Connect with us

Noticias

Violentos desalojos en universidades de EE.UU. y protestas propalestinas se expanden a Reino Unido

Published

on

Las protestas por el ataque de Israel a Gaza han sacudido los campus universitarios de Estados Unidos, al punto que la policía comenzó a hacer desalojos en distintas casas de estudios dejando centenares de detenidos en 31 centros educacionales del país. Ahora, las manifestaciones -que recuerdan a lo ocurrido en los sesenta por el conflicto en Vietnam- también se han extendido hasta Reino Unido y Francia.

Uno de los casos más conocidos es Nueva York, donde los estudiantes llevan semanas protestando. El alcalde de la ciudad, Eric Adams, dijo el miércoles que casi 300 personas fueron arrestadas en la Universidad de Columbia y en el City College de Nueva York, al tiempo que la policía reprimió las protestas universitarias.

Adams indicó que la policía arrestó la noche del martes a 119 manifestantes que estaban atrincherados dentro del Hamilton Hall de Columbia. Los funcionarios de la ciudad dijeron que creían que habían llegado agitadores externos para intensificar las protestas. La policía sostuvo que aún no había determinado cuántas de las personas arrestadas eran estudiantes, y los cargos preliminares incluían allanamiento de morada, conducta criminal y robo.

“Existe un movimiento para radicalizar a los jóvenes”, dijo Adams. “No voy a permitir que eso suceda”.

Muebles amontonados después de que la policía despejó el Hamilton Hall de la Universidad de Columbia, que había sido ocupado por manifestantes en apoyo de los palestinos, durante el conflicto en curso entre Israel y el grupo islamista palestino Hamas, en la ciudad de Nueva York, EE.UU., el 30 de abril de 2024. Foto: Reuters

Según la cadena CNN, las imágenes del miércoles en la mañana dieron cuenta que las puertas principales de Hamilton Hall en Columbia tenía los cristales rotos. Los pesados muebles metálicos del patio -como las mesas de pícnic que se utilizaban para bloquear las puertas desde el exterior y las sillas de madera que se utilizaban para bloquear las puertas desde el interior- ya no están allí. El acceso al campus seguía estando restringido al personal de los servicios esenciales y a los estudiantes que viven en él.

En una carta enviada a la policía de Nueva York el martes, el presidente de Columbia, Minouche Shafik, escribió: “La toma de Hamilton Hall y los continuos campamentos plantean serias preocupaciones de seguridad para las personas involucradas y para toda la comunidad. Desafortunadamente, las acciones de estos individuos están aumentando. Estas actividades se han convertido en un imán para los manifestantes afuera de nuestras puertas, lo que crea un riesgo significativo para nuestro campus e interrumpe la capacidad de la Universidad para continuar con sus operaciones normales”.

Las protestas también se volvieron violentas en el City College de Nueva York, donde 173 personas fueron arrestadas, dijo el miércoles el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York.

Las protestas masivas se intensificaron dramáticamente en todo el país después de que los estudiantes instalaron un campamento de carpas en la Universidad de Columbia en Nueva York el miércoles 17 de abril, exigiendo que la escuela desinvirtiera en empresas que, según ellos, “se benefician del apartheid israelí”.

La policía intentó desalojar el campamento el 18 de abril, deteniendo a 108 manifestantes en el proceso. Pero esos arrestos han resultado una inspiración para otros estudiantes en todo el país y han motivado a los manifestantes en Columbia a reagruparse.

Un oficial de policía apunta a un manifestante frente al edificio de administración Howard E. Wille, parte del City College de Nueva York, durante una protesta en apoyo de los palestinos, en medio del actual conflicto entre Israel y Hamas, en Nueva York. Esta imagen fija obtenida de un video de las redes sociales el 1 de mayo de 2024. Foto: Reuters

Desde ese 18 de abril, el campamento se había convertido en un lugar más tranquilo, ya que se había abierto un diálogo entre la universidad y los estudiantes. Pero la situación volvió a agravarse cuando policías con equipo antidisturbios allanaron una de las salas de la universidad el martes.

El mensaje de los estudiantes que están en estos campamentos de protesta -hasta donde han llevado carpas para dormir- es que quieren que sus universidades dejen de hacer negocios con Israel o con cualquier empresa que apoye su guerra en Gaza. También piden dejar de hacer negocios con fabricantes de armas militares que suministran armas a Israel, dejar de aceptar dinero de investigación de Israel para proyectos que ayuden a los esfuerzos militares del país, ser más transparente sobre qué dinero se recibe de Israel y para qué se utiliza y dejar de invertir donaciones universitarias con administradores de dinero que se benefician de empresas o contratistas israelíes.

La demanda estudiantil tiene sus raíces en el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones, una campaña de décadas contra las políticas de Israel hacia los palestinos. Pero los detalles de las demandas varían en cada grupo de manifestantes en las diferentes universidades.

La policía utiliza un vehículo especial para entrar en Hamilton Hall, que estaba ocupado por manifestantes, mientras otros agentes entran en el campus de la Universidad de Columbia, durante el conflicto en curso entre Israel y Hamas, en la ciudad de Nueva York, EE.UU., el 30 de abril de 2024. Foto: Reuters

Alrededor de 100 universidades estadounidenses han informado de donaciones o contratos de Israel por un total de 375 millones de dólares en las últimas dos décadas, según la base de datos del Departamento de Educación.

También ha habido contraprotestas proisraelíes en varios campus, y algunos estudiantes judíos dijeron que las protestas se habían convertido en antisemitismo y los hacían sentir inseguros en las instalaciones de su universidad.

Los administradores de la Universidad de California en Los Ángeles llamaron la policía el miércoles después de que estallaron violentos enfrentamientos en un campamento de protesta propalestino, dijo un funcionario de la universidad.

Los agentes llegaron al campus alrededor de la 1:50 a.m., hora local, dijo la alcaldesa de Los Ángeles, Karen Bass, en las redes sociales. El martes por la noche, un grupo de unos 200 contramanifestantes comenzó a asaltar el campamento propalestino en el campus y trató de derribar sus plataformas de madera y barricadas metálicas. Los dos bandos arrojaron objetos, se pelearon a puñetazos y rociaron productos químicos en enfrentamientos que duraron varias horas, según reportó el diario The New York Times.

La gente organiza objetos en un campamento en apoyo de los palestinos en la Universidad de California en Los Ángeles luego de los enfrentamientos de anoche con contramanifestantes mientras continúa el conflicto entre Israel y Hamas, en Los Ángeles, California, EE. UU., 1 de mayo de 2024. Foto: Reuters

Los agentes de policía llegaron entre los cánticos de “Back the blue” de los contramanifestantes y “Palestina libre” del campamento. Alrededor de las 3:30 a.m., los agentes se colocaron entre los grupos, calmando los disturbios.

El diario indicó que las protestas enfrentadas han sido particularmente intensas en UCLA, donde los activistas judíos han tenido una presencia mayor que en otras manifestaciones universitarias.

El lunes por la noche, estalló una pelea entre dos grupos de manifestantes después de que unos 60 manifestantes pro-israelíes intentaran ingresar al campamento propalestino.

No quedó claro de inmediato quién fue el responsable de la violencia del miércoles por la mañana.

La universidad había estado entre las más tolerantes a medida que crecían las protestas, dijo The New York Times, y los campamentos pro palestinos en las universidades de todo el país. Pero en un giro brusco el martes, los administradores de UCLA declararon que el campamento allí era ilegal y amenazaron con suspender o expulsar a cualquier manifestante que fuera estudiante.

Contramanifestantes levantan una barricada en un campamento propalestino en el campus de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA), en medio del conflicto en curso entre Israel y Hamas, en Los Ángeles, California, EE. UU., 1 de mayo de 2024. Foto: Reuters

Los arrestos también se replicaron en otras universidades del país. Así, un campamento de manifestantes en la Universidad de Tulane en Nueva Orleans fue despejado y al menos 14 personas fueron arrestadas la madrugada del miércoles, dijo la universidad, después de que agentes de tres agencias policiales ordenaron al grupo que se dispersara.

Los manifestantes fueron arrestados y, en algunos casos, se ocuparon edificios en escuelas como Cal Poly Humboldt, la Universidad de Connecticut, la Universidad de Florida, la Universidad de Georgia, la Universidad Virginia Commonwealth y la Universidad de Princeton, según funcionarios escolares y locales. Manifestantes propalestinos se enfrentaron con la policía en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill después de que una redada temprano en la mañana despejara un campamento el martes por la mañana, según mostraron imágenes de noticias locales.

Mientras que al menos 12 personas fueron arrestadas el miércoles por la mañana en la Universidad de Wisconsin-Madison, cuando los agentes del orden entraron para desmontar las tiendas de campaña y desmantelar el campamento del campus.

Algunas escuelas han reducido las protestas. La Universidad de Yale dijo que todos los manifestantes abandonaron su campamento el martes por la mañana después de que la escuela amenazara con suspensiones y arrestos. La Universidad Northwestern en Illinois dijo que llegó a un acuerdo con los estudiantes para disolver el campamento pero dejar una tienda de campaña hasta el 1 de junio. La escuela se comprometió a apoyar a los profesores y estudiantes palestinos y reactivar su comité asesor sobre responsabilidad en inversiones.

Los estudiantes realizan una caminata, en apoyo de los palestinos, en la Universidad Emory, durante el conflicto en curso entre Israel y Hamas, en Atlanta, Georgia, EE.UU., el 1 de mayo de 2024. Foto: Reuters

Las manifestaciones ahora se han extendido a las universidades de Reino Unido. Según The Guardian, estaba previsto que se llevaran a cabo protestas en al menos seis universidades el miércoles, incluidas Sheffield, Bristol, Leeds y Newcastle, y se esperaba que otras hicieran lo mismo, en una muestra de solidaridad con los palestinos.

Los estudiantes que protestan también exigen que sus universidades individuales se deshagan de las empresas de armas que suministran a Israel y, en algunos casos, rompan los vínculos con las universidades de Israel.

Si bien el movimiento de protesta en el país en los últimos meses se ha centrado en las marchas masivas organizadas en Londres y otras ciudades, dijo The Guardian, los estudiantes universitarios han organizado sus propias protestas con ocupaciones de edificios universitarios y manifestaciones, que han sido en menor escala y han atraído menos atención.

Miles de estudiantes, que protestan por la participación de Estados Unidos en los combates en Vietnam, avanzan por el centro comercial hacia el Capitolio de Estados Unidos el 17 de abril de 1965, después de una manifestación en el Monumento a Washington. Foto: Archivo

Francia también ha visto manifestaciones estudiantiles en universidades en París, Lyon, Saint Étienne.

Este movimiento estudiantil empieza a recordar por su magnitud a lo que sucedió durante los años sesenta en aquel país durante la Guerra de Vietnam. Como en 1968, cuando los policías intentaron disolver sin éxito a los manifestantes, el epicentro de las protestas tiene lugar en la Universidad de Columbia, donde lejos de alcanzarse una tregua los estudiantes seguirán manifestándose.

En aquella época, los estudiantes consiguieron lo que buscaban y lograron que el movimiento contra la guerra llevara a los líderes políticos a cambiar sus planes y buscar una solución al conflicto, lo que finalmente derivó en la retirada de las tropas estadounidenses de Vietnam en 1973. Ahora, los estudiantes quieren que su país deje de apoyar a Israel en la guerra de Gaza.

#Violentos #desalojos #universidades #EEUU #protestas #propalestinas #expanden #Reino #Unido
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

El complejo camino de la izquierda para recuperar Providencia (y la pugna por aparecer con Bachelet)

Published

on

La carrera es cuesta arriba y lo saben. De cara a las elecciones primarias del próximo 9 de junio, los candidatos por Providencia del pacto que integran los diez partidos del oficialismo junto a la Democracia Cristiana, Contigo Chile Mejor, tienen claro que volver a conquistar el municipio luego de dos períodos de la alcaldesa Evelyn Matthei (UDI) es una tarea compleja.

De todas formas, los cinco candidatos del pacto agotan sus esfuerzos por convertirse en la carta de la izquierda para enfrentar la elección de octubre. En concreto, los aspirantes a llegar a la alcaldía son Pedro Araya (Partido Comunista), Macarena Fernández (Convergencia Social), Giovanka Luengo (Regionalistas Verdes), Bartolomé Reus (Partido Liberal) y María Fernanda Villegas (Partido Socialista).

Tanto en el Frente Amplio (FA) como en el Partido Socialista (PS) consideran que el escenario más realista es que la primaria se defina entre sus candidatas. De Fernández destacan que actualmente es concejala, mientras que entre los socialistas relevan la trayectoria de Villegas: fue ministra de Desarrollo Social durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet.

Justamente la figura de Bachelet fue un elemento de discordia entre ambas candidaturas. Y es que el 7 de mayo Fernández compartió en redes sociales dos fotos junto a la exmandataria que se tomaron cuando se encontraron en la presentación de un libro.

En consideración de la militancia socialista de la exjefa de Estado, el registro no cayó bien en el PS. Como contraofensiva, este martes Villegas y su equipo hicieron circular una foto de ella junto a la exmandataria -y su perro-, que se tomaron en las instalaciones de la fundación Horizonte Ciudadano antes de que Bachelet se fuera de viaje.

“Villegas no se la encontró en un evento, sino que sostuvieron una conversación”, destacan en el PS. La candidata, además, ha tenido instancias para conversar con personeros del Socialismo Democrático, como Francisco Vidal (PPD) y José Miguel Insulza (PS). También con el concejal por Quinta Normal Adriano Castillo, popularmente conocido como Compadre Moncho.

Villegas consiguió el apoyo del PPD, colectividad que empujó la polémica candidatura de Josefa Errázuriz durante la negociación municipal. Dicha propuesta, sin embargo, no resultó. El mismo día que la exalcaldesa anunció que no competiría, el partido que lidera el senador Jaime Quintana hizo público su respaldo a la exministra. También recibió el apoyo del Partido Radical.

Por otro lado, Fernández es una de las grandes apuestas en el FA, cuya candidatura ha sido reforzada por figuras como el diputado Gonzalo Winter. “Es una de las concejalas más mateas, más fiscalizadoras que hemos tenido”, dijo el parlamentario en un video junto a la edil. Dicha publicación fue acompañada con un párrafo donde la candidata planteó que “en mis tres años como concejala, hemos trabajado con el diputado Winter, haciendo fiscalizaciones municipales y apoyando a vecinos”.

Sobre el futuro de la primaria, Villegas afirmó que “la experiencia de haber sido ministra y saber de gestión pública me juega a favor”. Y no solo se refiere a un tema de edad frente a los demás candidatos. “El candidato del Partido Comunista es un señor ya de cierta edad, pero uno puede acumular experiencia y esa experiencia ser negativa”, dijo.

De todas formas, hay más nombres en la cancha. Desde el Partido Liberal, Bartolomé Reus afirmó que “dada la naturaleza electoral de la comuna, el FA y el PS tienen cartas menos competitivas que la nuestra. No es una crítica personal a las candidatas, sino a su falta de presencia ante la solitaria candidatura de la derecha. La única opción que realmente puede competir y ganar, arrebatándole votos a la derecha desde el centro, es la del Partido Liberal”.

Fuera de la pugna entre el PS y el FA, los candidatos del pacto coinciden en que ven posible recuperar Providencia. En las últimas elecciones de la comuna, Matthei se impuso con el 54,86% de las preferencias. Sin embargo, en el plebiscito del año pasado, pese a que la alcaldesa se la jugó por la opción “A favor”, finalmente obtuvo mayoría comunal el “En contra”, con el 51,7% de las preferencias.

En esa línea, Villegas sostuvo que “Providencia dejó de ser un bastión de la derecha. Las últimas elecciones así lo han mostrado. Este es un terreno y un espacio político en disputa. La comuna se aburrió de tener una candidata a la presidencia y requiere de una alcaldesa que esté presente en los temas de la comuna”.

Si bien Matthei anunció que no irá a la reelección, ya escogió a quien, espera, sea su sucesor: el exministro Jaime Bellolio, también militante de la UDI, quien adelantó que pretende convertirse en “el candidato de toda la oposición, incluyendo a Republicanos”.

#complejo #camino #izquierda #para #recuperar #Providencia #pugna #por #aparecer #con #Bachelet
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Aerolínea Gol confirma que su matriz dialoga con Azul

Published

on

La aerolínea brasileña Gol dijo el martes que su empresa matriz Abra Group ha iniciado conversaciones con la aerolínea Azul para “explorar oportunidades”, tras reportes en medios de comunicación a principios de este año que apuntaban a una posible fusión.

Lo último en Pulso

Un posible acuerdo entre Abra Group, un holding de aerolíneas latinoamericano, y Azul “no sería vinculante para Gol”, añadió en un comunicado al regulador del mercado de valores, pero sin entrar en más detalles.

Abra Group se formó en 2022 para combinar la aerolínea brasileña Gol y la colombiana Avianca bajo un holding común controlado conjuntamente por los principales accionistas de ambas firmas. Abra Group es el mayor acreedor garantizado de Gol, según el comunicado.

La semana pasada, Gol y Azul anunciaron un acuerdo de código compartido para conectar sus redes y sus programas de fidelización, una medida que reavivó las especulaciones sobre una posible fusión entre ambas aerolíneas brasileñas.

A principios de año, Gol se declaró en quiebra en Estados Unidos, mientras que Azul negó haber negociado ningún acuerdo con Gol.

#Aerolínea #Gol #confirma #matriz #dialoga #con #Azul
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Columna de Magdalena Vergara: El gatopardo de la “deuda ilegítima”

Published

on

Boric, Jackson, Vallejo y compañía han denunciado la ilegitimidad, sin matices, de la deuda que contraen los jóvenes para acceder a la educación superior. Siguiendo a Fernando Atria entienden la educación superior como un derecho social que solo puede ser garantizado mediante la gratuidad universal. Para aterrizar esta demanda, impulsaron la condonación y término del CAE, con el fin de saldar aquella deuda que, además de “ilegítima”, ahogaba a los deudores. En 2018, la Presidenta Bachelet estableció la gratuidad universitaria, pero no le tocó un pelo al CAE. Así, dicha demanda incumplida quedó como la principal bandera de lucha de este gobierno.

El baño de realidad de llegar a La Moneda y aquellas molestas piedras en el zapato llamadas presupuesto y gasto fiscal, les han traído problemas a sus líderes, pues los pone en la incómoda posición de ver confrontadas sus convicciones. Ante el costo que implica la gratuidad, buscaron impedir que nuevas Instituciones de Educación Superior (IES) se adscribieran a la política. Sin embargo, la ley es clara cuando una institución cumple con los requisitos, sin dejarles otra alternativa que aceptarlas. Así también, han debido reemplazar la idea de condonación universal por una parcial; y el término del CAE, por una modificación. A pesar de mostrar cierta moderación, la retórica de la deuda ilegítima no ha salido gratis.

Por una parte, es la política de gratuidad la que explica que el gasto en educación superior haya aumentado en un 165% desde el año 2013 en adelante; y es la causante, también, de que se invierta más por estudiante matriculado en una institución superior estatal que lo que se invierte en un niño de la educación parvularia o escolar pública. Lo más grave es que la magnitud de la inversión y el escandaloso costo alternativo que esta política ha significado para la educación inicial, ni siquiera ha promovido una mejora en la calidad del sistema terciario, como en algún momento vaticinaron los optimistas. La política de la gratuidad no solo mantiene atoradas y con techo de crecimiento a las IES por la fijación de los aranceles, sino que además permite que instituciones estatales no acreditadas tengan gratuidad. Básicamente, poco se aprendió con el CAE o, peor aún, se ha caído en la lógica de que, dado que la educación que se ofrece es gratuita para quien la recibe, no es demasiado grave que el título ofrecido carezca de valor.

Sin duda era posible mejorar el CAE para lograr un acceso equitativo y permitir el desarrollo de nuestro sistema. Sin embargo, en vez de ello se empecinaron en la gratuidad universitaria, así como en la condonación y término del CAE. Todo para que, a fin de cuentas, el gobierno terminara proponiendo un sistema de financiamiento al que, si bien seguramente no le llamará ni crédito ni deuda, será muy similar a lo que tenemos hoy: uno en que el Estado le prestará al estudiante un monto que éste deberá retribuir una vez terminado sus estudios, según sus ingresos. Un gatopardismo bastante absurdo.

Por Magdalena Vergara, directora de Estudios, IdeaPaís

#Columna #Magdalena #Vergara #gatopardo #deuda #ilegítima
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.