Connect with us

Noticias

¿Es el Simce lo que necesitan las escuelas hoy?

Published

on

Por Teresa Flórez, Universidad de Chile, Alejandra Falabella, UAH, Carmelo Galioto, UOH, Patricia Guerrero, PUC y Verónica López, PUCV

El regreso a la asistencia para las escuelas ha sido complejo. Los relatos que se escuchan desde las escuelas aluden a casos de violencia, maltrato, trastornos psicológicos y pérdida de parámetros de interacción y relación. En este contexto, publicaciones como la reciente editorial de Tercera, que mantiene la importancia de conservar el Simce y donde se señala que en la vuelta a la presencialidad lo que necesitan los colegios es retomar el plan de evaluación. Esta afirmación revela el desconocimiento de lo que realmente necesitan las comunidades educativas: libertad para implementar estrategias integrales de aprendizaje con enfoque en lo socioemocional, para enfrentar los problemas emergentes, protegiendo así la salud mental y emocional de todos sus actores.

Lo último que necesitan las escuelas hoy en día es agregar una evaluación estandarizada, como el Simce, a su carga de trabajo actual. Esto se debe a que sus elevadas consecuencias generan efectos negativos, que serían aún más perjudiciales en el escenario actual. Las críticas a las evaluaciones de gran envergadura, como el Simce, tienen un fuerte sustento científico a nivel internacional y nacional con efectos que aluden al estrés y agobio de las comunidades, la reducción del currículo, el trabajo de aula limitado a la capacitación para responder ítems, la lógica punitiva a la que somete a las comunidades, entre otras. Estos efectos son reconocidos por los actores de las comunidades educativas en diversas encuestas de sus percepciones en la última década (Encuesta CIDE 2012, Encuesta de Realidad Docente del Colegio de Maestros 2018, informes de los Diálogos Temáticos y de la Consulta Pública para la Estrategia Nacional de Educación Pública 2019). Estas fuentes muestran percepciones sobre esta evaluación como descontextualizada y como uno de los factores de mayor presión sobre el trabajo docente, limitando el desarrollo de experiencias lúdicas y reflexivas y mecanizando la enseñanza, que se focaliza en las materias medidas en el Simce. Así lo han señalado también los movimientos sociales y las organizaciones educativas en los últimos años.

Un temor comúnmente aludido entre quienes sostienen que el Simce debe mantenerse es que sin esta evaluación, los docentes estarían enfrentando su trabajo “a ciegas”. Esta afirmación ignora, por un lado, el valor del juicio profesional docente en los procesos de evaluación y reduce el trabajo educativo a una visión mecanicista, que no está de acuerdo con los significados y la especificidad de la acción pedagógica. Por otro lado, la investigación científica acumulada en el país muestra que el Simce no tiene un mayor uso pedagógico en las escuelas. Si lo que se quiere es poder recopilar información sobre brechas y desigualdades, además de evaluar reformas, bastaría con una buena evaluación muestral.

Finalmente, es importante reconocer los procesos de transformación pedagógica y evaluativa que se dieron en diversos contextos escolares durante la pandemia, tal como lo revelan las experiencias compartidas en el Informe de la Mesa Interuniversitaria Covid-19 sobre evaluación formativa en contextos de crisis. Este informe también señala que son las políticas de evaluación las que deben ajustarse, para ser coherentes con la lógica formativa que se promueve para el nivel de aula. En ese sentido, la vuelta a la presencialidad debería aprovechar estas experiencias para empezar a perfilar un horizonte diferente, en lugar de proponer una vuelta a lógicas que antes de la pandemia ya se reconocía como de poca trascendencia para las escuelas. Medidas como mantener la suspensión del Simce para este año, transitar a evaluaciones por muestreo y recuperar el rol de las escuelas en una evaluación contextualizada y formativa, responden a la evidencia y al escenario actual, así como a los desafíos de la formación integral para los futuro .

#Simce #necesitan #las #escuelas #hoy
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Puerto Natales: suspenden licencia de imputado por accidente

Published

on

Este sábado, la Fiscalía de Magallanes y la Antártica chilena informó sobre los resultados de la formalización del presunto responsable de un siniestro vial ocurrido el pasado 20 de febrero.

De acuerdo con lo informado por la fiscal jefe de Puerto Natales, Romina Moscoso el presunto responsable causó lesiones graves a la víctima del accidente.

“La determinación jurídica de los hechos estableció que era conducción de vehículo motorizado bajo la influencia de sustancias psicotrópicas o estupefacientes, con un resultado de lesiones graves”, explicó la fiscal.

Y añadió: “Conforme a ello y a las circunstancias de comisión de este delito, se solicitó al tribunal medidas cautelares. En primer término, la suspensión provisoria de su licencia de conducir, que era de carácter profesional. En segundo término se solicitó el arraigo regional, para asegurar la comparecencia del imputado a los actos del procedimiento”.

Asimismo, se fijó un plazo de siete meses para la investigación del siniestro vial. El tiempo fijado para indagar lo ocurrido, responde a que “es necesario generar un acompañamiento a la víctima en su evolución clínica”.

#Puerto #Natales #suspenden #licencia #imputado #por #accidente
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Senapred solicita evacuar sector Catrianche por incendio

Published

on

La tarde de este sábado, el Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (Senapred) solicitón evacuar el sector Catrianche en Nueva Imperial, Región de La Araucanía, por incendio forestal.

Desde el organismo alertaron a la ciudadanía a través del Sistema de Alerta de Emergencia (SAE).

En la alarma llamaron a “actuar con calma y acatar las indicaciones de la autoridad y de los equipos de respuesta”.

Según informó la Corporación Nacional Forestal (Conaf) el siniestro es de intensidad alta y tiene rápida velocidad de propagación, hasta ahora ha consumido 17 hectáreas de vegetación.

En la contención de las llamas están trabajando un técnico, cinco brigadas, un camión skidder, dos aviones cisterna, un avión Hércules C-130 y un avión de coordinación.

#Senapred #solicita #evacuar #sector #Catrianche #por #incendio
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Noticias

Columna de Diana Aurenque: ¿Por qué permanecer en la ciudad?

Published

on

En Porqué nos quedamos en la provincia, Heidegger justificaba su rechazo a aceptar una cátedra en Berlín, a la vez que proponía una romantizada y cuestionable relación entre filosofía y tierra. Hoy, no hay que estar de acuerdo con él para reconocer que las grandes ciudades han perdido atractivo. Pero, antes de emigrar a provincia, quizás sea razonable preguntarnos por qué permanecer en la ciudad, y no solo por el aumento de los delitos e inseguridad; baste recordar también los altos costos de vida, tiempos de desplazamiento, falta de áreas verdes, etc. ¿Por qué seguir en la ciudad?

Por mucho tiempo, la ciudad fue el lugar paradigmático para el desarrollo del empleo y el comercio; epicentro de una amplia gama de servicios (agua potable, luz, transporte, etc.). Pero, además, era también donde el individuo podía desarrollarse más libremente, optar por formas de vida distintas de las ligadas al origen: estudiar, aprender un oficio o una profesión, contar con posibilidades de desarrollo cultural, científico, artístico… Para Aristóteles, por ejemplo, la polis (ciudad-Estado) era precisamente el lugar donde el ser humano podía desarrollar su posibilidad más propia, a saber, aquella capacidad racional que se nutre de diálogos y reflexiones, que argumenta con otros y se cuestiona sobre los grandes asuntos humanos (y no solo humanos). Es en la ciudad donde surgen academias, bibliotecas, museos y todos esos espacios “civilizados”, es decir, extranaturales.

Aristóteles erraba al pensar que la posibilidad de plenitud excluía a extranjeros, mujeres o niños, o que solo se identificaría con la vida citadina. Con todo, parece aún correcto algo que observó: en ella desarrollamos una capacidad especial.

Para sostener el ajetreo urbano es imprescindible contar con condiciones materiales; con microdosis de naturaleza: un poco de mar, río, montaña, bosque o campo durante las vacaciones, pero también árboles, plantas, animales y otros accesos cotidianos a tierra sin cemento. Pero también debemos desplegar habilidades discursivas. Reencantarnos con la ciudad no pasa solamente por redefinir su arquitectura y diseño en formas más ecológicas y sostenibles; se trata también de recordar el verdadero impacto que tienen en nuestras vidas; redescubrir su valor político en tiempos donde la convivencia social se halla en crisis. La ciudad no es importante solo por ofrecer servicios y bienes de consumo, sino porque constituye un espacio de encuentro e intercambio entre culturas, identidades y credos diversos. Así, la tarea no solo es recuperar las urbes y los espacios públicos como sitios seguros, sin crimen o delincuencia, sino también del olvido de su más genuina característica: ser lugares de pluralidad y libertad; donde convivimos con otros, sin homologarnos y respetando nuestras diferencias. Un espacio político real (lejos de Twitter), una plaza pública que exige poder dialogar cara a cara y ver esos rostros que ríen, lloran o callan. Para no desaprender eso, quizás nos convenga permanecer más -ojalá mejor- en la ciudad.

Por Diana Aurenque, filósofa Universidad de Santiago de Chile

#Columna #Diana #Aurenque #Por #qué #permanecer #ciudad
Si quieres leer el artículo original puedes acceder desde este link:

Artículo Original

Continue Reading

Trending

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.