Connect with us

Noticias

Rodrigo Bustos, Amnistía Internacional: “Hay compromisos incumplidos del gobierno, especialmente respecto de las víctimas del estallido social”

Published

on

Este miércoles, Amnistía Internacional presentará su informe mundial sobre “La situación de Derechos Humanos en el Mundo”, en el cual se recoge lo que está ocurriendo en esta materia en los más de 150 países que analiza el organismo.

Chile figura entre los países examinados durante el último informe, el cual levanta una serie de evaluaciones en materia migratoria, uso de la fuerza de parte de los agentes del Estado, entre otros apartados. Rodrigo Bustos, director de Amnistía Internacional en el país, sostiene que la organización “tiene una mirada global y también de América Latina, donde tenemos muchas preocupaciones, especialmente respecto de la situación de los civiles en los conflictos bélicos”.

¿Y en Chile, cuáles son las principales conclusiones?

En Chile lo que hemos señalado es que instamos al Presidente Gabriel Boric a retomar con fuerza el rumbo de su programa de gobierno, que sin lugar a duda era muy ambicioso en diversas materias de derechos humanos. Y por cierto que han habido algunos avances relevantes, como el Plan Nacional de Búsqueda de Personas Detenidas y Desaparecidas, pero creemos que el gobierno está al debe en diversos temas, como por ejemplo, una ley de reparación integral para las víctimas de violaciones de derechos humanos del estallido, una reforma policial profunda y también creemos que se debe cambiar el rumbo en relación a la política migratoria, donde ha habido una agenda legislativa que ha implicado recortes en los derechos de las personas migrantes.

Uno de los puntos de este informe es sobre la Ley Nain-Retamal. ¿Cómo evalúan la aplicación de esa normativa?

Sin lugar a dudas, esta ley representa el retroceso más importante en derechos humanos a nivel legislativo de los últimos años, porque básicamente busca significar un cheque en blanco para la actuación de las policías. Después de alrededor de un año de entrada en vigencia, tenemos información de que se aplicó en un caso y que hay varios otros casos en los que eventualmente podría aplicarse, no solo casos posteriores a su entrada en vigencia, sino también anteriores, aplicándose retroactivamente, lo que puede eventualmente significar impunidad en varios casos de violación a los derechos humanos desde el estallido social.

En materia de seguridad también cuestionan en su informe que no se ha avanzado en una reforma a las policías. ¿Por qué?

El gobierno tenía en su programa realizar una refundación de Carabineros. Hoy, después de dos años de iniciado el gobierno, por cierto, no se ha producido una refundación, pero tampoco una reforma profunda como la que recomendamos cuatro organismos internacionales posterior al estallido social, desde antes incluso que se hablara de la necesidad de una reforma tras el megafraude en Carabineros o los casos de corrupción en la PDI. Y en general una policía que no tiene todas las herramientas incluso para poder enfrentar la delincuencia actual y el crimen organizado. Es por eso que hemos planteado que es absolutamente fundamental una reforma profunda a las policías. Esperamos que el gobierno retome ese compromiso de campaña y de su programa.

Uno de los puntos mencionados en el informe es sobre la falta de avances en la mesa de reparación de víctimas del estallido social. ¿A qué se debe esa evaluación?

En el contexto del estallido social lo que correspondía y corresponde aún es que se lleve adelante una política para reparar integralmente a las víctimas de violación de derechos humanos. Eso no se ha llevado a cabo después de un proceso que fue participativo con las propias víctimas y lo que ha existido en cambio es esta mala política de las pensiones de gracia que no está pensada para justamente reparar integralmente la violación de los derechos humanos.

¿Qué se debe hacer, entonces?

Se requeriría por parte del gobierno avanzar en una política en que podamos tener claro a quién hay que reparar respecto de cuáles violaciones a los derechos humanos; qué tipo de reparaciones tendrán, por cuánto tiempo serán y si esto se revisará a través de un proyecto de ley o a través de una política pública administrativa. Eso todavía falta, era un compromiso de gobierno y desde Amnistía Internacional instamos al gobierno del Presidente Boric a retomar ese compromiso y esa obligación del Estado por las vulneraciones que se cometieron.

¿O sea que no se ha hecho cargo del tema?

La verdad es que nuestra opinión es que por cierto hay compromisos incumplidos por parte del gobierno especialmente respecto de las víctimas del estallido social, por una parte, porque no se ha avanzado una política de reparación integral y por otra parte respecto de una reforma policial que también era un compromiso. Nuestro llamado al gobierno es que recupere su programa en estas materias que sin lugar a duda era acorde a las obligaciones internacionales del Estado y que lamentablemente al menos hasta ahora no se ha cumplido.

Otra de las materias que aborda su informe es sobre la implementación de medidas migratorias. ¿Cómo evalúan la aplicación de estas normas?

Estamos muy preocupados por, fundamentalmente, dos cosas. En primer lugar, respecto de una narrativa creciente tanto de algunas autoridades del Estado y los medios de comunicación que simplemente llegan a asociar la delincuencia con el hecho de que haya personas extranjeras en el país. Por cierto, que hay actos graves de delitos que han sido realizados por personas extranjeras, pero eso no puede llevarnos a que simplemente de manera automática se asocie migración con delincuencia, por una parte y, en segundo lugar, que esto conlleve una agenda legislativa que es también vulneradora de los derechos de las personas migrantes.

Mencionan la política migratoria anunciada por el gobierno. ¿Qué visión tienen de aquello?

Creemos que hay algún avance en ella, pero sigue pendiente una exigencia que está en la Ley de Migración de poder avanzar en algunas fórmulas de regularización, porque tener a miles de personas en nuestro país no regularizadas es el peor de los mundos, porque no se permite su inserción adecuadamente, incluso de personas que llevan varios años viviendo en nuestro país y aportando el desarrollo económico.

Y aplicar medidas como, por ejemplo, el empadronamiento biométrico, ¿son correctas?

Creemos que no es finalmente una medida que vaya al fondo de abordar la migración como una herramienta que puede ayudar al desarrollo de nuestro país y es fundamental sobre todo que se avance en alguna fórmula de regularización. Eso por cierto sería lo más importante en esta materia.

¿Qué es lo que está pendiente en el país? Ustedes mencionan los derechos reproductivos de las mujeres, derechos de las personas LGBTI, entre otros…

Además de la deuda relacionada con el estallido social y también la necesidad de que se cambie el giro a nuestro juicio en la política migratoria, nos parece importante por cierto avanzar en los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, como tener una legislación del aborto más amplia. Y por cierto creemos también que es importante avanzar en toda la agenda de derechos humanos respecto a las personas tradicionalmente discriminadas.

#Rodrigo #Bustos #Amnistía #Internacional #Hay #compromisos #incumplidos #del #gobierno #especialmente #respecto #las #víctimas #del #estallido #social
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Director de Conaf por brigadista formalizado: “Es un dolor para la institución”

Published

on

La tarde de este sábado, dos sujetos quedaron en prisión preventiva tras ser formalizados por su presunta autoría en el megaincendio de Valparaíso, ocurrido a inicios de febrero, siniestro que dejó 137 personas fallecidas, más de 16 mil damnificados y que quemó más de 9 mil hectáreas.

Se trata de Francisco Mondaca (22), voluntario de la 13° Compañía de Bomberos de Placilla; y Franco Pinto, brigadista de la Corporación Nacional Forestal (Conaf).

Respecto a este último, -según los antecedentes vertidos en la audiencia- ya estaba entre los antecedentes de la policía, debido a que el hombre de 31 años había declarado como testigo por otro incendio en la Reserva Peñuelas, lugar donde trabajaba el brigadista, y que tras autorización judicial se permitió conocer el tráfico de llamadas de Mondaca, quien se había contactado con Pinto.

En torno a la información que involucra al brigadista, el director ejecutivo de Conaf, Christian Little, manifestó la tarde de este sábado que es un exfuncionario de carácter transitorio, que en los últimos diez años ha participado en distintas instancias y acciones asociadas al control de los incendios, y que fue desvinculado el pasado martes 30 de abril.

Eso enloda la institución y por eso hemos conversado con los funcionarios, con los sindicatos y aquí con el equipo justamente porque es un dolor para la institución”, declaró.

Asimismo, en su calidad de director de Conaf, reconoció estar “bastante choqueado con esta noticia, porque esto golpea a la institución, pero no vamos a permitir este tipo de acciones y por eso vamos a cooperar con todo lo que se solicite, respecto al proceso de investigación para que la institución quede en alto”.

En este sentido, enfatizó que “hay un sentimiento dual”, recalcando la necesidad de establecer la verdad y la justicia “por un hecho que es trágico, que es lamentable, un incendio que provocó víctimas fatales y también es necesario para la ciudadanía que se esclarezca la totalidad de los hechos”.

“Por eso se genera esta dualidad, porque por un lado avanzamos como Estado en establecer esta verdad, pero también hay un implicado sospechoso que estaría vinculado y sería un extrabajador de Conaf en labores, justamente, de incendios”, remarcó.

3 DE FEBRERO DE 2024 / VALPARAÍSO
Incendios forestales causan daños en el sector Las Rosas de Quilpué, casas destruidas por el fuego
FOTO: DIEGO MARTIN/AGENCIAUNO

Sobre declaraciones que apuntan a que estos estos incendios se generaron para cobrar horas extras, el director ejecutivo de Conaf, confirmó que “como en toda institución”, se pagan estas horas cuando los funcionarios trabajan más allá de las ocho horas o si es que se hacen turnos en la noche.

No obstante, aclaró que “pagar las horas extras no significa que uno va a provocar más incendios, como lo que ha acontecido para poder cobrar más. Eso está fuera de todo contexto y es lo que deberá esclarecerse en el proceso de investigación. Ahí no me voy a referir a eso. Los funcionarios cuando trabajan en condiciones de emergencia reciben las horas extras como tiene que ser y como una institución debe responder”.

Respecto a los antecedentes proporcionados por la institución, Little indicó que “nosotros hemos dado cuenta del proceso de investigación en la comisión investigadora que está en la Cámara de Diputados, respecto a algunos hechos bien concretos y la Unidad de Investigación de Incendios dio un primer resultado técnico, que este incendio había sido de carácter intencional. Esa fue una primera verdad, y el Ministerio Público lo que está haciendo ahora es siguiendo el proceso de investigación en conjunto con PDI, justamente para seguir aportando con esa necesidad de esclarecer la verdad y encontrar justicia”.

A su vez, descartó la apertura de una eventual investigación interna para identificar si otros brigadistas puedan estar involucrados en el suceso.

“La investigación penal la lleva el Ministerio Público. Nosotros lo que hacemos es revisar permanentemente los procesos, los procedimientos, para poder ir haciendo mejoras continuas, por ejemplo, en los procesos de selección, que también ha trascendido de que hay procesos que se deben cumplir y deben irse mejorando”, dijo.

Finalmente, Little subrayó que Conaf es una institución rigurosa en sus procesos de selección de personal, reiterando que “todos los antecedentes serán proporcionados al Ministerio Público porque es parte del proceso de investigación”.

Hay que tener confianza que Conaf es una institución robusta, que está encargada de las emergencias y de, rque “todos los antecedentes serán proporcionados al Ministerio Público porque es parte del proceso de investigación”.nas, la vida de las personas y también la naturaleza, los bienes e infraestructura pública”, puntualizó.

6 DE FEBRERO DE 2024 / VALPARAÍSO
Vista de Drone de Villa Botania que con un trabajo mancomunado evitó que fuese afectada por los incendios forestales en la comuna de Viña del Mar
FOTO: DIEGO MARTIN/AGENCIAUNO

#Director #Conaf #por #brigadista #formalizado #dolor #para #institución
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Hernán de Solminihac habla del estadio y de su fallecida esposa

Published

on

Hernán de Solminihac (Puerto Montt, 11 de enero de 1958) es el vicepresidente de Cruzados y el responsable de la Comisión Estadio, a cargo de la construcción del nuevo recinto de la UC. Un sueño para toda la fanaticada de Universidad Católica y un proceso muy especial para el exministro de Obras Públicas y Minería del primer gobierno del fallecido expresidente Sebastián Piñera, pues ha coincidido con dos momentos muy duros de su vida: la repentina muerte de su esposa Alejandra Aranda y la trombosis pulmonar múltiple que dejó con un importante daño cerebral a su hija mayor Javiera, durante su segundo embarazo. Experiencias que dejó plasmadas en el libro La vida golpea (a veces) demasiado fuerte.

“Ha sido súper difícil, pero la verdad es que Cruzados, el Club Deportivo Universidad Católica y el equipo han sido un ancla muy importante para yo salir adelante. En el proceso de recién fallecida mi señora, en la enfermedad de mi hija, me apoyaron el equipo; la gente; los jugadores; el cuerpo técnico, en cada uno de los momentos, y los psicólogos. Y eso me dio una fuerza gigante”, relata.

“Yo acompañé al equipo al principio de este proceso prácticamente a todos lados y eso me dio una cosa de qué preocuparme, de poderme distraer un poquito. Porque cuando uno sufre un dolor fuerte, tiende a encerrarse y hay que tratar de salir de eso. Y Cruzados fue muy importante”, reconoce el también presidente del Colegio de Ingenieros de Chile, quien valora la importancia de este proceso en su vida: “El estadio es algo que me permite ponerle energía y preocupación y salir por un rato de ese dolor que tengo. Obviamente el dolor no se va tan rápido, pero sí permite sobrellevarlo mucho mejor. Así que agradezco a todas las personas que han estado detrás del estadio y que me han apoyado en lo personal. Ha sido súper valioso para mí y mi familia”.

Desde el plano emotivo, De Solminihac también recuerda a Sebastián Piñera. “Mire, desgraciadamente, a uno le falta tiempo a hablar con las personas, y uno se da cuenta cuando ya no están. También falleció mi señora. Entonces, tengo toda esa carga de que faltan tiempos para conversar con las personas que uno quiere. De repente, uno se va a temas distintos y no conversa las cosas que a lo mejor son más importantes. Y no tuve la oportunidad de conversar con el expresidente sobre el estadio, pero seguro que va a estar muy contento porque aportará al deporte chileno”, reflexiona.

También se entusiasma con lo que ve. “Es un sueño que empieza a ser realidad, ya está prácticamente el 70%. Por lo tanto, estamos muy contentos de que una idea que nace en 2017, con todas las cosas que significaba poder llegar acá, se está concretando. Entonces es una satisfacción increíble y un orgullo”, recalca.

Dentro de todo este proceso, Hernán de Solminihac encontró otra manera para recordar a su esposa: “Yo siempre digo que hay que disfrutar los caminos y no solamente la meta. Pero la meta también es un orgullo cumplirla. Y en ese proceso, como falleció mi señora, están estas plaquitas, y yo le compré a ella también. Así que va a estar reflejada en el estadio. Entonces, es una cosa bonita que sucedió en su momento y va a tener un recuerdo permanente”.

“Fue de inmediato. Apenas falleció mi señora, fue justo cuando vencían los plazos para comprar las plaquitas. Y decidí comprar una para ella. La compré con mis hijos, por cierto, pero yo creo que era importante”, expresa acerca de cómo tomó la determinación de adquirir una de las losas conmemorativas que puso a disposición el club para sus hinchas.

Se detiene un segundo y medita cómo imagina el día de la inauguración. “La verdad es que todavía no he tenido tiempo de imaginarme eso porque estamos todavía en el día a día y hay que ir resolviendo… Cualquier proyecto tiene momentos muy bonitos y momentos en que hay que tomar decisiones, momentos difíciles… Después habrá tiempo de pensar cómo hacerlo, pero si tú me lo preguntas ahora, podría decir que obviamente es una sensación de que la gente disfrute. Que sea un regalo para la hinchada, para la comuna, para el país. Eso me encantaría que fuera”, dice.

Alejandra Aranda, la fallecida esposa de Hernán de Solminihac. Foto: Humanitas Chile.

Y justamente, pensando en los hinchas, el presidente de la Comisión Estadio anticipa que se está viendo la manera de dejar un registro de todo el proceso de construcción de la fortaleza cruzada. “Yo soy académico, así que la documentación para mí es un tema súper importante. Y, por lo tanto, creo que reflejarnos es importante. Tenemos mucha información visual de fotos, videos, etc. Y también muchas entrevistas. Así que probablemente vamos a tener que buscar la mejor forma de que esto quede para la historia”, plantea.

En cuanto a los avances en la venta de palcos y suites, el vicepresidente de la concesionaria asegura que ha sido un éxito y está prácticamente todo vendido. Además, establece una meta para la venta de los abonos, que pronto deberá ser anunciada. “Lo ideal sería repetir lo que teníamos antes, pero también hay que tener espacios libres y buscar mecanismos que nos permitan no solo venderlos, sino que se llene. Eso es muy importante también, porque nosotros creemos que la experiencia del hincha en este estadio va a ser muy valiosa y va a ser muy útil ser local aquí. Además, les va a dar una sensación interesante a los equipos, tanto a nosotros como a los visitantes. Y debiera ayudar a que los jugadores se vean más motivados, veamos buenos espectáculos y ojalá con excelentes resultados”, expone.

Y a propósito de resultados, no oculta su satisfacción con el desempeño de Tiago Nunes: “Ha hecho una labor interesante. Lo importante es que estamos muy tranquilos y muy contentos con el trabajo que está realizando, y porque los resultados se han estado dando. Esperamos que así siga, porque la verdad es que esta institución se merece tener buenos resultados, jugar bien y que la hinchada esté contenta”.

El exministro se muestra convencido de que el ejemplo de Cruzados podría incentivar a otras instituciones. “Chile ha construido muchos estadios en el último tiempo, pero este estadio tiene un diseño, características y un estándar, para mi gusto, más alto respecto de los que se han construido en el país. Por lo tanto, yo creo que todo el proceso, desde que se crea la idea hasta que se logran los distintos hitos y se llegue a construir, puede ser una experiencia útil para otras instituciones que quieran entrar en esta aventura”, manifiesta.

Otro de los temas de debate del último tiempo ha sido la implementación de césped artificial, que aquí argumenta. “Fue una decisión muy estudiada, incluso con visitas a otros estadios que tenían tecnologías similares, análisis técnico, entrevistas con jugadores que jugaban en canchas de esa naturaleza, con entrenadores, con dirigentes… Estuvimos en Sudamérica y en Europa viendo distintas tecnologías. Decidimos hacerlo porque tenía bastante beneficio para el desarrollo del fútbol. Por un lado, se podía usar mucho más veces la cancha y, por el otro, puede tener usos adicionales para otro tipo de espectáculos y le daba más viabilidad deportiva y económica al proyecto”.

Ante una eventual ampliación a futuro, el vicepresidente de Cruzados opta por la cautela. “Hicimos un estudio de lo razonable de hacer la ampliación desde el punto de vista de capacidad, y creo que está en un número muy razonable porque permite hacer partidos hasta el nivel que uno participa normalmente. Además, le da viabilidad económica y sustentabilidad en la zona, porque todos estos proyectos tienen que pasar por impacto ambiental. Entonces, la comunidad tiene opinión y eso es súper importante también; tener las expectativas que ellos tienen. Creo que estamos bien con un estadio de esta naturaleza, tenemos que sacar provecho para que nos vuelva todo este supuesto económico que estamos haciendo en elaboración para que realmente la institución siga creciendo”, concluye.

Hernán de Solminihac, visitando el futuro camarín cruzado. Foto: Mario Téllez.

Mientras se define el nombre del estadio, cuyo auspiciador principal, Claro, tendrá un lugar en esa denominación, también se trabaja en la búsqueda de un rival para el partido inaugural. “Hay que ser realista y buscar un equipo que pueda estar acá, que le dé realce a la inauguración del estadio y le dé la historia que esto requiere”, admite.

En esa línea, establece los parámetros para dicho fin: “A uno le gustaría tener los mejores equipos, pero a veces la disponibilidad de ellos no está y los recursos involucrados son importantes. Entonces, hay que hacer algo que sea atractivo, pero que podamos alcanzar. Yo soy bastante estructurado y realista, siempre trato de hacer las cosas que se pueden hacer. Me gusta soñar, pero después hay que aterrizar las cosas al momento de tomar las definiciones”.

Esa jornada inaugural es proyectada con la presencia del Presidente de la República Gabriel Boric e hincha acérrimo de la UC. “Por cierto, está considerado. Ojalá pueda venir, estamos contentos de que venga y pueda darle ese realce que el estadio necesita”, subraya.

De paso, resalta el espíritu del mandatario a la hora de involucrarse en este proyecto: “Él ha ido al estadio un par de veces en este último tiempo, demuestra cierto interés, pero es bastante responsable. Cuando hace una solicitud la hace a través de las redes oficiales. Así que yo creo que es un Presidente hincha, pero bien respetuoso con la institución”.

#Hernán #Solminihac #habla #del #estadio #fallecida #esposa
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

La gringa y el loco: un relato de Jaime Bayly

Published

on

-Me voy, gringa -le dijo Ignacio Martínez, el loco, a su esposa.

-¿Adónde te vas? -preguntó Diana Maxwell, su esposa, la gringa.

-Al carajo -dijo el loco.

Llevaban diez años casados. Tenían tres hijos pequeños. Vivían en una casa muy bonita al pie de los acantilados, con vistas al océano.

-¿Dónde queda el carajo? -preguntó la gringa, sonriendo, pensando que era una broma.

-Lejos de acá -respondió el loco, muy serio-. A diez horas en carro.

El loco no trabajaba ni quería trabajar. Alto, flaco, barbudo, parecía Jesucristo, con la diferencia de que no predicaba, sino fumaba marihuana. Era pintor aficionado. Vivía de los dineros que le pasaban sus padres, prósperos empresarios.

-¿Cuánto tiempo te vas? -preguntó la gringa, de pronto alarmada por la mirada del loco, una mirada luminosa, centelleante, una mirada que expulsaba fuego.

-Para siempre -dijo el loco, ahuevado de la vida burguesa, familiar.

Hija de diplomáticos, la gringa hablaba en inglés mejor que en español y era tan perfectamente bella y agraciada que parecía una modelo. Nadie entendía por qué se había enamorado del loco. Era refinada, sofisticada, sensible a la moda y a los lujos que provenían del dinero. Su marido era una bestia peluda que vivía elevado de cannabis, escuchando música y pintando en el taller de su casa. Cuando su hermana menor le preguntaba por qué se había enamorado de un hombre tan sucio y desaliñado, que no trabajaba ni quería trabajar, que no ganaba dinero porque regalaba sus cuadros a sus amigos, la gringa le decía:

-Es un tigre en la cama.

Antes de abandonar a su esposa y sus tres hijos, el loco encendió una fogata y arrojó a las llamas todos sus documentos de identidad: su partida de nacimiento, su libreta electoral, su pasaporte, su libreta militar, su acta de matrimonio, su licencia de conducir, sus carnés del club de playa y del club de golf. Sorprendidos, la gringa y sus hijos miraban cómo los papeles del loco ardían en ese fuego que él veía justiciero, redentor, una hoguera que reducía a cenizas su pasado e incineraba su identidad, mientras él reía, como si estuviese gozando de aquella ceremonia autodestructiva, como si estuviera volviendo a nacer.

-El carro se lo he regalado a Pedrito -le dijo el loco a su esposa, sin remordimientos.

Se refería a su mejor amigo, un pintor aficionado como él, Pedro Silva, el poeta, quien se quedó con el auto del loco, un coche que este había recibido como regalo de sus padres, cuando se casó con la gringa.

-¿Y qué carro voy a manejar para llevar a tus hijos al colegio? -preguntó la gringa, consternada.

-No sé -respondió el loco-. Mándalos en el bus y no jodas.

Sin besar ni abrazar a su esposa y sus hijos, sin despedirse de ellos, el loco se alejó, cargando una mochila. No dijo adónde se dirigía, dónde podían encontrarlo. Quería desaparecer, ser una sombra, volverse translúcido, una criatura espectral. Tomó un taxi al centro de la ciudad, abordó un autobús y viajó diez horas hasta llegar a las montañas. Una vez que descendió del autobús, llegó andando a las tierras que habían sido de sus padres, una hacienda expropiada por la dictadura militar y luego abandonada por los campesinos. La casa principal estaba parcialmente destruida, los techos agrietados, desfondados, así que el loco siguió caminando hasta el río y se instaló en la precaria casa de huéspedes, aún en pie. En ella había solo un colchón agujereado en el suelo. No había luz eléctrica, agua potable, teléfono, cocina a gas. Allí se propuso vivir el resto de su vida, sin ver a nadie. Allí nació por fin el loco misántropo que tenía aversión a la gente, incluyendo a su familia. Pasaba el día sacando peces del río para comérselos, fumando marihuana y pintando.

Humillada porque su esposo la había abandonado sin dejarle siquiera el auto de regalo, la gringa tuvo que reconstruir su vida. Sus padres se encontraban lejos, en misión diplomática. Consiguió un trabajo como decoradora de una tienda de muebles y alfombras. Llamaba la atención por su belleza, simpatía y buen gusto. Por eso los clientes querían que ella fuese a sus casas y las decorase. Con su sueldo, la gringa mantenía a sus tres hijos, les pagaba los colegios y, en el verano, los llevaba de campamento a la playa. Tuvo, sin embargo, que vender la residencia al pie de los acantilados y mudarse a una casa más modesta. No se deprimió, no se rindió, no pidió ayuda a nadie. Pero estaba destruida. Jamás imaginó que el loco habría de desaparecer como se esfumó. Se arrepintió de no haberle hecho caso a su madre, que tantas veces le dijo:

-Ese hombre no te conviene. Está poseído por el diablo.

Ahorrando con gran esfuerzo, la gringa consiguió comprar una camioneta usada. Sus hijos asistían a un colegio religioso. Desayunaba con ellos y los mandaba en el bus amarillo del colegio. Los niños preguntaban a menudo por su padre.

-Está en el cielo -respondía la gringa.

No sabía dónde estaba el loco, pero sospechaba que podía encontrarse en las tierras expropiadas por la dictadura, en la casa hacienda a medio caerse que había sido de sus suegros en los años dorados, cuando el loco no parecía tan loco y la gringa parecía predestinada a ser la mujer más dichosa en esa ciudad de cielo gris y gente melancólica.

-¿Podemos ir a verlo? -preguntaban los niños.

-No -decía la gringa-. Se ha vuelto invisible.

Curiosamente, a veces extrañaba al loco. Lo odiaba, pero, al mismo tiempo, lo echaba de menos. Ningún hombre la había deseado tan poderosamente como él, ningún hombre la había poseído como él. No extrañaba a su esposo, pero añoraba a su amante, un amante fogoso, virulento, insaciable. Sin embargo, cada tanto se permitía un novio. El problema era que todos sus novios estaban casados y entonces tenían que verse a escondidas, en hoteles. Todos sus novios eran ricos. Se enamoró, o casi, de un banquero prófugo de la justicia. Se enamoró, o casi, del dueño de un restaurante de pollos a la brasa. Se enamoró, o casi, de un embajador europeo acreditado en esa ciudad. Ninguno de esos amantes le cumplió en la cama como solía rendirle el loco. Por eso se cansaba de ellos y los dejaba.

Hasta que llegó un verano y la gringa les dijo a sus hijos que se irían de paseo al campo, al norte, a las montañas. Subieron a la camioneta familiar y condujo diez horas hasta llegar a la hacienda que había sido de sus suegros. Luego caminaron, llamando a gritos al loco:

-¡Ignacio! ¡Ignacio! ¡Ignacio!

Lo encontraron bañándose desnudo en el río, revirado de marihuana. Salió corriendo, abrazó a sus hijos, besó a la gringa y les dijo:

-Métanse al río. Está fresquito.

Los niños y su madre quedaron en ropa interior y se metieron temerosamente al río. A la noche, como la casa frente al río estaba llena de arañas y no tenía camas, la gringa y sus hijos fueron en la camioneta hasta el pueblo más cercano y durmieron en un hostal. Pasaron una semana allá arriba, en las montañas, visitando todos los días al loco y descansando en el hostal. El loco no había cambiado: fumaba, pintaba y quería follarse a la gringa. Aunque herida en su orgullo, ella todavía lo amaba y por eso se dejaba poseer por su marido. Una semana después, la gringa y sus hijos regresaron a la ciudad.

-Nunca más iré a visitarlo -se prometió ella, y honró su palabra.

Los niños crecieron, se graduaron del colegio, asistieron a buenas universidades. Un buen día, la gringa se enamoró de un hombre solo, solitario, ensimismado, un hombre muy rico, descendiente de austríacos, dueño de una cadena de hoteles, amante de las flores, un hombre llamado John King, el señor de las orquídeas. Era tranquilo y taciturno, de pocas palabras, y poseía una inteligencia penetrante, y amaba a la gringa con una serenidad, una constancia y una certeza que ella no había conocido en ninguno de sus amantes inconstantes. La gringa pudo entonces vivir la vida que siempre había soñado: la de una señora muy rica, muy bella, muy deseada, una señora de alta sociedad, que vivía en una mansión, atendida por numerosas criadas. Tantos años después de la humillación que le infligió su marido, el loco, quien murió ahogado en el río, cerca de su casa, allá arriba en las montañas, la gringa encontró al gran amor de su vida en el señor de las orquídeas y fueron felices viajando, construyendo hoteles y sembrando flores preciosas y exóticas en los jardines de esos hoteles, como exótica y preciosa fue la vida de Diana Maxwell, quien murió de un infarto a los ochenta años, cuando hacía ejercicios en el gimnasio de su casa.

#gringa #loco #relato #Jaime #Bayly
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.