacec) para enero de 1,8%, impulsado por un crecimiento transversal en todos los sectores”, y que “para este año proyectamos un crecimiento de 1,8%, impulsado por un crecimiento del consumo privado, debido a condiciones financieras más favorables, sumado a exportaciones más dinámicas que el año pasado”.

Según un informe de Inversiones Security, “las cifras sectoriales de enero nos llevan a pronosticar un aumento de 2,5% interanual para el Imacec del mes, consistente con un avance también de 2,5% en el nivel mensual desestacionalizado”.

Además, destacó que “para el Imacec no minero prevemos un incremento de 2,7% interanual, y un alza de 2,6% en el margen”.

“En definitiva, la actividad económica habría iniciado el año con un muy buen desempeño, mejor al esperado, revirtiendo la caída de diciembre. Hacia adelante, la economía debería continuar con una recuperación, de la mano de condiciones financieras locales que se han vuelto más favorables, y lo seguirían haciendo con nuevas bajas de la TPM, y un mayor impulso externo debido a la mejora de los términos de intercambio”, dijo Security.

#Producción #industrial #enero #sube #sobre #las #expectativas
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Auli’i Cravalho confirma su regreso para la secuela de Moana

Published

on

Ya es oficial y Auli’i Cravalho, quien da la voz a Moana, regresará para la segunda película, esto luego de que estuviera en duda si regresaría para el rol al momento del anuncio.

De esta forma, Auli’i Cravalho, se sumará al filme que también contaría con Dwayne Johnson en su papel como Maui.

El regreso fue anunciado por Deadline y posteriormente por Cravalho a través de su cuenta de Instagram, donde dijo estar emocionada por “regresar oficialmente a Motunui”.

Cabe recordar que a inicios de febrero se conoció que ambos protagonistas aún estaban en conversaciones para regresar a sus papeles.

Moana 2 tuvo un sorpresivo anuncio en febrero pasado, ocasión en que se presentó un teaser y la fecha de estreno: 27 de noviembre de 2024.

#Aulii #Cravalho #confirma #regreso #para #secuela #Moana
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.